Chile

Aa

Reunión de Medio Año

Antigua Guatemala, Guatemala

31 de marzo - 3 de abril de 2017

$.-

Durante este período preocupan reformas en materia legislativa que amenazan la libertad de prensa.

El proyecto de ley que modifica el Código del Trabajo limita la jornada ordinaria de labor en medios de comunicación. El Colegio de Periodistas y los parlamentarios que patrocinaron esta iniciativa insisten en una jornada de trabajo de 45 horas semanales. Esto implica un menoscabo para los periodistas, tanto en sus remuneraciones como en su libertad laboral y una restricción a las empresas editoriales, al coartar su derecho a organizar el trabajo periodístico de la manera más conveniente. Las autoridades competentes (ministra del Trabajo) se han negado a reunirse con la Asociación Nacional de la Prensa.

Los parlamentarios continúan con el proyecto de ley sobre derecho al olvido como beneficio para una persona que quiera exigir su eliminación de publicaciones. El derecho al olvido no está recogido en la legislación; sólo está amparado por la ley la posibilidad de borrar un dato personal de alguien que figure dentro de una base de datos o fichero que se encuentre disponible en la red. Los medios, al no ser bases de datos, tal como se reconoce en la Ley de Protección de Datos Personales, no tienen la obligación de borrar noticias o hechos noticiosos.

Un proyecto de ley apunta a resguardar la vida privada, la honra e imagen de niños y de mujeres que se encuentren en situación de vulnerabilidad, en especial aquellos que han sido objeto de violencia. En otro proyecto de ley se pretende hacer responsable al medio de comunicación, mediante multas, por los avisos publicitarios que denigren a la mujer.

Una de las reformas que más preocupa es la de la Constitución Política de la República que intenta impulsar el actual Gobierno a través de los "Diálogos Ciudadanos Autoconvocados", ya que no se han dado muestras de que la propuesta contenga requisitos a favor de la libertad de prensa.

Para fundamentar el ejercicio libre e independiente del periodismo, la nueva Carta debería reconocer y proteger el derecho a expresar las ideas y opiniones libremente y a difundir o comunicar estas en los medios o de la manera que cada persona estime conveniente, sin límites, ni orientaciones, ni censura previa.

Compartí

0