22 septiembre 2015

Ley de Prensa Panamá: Excep. a la libertad de expresión

Aa
$.-
I. Difamación, Injuria y CalumniaA. Difamación / Injuria / Calumnia

Codigo penal: http://www.gacetaoficial.gob.pa/pdfTemp/25796/4580.pdf

Codigo penal 2008:

http://www.asamblea.gob.pa/APPS/LEGISPAN/PDF_NORMAS/2000/2008/2008_561_0030.PDF
En la actualidad el Código Penal panameño, consagra en su Título III los llamados Delitos contra el Honor, que son la calumnia y la injuria. La calumnia, esto es, atribuir falsamente a una persona la comisión de un hecho punible, es sancionado con pena de 90 a 180 días multa. La injuria, tipificada como la ofensa a la dignidad o decoro de una persona mediante escrito o por cualquier forma, es sancionada con 60 a 120 días multa.

Cuando cualquiera de ambos delitos sean cometidos a través de un medio de comunicación social, la pena aplicable se incrementa entre 18 a 24 meses de prisión en el caso de la calumnia y de 12 a 18 meses de prisión en el caso de la injuria.

La legislación penal vigente en Panamá, igualmente sanciona con pena de 18 a 24 meses de prisión al que publique o reproduzca por cualquier medio las ofensas al honor inferidas por otro.

El Código penal también establece que el acusado de calumnia quedará exento de pena, probando la verdad de los hechos imputados. Al acusado de injuria, solo se le admitirá pruebas sobre la verdad de sus afirmaciones, cuando estas vayan dirigidas contra servidores públicos, corporaciones públicas y privadas, en razón de los actos relativos al ejercicio de sus funciones, siempre y cuando no se refieran a la vida conyugal y privada del ofendido.

El Artículo 178 del mismo ordenamiento penal, establece que no constituyen delito contra el honor, entre otras situaciones, las discusiones, críticas y opiniones sobre los actos u omisiones oficiales de los servidores públicos, relativos al ejercicio de sus funciones, así como la crítica literaria, artística, histórica, científica o profesional.

A partir del 8 de mayo del año 2008, debe entrar a regir un nuevo Código Penal, en el que se han dado algunos cambios en materia de Delitos Contra el Honor.

Se mantienen tipificadas la Calumnia y la Injuria en términos similares al Código vigente. Las sanciones agravadas cuando la calumnia o la injuria sean proferidas a través de un medio de comunicación social oral o escrito o utilizando un sistema informático, serán de doce a dieciocho meses de prisión o su equivalente en días multa para la calumnia y de seis a doce meses de prisión o su equivalente en días multa para la injuria.

El Artículo 302, incluye una novedosa disposición, que se considera el primer paso en el camino de la despenalización de la calumnia y la injuria, según las recomendaciones del Sistema Interamericano de Protección de Derecho Humanos. Cuando los supuesto ofendidos por calumnia e injuria, sea alguno de los servidores públicos de que trata el Artículo 304 de la Constitución Política (El Presidente y Vicepresidente de la República, los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, de los Tribunales Ordinarios y Especiales, El Procurador General de la Nación y el de la Administración, los Jueces, los Ministros de Estado, el Contralor General de la República, el Presidente de la Asamblea Nacional, los Magistrados del Tribunal Electoral, los Magistrados del Tribunal de Cuentas, el Fiscal General Electoral, el Defensor del Pueblo, los Directores Generales, Gerentes o Jefes de Entidades Autónomas, los Directores Nacionales y Provinciales de los Servicios de Policía, y empleados o funcionarios públicos de manejo conformo al Código Fiscal) funcionarios de elección popular o gobernadores, no se impondrá sanción penal, lo cual no excluye la responsabilidad civil derivada del hecho.

En el Nuevo Código Penal, igualmente se derogan disposiciones consideradas como restrictivas a la libertad de expresión, incluidas en los Artículos 307 y 308 del Código vigente, según las cuales el que ofenda o ultraje públicamente al Presidente de la República o quien lo sustituya en sus funciones, es sancionado con prisión de 6 a 10 meses y de 20 a 50 días multa en el caso del 307 y el que vilipendie públicamente a uno de los Órganos del Estado, es sancionado con prisión de 6 meses a 1 año y de 50 a 100 días multa en el caso del 308.

II .Desacato

Ley 22 http://www.asamblea.gob.pa/APPS/LEGISPAN/PDF_NORMAS/2000/2005/2005_542_1778.PDF

Constitución: http://pdba.georgetown.edu/Constitutions/Panama/panama.html

Codigo penal 2008: http://www.asamblea.gob.pa/APPS/LEGISPAN/PDF_NORMAS/200 0/2008/2008_561_0030.PDF

Las normas de desacato fueron derogadas mediante la Ley 22 del 29 de junio de 2005. Igualmente la base constitucional de las normas de desacato, fue eliminada del Artículo 33 de la Constitución Política, a partir de la reforma introducida mediante el Acto Legislativo N ° 1 de 2004.

III. Privacidad – Derecho a la honra, a la intimidad, a la propia imagen

Codigo penal: http://www.gacetaoficial.gob.pa/pdfTemp/25796/4580.pdf

Constitución: http://pdba.georgetown.edu/Constitutions/Panama/panama.html

Codigo penal 2008: http://www.asamblea.gob.pa/APPS/LEGISPAN/PDF_NORMAS/2000/2008/2008_561_0030.PDF

1. Derecho a la honra, a la intimidad, a la propia imagen.

Los tres derechos están consagrados en la legislación panameña y su protección incluye la esfera penal.

Como se vio anteriormente, el derecho a la honra está consagrado en la Constitución Política, que en su artículo 37 señala que toda persona puede emitir libremente su pensamiento, pero sujeto a las responsabilidades legales cuando se atente contra la reputación o la honra de las personas. Ya vimos que esa responsabilidad está consagrada tanto en la vía penal, a través de la tipificación de la calumnia y la injuria, como en la vía civil, mediante el proceso por daños y perjuicios.

El derecho a la intimidad o a la privacidad, está también consagrado tanto en la Constitución como en el Código Penal. En efecto, el artículo 26 de la Carta Política, como vimos anteriormente, consagra la inviolabilidad del domicilio o residencia. Igualmente el artículo 29 de la Constitución, consagra la inviolabilidad de la correspondencia y documentos privados. El mismo artículo consagra también la inviolabilidad de las comunicaciones privadas y preceptúa que las mismas no podrán ser grabadas sino en virtud de mandamiento de la autoridad competente. La Corte Suprema de Justicia, en fallo reciente ha dictaminado que únicamente los jueces pueden ordenar la intercepción y grabación de conversaciones telefónicas privadas.

Por su parte los capítulos V y VI del Código Penal vigente, desarrollan los preceptos constitucionales esbozados, tanto para la inviolabilidad del domicilio como para la inviolabilidad de la correspondencia y las conversaciones privadas.

Codigo de la Familia:

http://www.legalinfo-panama.com/legislacion/familia/codfam_index.htm

En relación con el derecho a la propia imagen, el Código de la Familia, en su artículo 577 establece que "Toda persona tiene derecho exclusivo sobre su propia imagen, la que no podrá ser reproducida públicamente, en forma alguna, sin el consentimiento de su titular, aun cuando hubiese sido captada en lugar público. Se exceptúa de lo anterior las imágenes que se difundan con fines noticiosos, de interés público o cultural, con base en el respeto a la dignidad humana".

El artículo 578 del Código de la Familia establece que "Quien sin permiso divulgue hechos relativos a la vida privada, personal o familiar de una persona que, sin ser calumniosos o injuriosos puedan causarle perjuicios u ocasionarle graves molestias a ésta, será sancionado, previo el cumplimiento del procedimiento común u ordinario establecido en este Código, con quince (15) días-multa por el juez de familia o el juez de menores, según sea el caso, si mediare demanda del afectado."

2. Personas públicas vs. Personas privadas.Codigo penal 2008

http://www.asamblea.gob.pa/APPS/LEGISPAN/PDF_NORMAS/2000/2008/2008_561_0030.PDF

En la legislación nacional panameña no ha habido distinción en materia de normas sobre libertad de expresión, entre las personas particulares y los servidores públicos o personas que voluntariamente se han inmiscuido en asuntos de interés público.

Sin embargo, como se vio anteriormente, a partir del 8 de mayo de 2008, en el nuevo Código Penal, se incorpora una norma que por primera vez establece que en materia de injuria y calumnia no habrá lugar a sanción penal, cuando los afectados por la conducta tipificada sean algunos de los funcionarios listados en el artículo 304 de la Constitución Política.

Código de la Familia Ibidem.IV. Buenas costumbres: Menores, obscenidad

Constitución: http://pdba.georgetown.edu/Constitutions/Panama/panama.html

Al igual que en la mayoría de legislaciones latinoamericanas, en la panameña también se consagran normas que tienen que ver con la moralidad pública, las buenas costumbres e incluso la moral cristiana. El artículo 35 de la Carta Política preceptúa: "Es libre la profesión de todas las religiones, así como el ejercicio de todos los cultos, sin otra limitación que el respeto a la moral cristiana y al orden público. Se reconoce que la religión católica es la de la mayoría de los panameños".

El artículo 39 de la Constitución, establece que: "Es permitido formar compañías, asociaciones y fundaciones que no sean contrarias a la moral o al orden legal".

El artículo 40, consagra el derecho de toda persona, de ejercer libremente cualquier profesión u oficio, sujetos a los reglamentos que establezca la Ley en lo relativo a idoneidad, moralidad, previsión y seguridad sociales, colegiación, salud pública, sindicación y cotizaciones obligatorias.

Con relación a la protección especial a los menores, el artículo 489 del Código de la Familia consagra entre los derechos de los menores, el de ser "protegido contra injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio, su honra o su reputación"

Constitución Política de la República de Panamá Ibidem. Código de la Familia.

Compartí

0