Respuesta efectiva de medios ante paso del huracán Irma

Aa
La prensa local transmitió e informó de manera continua antes, durante y después del paso del poderoso ciclón.
$.-

Los medios de comunicación en el estado de Florida estuvieron transmitiendo e informando de manera continua antes, durante y después del paso del poderoso huracán Irma. Muchos de los servicios por los cuales se suele pagar, fueron puesto a disposición de los ciudadanos de manera gratuita.

El presidente de la SIP, Matt Sanders, elogió la determinación de los medios de comunicación y periodistas de la Florida y de todos los países del Caribe, que "pese a las adversidades personales y los problemas de infraestructura han hecho y siguen haciendo lo imposible para mantener la información fluyendo y sirviendo a sus comunidades en momentos de necesidad como esta".

Así ocurrió con los diarios El Nuevo Herald y The Miami Herald, propiedad de la compañía McClatchy, que permitieron el acceso gratuito a todo su contenido en internet durante la emergencia. "Para garantizar el flujo de información, muchos de los periodistas se encerraron en la redacción, trabajando largos turnos y durmiendo sobre el suelo en colchones de aire o bolsas de dormir, actualizando constantemente las páginas de elNuevoHerald.com y Miamiherald.com", explicaron.

La compañía de cable e internet Comcast también ofreció acceso gratuito, clientes o no, a su señal de Wi-Fi en Florida. Los residentes y personal de emergencias en el sur de Florida que perdieron el servicio de internet a causa del huracán podían conectarse a algunos de los 137.000 puntos de acceso (hotspots) Wi-Fi Xfinity sin costo alguno.

Los principales canales locales de televisión se enlazaron con las radioemisoras para transmitir su señal aún después del masivo corte del servicio eléctrico a causa del ciclón.

La oficina de la SIP está localizada en el edificio que alberga a los periódicos El Nuevo Herald y The Miami Herald en Doral, ciudad que igual que el resto de Miami, sufrió los embates del huracán, cuyos fuertes vientos derribaron numerosos árboles, anegaron calles, afectaron la infraestructura y dejaron a más de seis millones de abonados (unas 13 millones de personas) sin servicio de energía eléctrica, en medio de temperaturas que ascienden a unos 90 grados Fahrenheit (32ºC) y con alta humedad. Al menos en el caso del personal de la SIP los daños a sus viviendas no fueron de gravedad.

En su paso por el Caribe el huracán Irma causó destrozos en Barbuda, San Bartolomé, San Martín, Anguila, Islas Vírgenes de EE.UU. y Gran Bretaña; Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Bahamas y Cuba.

Otra información:

Cómo acercarse a las víctimas de desastres


Compartí

0