Carlos Quispe Quispe

Aa
$.-

Lugar de nacimiento:

La Paz, 9 de julio de 1976. Edad al fallecer: 31 años. Estado civil: soltero. Ocupación: era estudiante del quinto año de ciencias de la comunicación y, si bien figuraba como coordinador de la radio, había sido contratado como "practicante universitario".

Lugar de nacimiento: La Paz, 9 de julio de 1976. Edad al fallecer: 31 años. Estado civil: soltero. Ocupación: era estudiante del quinto año de ciencias de la comunicación y, si bien figuraba como coordinador de la radio, había sido contratado como "practicante universitario".

Historia

CARLOS QUISPE QUISPE, Bolivia

Murió como consecuencia de una paliza que recibió, cuando desconocidos asaltaron los estudios de la radio Municipal de Pucarani, a 50 kilómetros de La Paz, Bolivia. Mientras unos delincuentes destruían los equipos de la estación radial (mezcladora de sonidos, computadora de control de emisión, cabina de locución), Carlos Quispe era golpeado y azotado con palos y chicotes. Dos días duró la agonía del estudiante de último curso de Ciencias de la Comunicación, de 31 años, en práctica universitaria.

Todo se había iniciado en la calle como una manifestación contra el alcalde de la ciudad, Alejandro Mamani. Alrededor de unas 300 personas se habían reunido junto al edificio municipal. Entre gritos y consignas el ánimo fue subiendo de tono, de molestia, de vociferantes anónimos cuyas muestras de furia iba in crescendo entre unos y otros. Hasta que invadieron el edificio. La radio quedaba en la planta baja.

Fue un caos cuando la horda ingresó destrozando lo que encontraban a su paso. Un dirigente del Comité de Vigilancia de Pucarani vio al joven reportero y dio el vamos: ¡esta es la boca que habla!, lo acusó a gritos. La gente se le fue encima. Después Julio Quisberth, negó su participación y eludió la citación del juzgado penal de El Alto, que lo sindicaba como principal imputado, desapareciendo de la comunidad. Otros encausados (incluso algunos concejales) fueron acusados por los destrozos, pero no de la muerte de Quispe, y estos confesaron "temor por sus vidas".

El homicidio fue descrito procesalmente como de "investigación demorada" debido a "problemas de jurisdicción": el crimen ocurrió en Pucarani, actuó el juzgado de El Alto, y luego derivado a Achacachi. Cinco fiscales han tenido en sus manos la investigación, pero el crimen se mantiene impune.

La SIP, además de investigar oportunamente los hechos a través de su Unidad de Respuesta Rápida, puso el caso en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un afán de que un pronunciamiento de este organismo influya ante el gobierno de Bolivia para que se haga justicia.

Sumario del Caso

Fecha de la muerte: 29 de marzo de 2008. Cómo y dónde murió: Lo azotaron con palos y chicotes en su lugar de trabajo, la FM 90.7, Radio Municipal de Pucarani, a 50 kilómetros de La Paz, mientras destruían los equipos de la emisora. Entre ellos, la mezcladora de sonido, la computadora de control de emisión y la cabina de locución y operación. Murió dos días después como consecuencia de los golpes. Posibles móviles: una manifestación de 300 personas, organizada por el del Comité de Vigilancia de ese municipio contra el alcalde, Alejandro Mamani Quispe, derivó en la invasión y los destrozos de la radio, que funciona en la planta baja del edificio municipal, y de otras oficinas. Quispe Quispe fue identificado por el vicepresidente del Comité de Vigilancia, Julio Quisberth Quispe, al grito de "¡ésta es la boca que habla!". Presuntos autores/implicados: en un primer momento, Quispe Quisberth, el principal imputado, eludió la notificación para presentarse a declarar ante el Juzgado Primero en lo Penal de El Alto y desapareció de la comunidad en la que vive, Chijasivi. Los otros acusados de los destrozos en general, no de la agresión contra Quispe Quispe en particular, son Efraín Ticonipa, dirigente del Comité de Vigilancia, y los concejales Edwin Huambo Espinoza, Nicolaza Cruz, Rufina Serna y Basilio Poma. Irregularidades en el proceso: En seis meses, el caso pasó por cinco fiscales. El último, radicado en La Paz, pidió declinar en atender el caso "en razón de territorio". A su vez, el abogado de la familia se encuentra frente al dilema de un proceso lento y moroso en el cual no cuenta con apoyo para realizar su labor.

Noticias

Acusan a comerciante por muerte de periodista en Brasil

Reportes

Ejecución sumaria

Procesos Judiciales

Reportero de FM 90.7, Radio Municipal de Pucarani

Compartí

0