Los crímenes de Honduras

Aa
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha investigado los asesinatos cometidos contra periodistas en el continente, en los que siempre ha habido tardanza en la acción de la justicia, además de irregularidades. En la mayoría de las oportunidades, las diligencias policiales y judiciales quedan paralizadas inexplicablemente, lo que impide dar con los responsables del crimen.
$.-
Sr. Abogado Jorge Alberto Rivera Avilés Presidente de la Corte Suprema de Justicia Tegucigalpa, Honduras Estimado Magistrado Presidente: La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha investigado los asesinatos cometidos contra periodistas en el continente, en los que siempre ha habido tardanza en la acción de la justicia, además de irregularidades. En la mayoría de las oportunidades, las diligencias policiales y judiciales quedan paralizadas inexplicablemente, lo que impide dar con los responsables del crimen. La SIP está empeñada en acabar con esta impunidad, tarea en la cual cuenta con el amplio respaldo de la comunidad internacional, por lo que se permite llamar su atención sobre la muerte de tres periodistas asesinados en el 2009 en Honduras: Bernardo Rivera Paz, muerto en Buena Vista, Copán; Santiago Rafael Munguía, acribillado en San Pedro Sula; y Gabriel Fino Noriega, en Atlántida. Los tres crímenes permanecen impunes. No hay sospechosos presos. La policía no ha logrado establecer responsabilidades. Solicitamos, Señor Presidente, su intervención para que los respectivos procesos no se detengan hasta que todos los responsables de estos crímenes sean castigados y que esas muertes no se conviertan en otro dato estadístico más de asesinatos irresueltos en el continente, en particular en Honduras.

Compartí

0