Haití

Aa
72 Asamblea General
13 al 17 de octubre de 2016
Ciudad de Mexico, Mexico
$.-

El país sigue sumergido en la incertidumbre electoral y política que afecta el libre ejercicio de las libertades fundamentales, mientras que los periodistas y los medios de comunicación se ven perjudicados por los severos problemas económicos y sociales, los que los enfrenta a limitaciones para ejercer el oficio.


En su edición 2016 de la clasificación mundial de la libertad de prensa, Reporteros Sin Fronteras ubicó a Haití en la posición 53 de entre 180 países. La organización concluyó que los periodistas haitianos carecen de recursos financieros y se les dificulta el acceso a la información. Agrega que a pesar de los cambios en las leyes de prensa, los periodistas continúan siendo víctima de intimidación y de violencia física.


El 6 de junio el Estado invalidó las elecciones del 25 de octubre de 2015 tras la recomendación de la Comisión Independiente de Evaluación y Verificación, que detectó posibles casos de fraude en los comicios.


La anulación de la votación fue repudiada por observadores electorales de la Unión Europea, de la Organización de los Estados Americanos y de instituciones internacionales que verificaron los comicios y consideraron las alegaciones de fraude como poco probadas.


Entretanto, el presidente Michel Martelly (2011 – 2016) concluyó su mandato en febrero sin que se hubiese ratificado a un sucesor, y el presidente del Senado, Jocelerme Privet, fue nombrado presidente interino. El mandato provisional de Privet expiró el 15 de junio, pero permaneció en el cargo como presidente de facto, debido a que la Asamblea Nacional se negó a reunirse para nombrar a un sustituto.


En junio, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresó su profunda preocupación por la falta de continuidad institucional que "afecta la vigencia efectiva de los derechos humanos" en Haití.


La primera vuelta de las elecciones presidenciales y legislativas, pautada para el 9 de octubre de 2016, fue suspendida por los graves daños causados en el sur del país por el huracán Matthew tras su paso el 3 de octubre, que dejó cerca de 500 muertos.


Ante la inestable situación política y las denuncias de corrupción, el gobierno se expone al retiro de la asistencia financiera de sus principales donantes para la recuperación del país afectado ahora por el huracán Matthew y todavía por los efectos del terremoto de enero de 2010, en el que murieron más de 200.000 personas y alrededor de 1,5 millones quedaron sin hogar.

Compartí

0