Carlos Ortega Melo Samper

Aa
Fecha del asesinato: 3 de mayo de 2009 Cómo y dónde fue asesinado: El domingo 3 de mayo, alrededor de las cinco de la tarde, Ortega Melo Samper regresaba a su casa en su viejo automóvil Chevrolet café, cuando fue interceptado por una camioneta tipo pick up en la que viajaban cuatro hombres, declararon algunos vecinos de la zona. El reportero se bajó para reclamar y lo intentaron subir a la camioneta. Se resistió, se defendió hasta que uno de los hombres empuñó su pistola y disparó en varias ocasiones. Tres balas calibre 40 recibió en la cabeza. Murió instantáneamente. Posibles Móviles: En una de sus últimas columnas publicó una nota en el periódico que denunciaba las condiciones insalubres e irregularidades que prevalecían en el único rastro de Santa María de El Oro y que maneja el gobierno local. Días después el presidente municipal Martín Silvestre Herrera le reclamó muy molesto sobre esa publicación, se hicieron de palabras. El corresponsal denunció lo ocurrido y en una información publicada dos días antes de ser asesinado, relató lo ocurrido con el alcalde y lo responsabilizaba a él y a Juan Manuel Calderón Herrera, encargado de los programas sociales de la municipalidad, de los daños que pudiera sufrir. Además adelantó que daría a conocer irregularidades y acciones de corrupción del agente del Ministerio Público adscrito al municipio, Salvador Flores Triana. Esa información ya nunca apareció en las páginas del diario, en ella estaba trabajando. Sospechosos: Las autoridades señalaron como posible sospechoso, a pocos días del asesinato, a Salvador Flores Triana. En conferencia de prensa no descartaron que se cite a declarar al presidente municipal Silvestre Herrera y a Calderón Guzmán, ante la última nota publicada por el corresponsal. También informaron que las investigaciones abarcarán al crimen organizado y a su profesión como abogado litigante.
$.-
Ficha Personal: CARLOS ORTEGA MELO SAMPER Edad al fallecer: 52 años Cargo: Corresponsal en Santa María de El Oro,para el periódico El Tiempo de Durango. Era abogado de profesión y litigaba distintos casos, por vocación trabajó en diferentes periódicos desde años atrás. Tenía trabajando unos seis meses en El Tiempo de Durango.

Compartí

0