GUATEMALA

Aa
$.-

Informe ante la 71ª Asamblea General

Charleston, Carolina del Sur

2 al 6 de octubre de 2015


El país se encuentra sumergido en un proceso electoral sin precedentes y aunque existe un clima de libertad de prensa en términos generales, aún se sufre por los ataques legales de parte de las autoridades y peor aún, por los candidatos presidenciales que disputan la Presidencia.

La mayor violación ocurrió el 10 de marzo cuando fueron asesinados Danilo López, corresponsal de Prensa Libre, y Federico Salazar, corresponsal de Radio Nuevo Mundo, en la ciudad de Mazatenango, departamento de Suchitepéquez, a 150 kilómetros de la ciudad de Guatemala. En el mismo ataque resultó herido de gravedad Marvin Israel Túnchez, presentador de informativos de Canal 30.

El Ministerio de Gobernación confirmó que el atentado iba dirigido a López, quien meses antes había denunciado hostigamiento, amenazas y presiones de parte de autoridades ediles del departamento incómodas por el trabajo de investigación del periodista. Aunque fueron arrestadas dos personas, la agresión no ha sido investigada por las autoridades de manera adecuada.

Hoy el gobierno está compuesto por el presidente Alejandro Maldonado y el vicepresidente Alfonso Fuentes Soria, un gobierno de "transición" que entregará el poder el 14 de enero 2016. Este gobierno surgió después de que renunciaran el presidente Otto Pérez Molina y la vicepresidenta Roxana Baldetti, tras la publicación de dos informes de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, CICIG, que los relacionó con una red de corrupción aduanera.

El informe contra Baldetti fue presentado el 16 de abril, fecha a partir de la cual se empezaron a realizar manifestaciones públicas que lograron su renuncia. Ella se encuentra en la cárcel en espera de que se decida si va a juicio.

El segundo reporte que relaciona al ex presidente Pérez Molina generó manifestaciones masivas en la capital y principales ciudades del país. Causó además que la gente común no permitiera que los actos de corrupción queden impunes. Personajes públicos, como abogados y artistas, se vieron obligados a dejar cargos o privilegios, por la presión ciudadana.

Otro informe presentó – por primera vez- con nombres y apellidos, la corrupción que impera a nivel de medios de comunicación, específicamente los controlados por Ángel Remigio González, que incluye los cuatro canales de televisión abierta y una amplia red de radioemisoras. Se les mencionó como patrocinadores de los gobiernos de turno y partidos políticos que mejor sirven a sus intereses. El mayor beneficiario fue el partido Libertad Democrática Renovada Líder, de Manuel Baldizón.

En este año electoral el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no pudo controlar al partido Líder de Baldizón quien rompió los techos de inversión publicitaria electoral y se negó a suspender las actividades de campaña, en violación a los mecanismos de control de ese tribunal.

Esto generó que el público en general, especialmente de clase media, rechazara a dicho partido. Muchas personas se presentaron a las reuniones o mítines del partido para protestar, situación que derivó en agresiones por parte del personal de seguridad y/o seguidores del partido hacia los manifestantes.

Baldizón, propietario de una revista, un canal de cable, un periódico y diversas empresas distribuidoras de señal de cable en el interior del país, hizo bloquear canales en su señal de televisión y radio cuando se transmitían noticias u opiniones que no le eran favorables.

En la primera ronda de las elecciones presidenciales del 6 de septiembre Baldizón quedó tercero en el conteo de votos y renunció luego a su carrera política.

Los ataques legales de Baldizón también afectaron a la prensa independiente. Demandó al director del periódico regional El Quetzalteco, quien publicó una nota en contra de una pauta de televisión contratada por dicho candidato. Esta pauta presentaba falsedades que fueron evidenciadas en el periódico. El caso fue desestimado por el Ministerio Público en agosto.

Baldizón demandó también a Juan Luis Font, director del noticiero de Canal Antigua y la revista Contra Poder, quien ha recibido al menos nueve denuncias judiciales en su contra, todas de ellas penales y ninguna enmarcada dentro de la Ley de Emisión del Pensamiento de Guatemala, atribuyéndole delitos como amenazas, soborno de personas con función pública, cohecho, lavado de dinero, coacción, tráfico de influencias y extorsión. También atacó al comentarista de dicho canal y columnista de Prensa Libre Pedro Truijillo. En ambos casos, la causa inicial de estas agresiones radica en la publicación de información mediante la cual se demostró que Baldizón habría plagiado su tesis doctoral, así como un libro que copió información de internet y lo vendió como de su autoría.

En su denuncia, Font explica que desde el año 2014 ha sido objeto de publicaciones ofensivas, insultantes y falsas por parte del conjunto de medios Canal de TV por cable NTV, diario La Nación, semanario La Tribuna y revista Es Primicia. "Aunque de manera formal no existe una relación de propiedad, y Baldizón rechaza todo vínculo, esos medios reflejan que su agenda de contenidos ha servido a los intereses del ex candidato presidencial".

También dice Font que ha sido objeto de una campaña de descrédito en los noticieros de televisión del sistema monopólico de televisión abierta en Guatemala, canales 3, 7, 11 y 13, aliados durante el proceso electoral con Baldizón. La cadena de radio Sonora, que forma parte del mismo conglomerado de medios, ha dedicado largas horas para desprestigiarlo en base a denuncias espurias planteadas ante el Ministerio Público por seguidores y allegados a Baldizón.

Compartí

0