Canadá

Aa
Reunión de Medio Año
Punta Cana, República Dominicana
8 a 11 de abril de 2016
$.-

Uno de los primeros pronunciamientos de Justin Trudeau, una vez elegido primer ministro, fue expresar su apoyo a la libertad de prensa. "He hecho de la libertad de prensa un principio y un valor... Un medio de comunicación fuerte e independiente constituye un componente esencial de una democracia fuerte y vibrante ... El principio de la libertad de prensa es importante para mí y para el gobierno'', dijo en una conferencia de prensa en noviembre.


Trudeau hizo estas declaraciones luego de cuestionamientos surgidos a raíz de investigaciones de la Policía Montada del Canadá sobre la fuente de filtraciones de documentos del gobierno a periodistas y del balance hecho por la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) sobre la libertad de prensa y de información en el país durante el gobierno presidido por Stephen Harper.

Durante el período había ocurrido, según el RSF, una "restricción sistemática de la libertad de movimiento de los fotógrafos de prensa y limitación de su acceso al primer ministro para entrevistas o incluso durante eventos de prensa".

En opinión de la organización PEN Canadá, uno de los puntos preocupantes de la agenda del nuevo gobierno sobre libertad de expresión es la necesidad de revisar, si no de derogar, una pieza aprobada por la legislatura, la Ley contra el terrorismo, también conocida como la Ley C-51. Dicha ley amplió la autoridad de los organismos gubernamentales para compartir con facilidad información sobre personas. Las organizaciones de libertad de prensa se cuentan entre los que critican el alcance de la ley.


PEN Canadá también ha instado al gobierno a reforzar la legislación de acceso a la información. Además, en un comunicado publicado en noviembre, declaró que las leyes de difamación civil de Canadá "posibilitan que los actores pudientes inicien demandas estratégicas contra la participación del público... para sofocar las críticas de sus actividades". Las jurisdicciones de Ontario y Quebec son las únicas hasta ahora en haber adoptado una legislación contra esas demandas.



En febrero el periodista y activista Mohamed Fahmy, quien había trabajado para Al Jazeera en Egipto, donde fue detenido y encarcelado, propuso que el gobierno adoptara una nueva carta de protección para aumentar la intervención y el apoyo de Canadá a ciudadanos y periodistas detenidos o encarcelados en el extranjero. La propuesta fue aprobada oficialmente por la organización Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE).

La Corte Suprema de Justicia de Ontario ordenó en marzo que el periodista de Vice News Ben Makuch entregar comunicaciones privadas con una fuente. Según el Comité de Protección de Periodistas (CPJ), ello "sienta un precedente negativo para la libertad de prensa".


La fuente era Farah Shirdon, un ciudadano canadiense de quien se dijo había viajado a Siria e Irak para unirse al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS). Según informes de prensa, Shirdon fue acusado en ausencia de integrar un grupo terrorista y participar en sus actividades.

Compartí

0