Aa
También deploró el asesinato en México del periodista Cándido Ríos del Diario de Acayucan.
$.-
Miami, 25 de agosto – La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) rechazó la eliminación en Venezuela de las transmisiones de los canales colombianos RCN y Caracol Televisión y aseguró que esto confirma que el gobierno del presidente Nicolás Maduro ha tomado "la forma oscura de una dictadura que desprecia la libertad de prensa y el pluralismo democrático".

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock, subrayó que en los últimos años el gobierno de Maduro ha sacado del aire la señal de seis canales extranjeros por su cobertura del incesante deterioro que observa la situación política y social en Venezuela, lo que el régimen de Maduro considera desfavorable para el oficialismo.

La supresión de RCN y Caracol Televisión se suma a las de CNN en Español, NTN24 y Todo Noticias e Infobae de Argentina.

"Exigimos al gobierno venezolano que revierta cuanto antes esta tendencia de atropello contra medios nacionales e internacionales y que deje de exhibir al mundo la forma oscura de una dictadura que desprecia la libertad de prensa y el pluralismo democrático", aseguró Rock.

Por otra parte, la SIP lamentó el asesinato del periodista Cándido Ríos del Diario de Acayucan, en el estado mexicanio de Veracruz, el noveno que se registra este año en México.

"Nos enteramos de este asesinato cuando asistíamos a una audiencia histórica en búsqueda de justicia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el caso del periodista colombiano Nelson Carvajal asesinado hace 19 años. La lucha contra la impunidad en los crímenes contra periodistas parece que no terminará nunca en nuestro hemisferio", aseguró Rock, director del portal de noticias La Silla Rota de Ciudad de México.

Reportes oficiales han indicado que Cándido Ríos fue alcanzado por balas durante un ataque emprendido por sicarios contra un conocido líder del narcotráfico en la región y su escolta. El periodista no habría sido el objeto de este ataque, pero su familia y colegas alegan que el diarista había sido amenazado por un ex alcalde, lo que incluso llevó a que recibiera la protección del mecanismo creado por el gobierno federal en estos casos. La SIP estima que las indagatorias deben seguir siendo profundizadas para dar con los responsables, en un entorno de grave impunidad sobre este tipo de hechos.

Compartí

0