06 noviembre 2015

Robert Cox: "Este Gobierno es anti-libertad de expresión"

Aa
$.-
Alejandro Alfie

Es un mito viviente. El inglés Robert "Bob" Cox fue uno de los pocos que publicó noticias sobre los crímenes de la dictadura en un diario de la Argentina, en el momento que ocurrían. Lo hizo en The Buenos Aires Herald, donde era su director. Eso permitió salvar vidas, pero lo forzó al exilio. Se radicó en Charleston (EE.UU.) donde llegó a ser presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Pero "Bob" siempre vuelve. Está en Buenos Aires, y hoy a las 11 va a participar de un panel sobre periodismo de investigación, en el X Congreso de Periodismo FOPEA. Para esta entrevista, recibió a Clarín en el departamento del que tuvo que marcharse el 17 de diciembre de 1979.

–Usted es muy reconocido por el valor que tuvo durante la dictadura. ¿Qué mensaje le dejó haber pasado por esa situación?

–Yo sé qué pasa cuando el periodismo no está; cuando está limitado pasan cosas terribles. Hay que dejar a un lado las ideas políticas y solamente informar. Se puede opinar, pero sin distorsionar la información.
–¿Cómo ve al periodismo argentino en la actualidad?

–Hay dos campos, eso es terrible. La idea de los periodistas militantes es totalmente ridícula y va en contra del periodismo. Yo sé cómo es un país sin periodistas, porque durante la dictadura era un país sin periodismo, mataron 110 periodistas.

–Ahora se discute mucho sobre el rol del periodismo militante...

–Voy a tomar un ejemplo: Horacio Verbitsky ha hecho mucho bueno, su trabajo ha sido excelente. Pero yo estaba esperando que Verbitsky haga lo mismo que hizo durante el tiempo de Menem. Y no. Para él todo lo que hace el Gobierno es una maravilla o sino hay que taparlo. Es imposible.

–Usted fue un par de veces a 6-7-8.

–Me dí cuenta que era una maquinaria de mentiras, verdades parciales o solo sus ideas. Hay ataques contra personas, especialmente los periodistas, tomando frases fuera de contexto para que ellos puedan aparecer malos. Es propaganda.

–¿Le llamó la atención la agresividad en los medios públicos?

–No son independientes. No tienen que ser parte del Gobierno. Ha tenido mucho valor lo que han hecho los diarios de parar las intenciones antidemocráticas del Gobierno, informando. Tuve mucho temor que el Gobierno entrara en Clarín con la Gendarmería. Estoy a favor de la ley de medios, pero al final la idea del Gobierno era usarla para cerrar, silenciar las voces que no estaban acordes con ellos. Magdalena (Ruiz Guiñazú), por ejemplo: ¿cómo es que hicieron un juicio en Plaza de Mayo hablando mal de Magdalena, que era una heroína en ese momento? ¡Terrible!

–Hace unos años usted volvió a escribir en el Herald.

–Hice unas colaboraciones. Pero después el diario... Mejor no hablar de eso. El diario está en manos de Cristóbal López.

-¿Cómo ve la relación entre el Gobierno, los medios y el periodismo?

–Es un gobierno anti–libertad de expresión. El periodismo puso límites informando sobre la corrupción en el Gobierno. La Presidenta nunca dio una conferencia de prensa. Yo voy a firmar una carta con otros periodistas pidiendo a Scioli y Macri que las hagan. Hoy no hay diálogo entre el Gobierno y el periodismo. Es porque ella tiene odio a los periodistas o a parte de ellos.

–¿Cuál es su expectativa con el cambio de gestión?

–Los periodistas van a exigir al nuevo presidente, a los ministros y a los gobernadores que muestren respeto por el periodismo, porque es una forma de mostrar respeto a la gente, al pueblo. Al final, la gente va a huir de los periodistas militantes, eso también va a cambiar.

Compartí

0