Periodistas y medios ecuatorianos informan y combaten la crisis sanitaria

Aa
Artículo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP).
$.-

La crisis sanitaria del coronavirus, conocida también como COVID-19, es un hecho lamentable que cambió las actividades cotidianas en todo el mundo. Los periodistas de los medios de comunicación no han sido la excepción. La preparación profesional de los comunicadores y la tecnología que disponen los medios del Ecuador ha permitido que la población esté informada de manera oportuna y, sobre todo, con noticias verdaderas, lo que ha marcado una diferencia sustancial en medio de una vorágine de información que circula principalmente en las redes sociales.

Las redacciones de los periódicos ya no son las mismas en esta crisis sanitaria. Lucen desiertas, pero eso no significa que los periodistas hayan dejado de laborar, todo lo contrario, la mayoría ha montado su oficina desde su casa y así las entrevistas e investigaciones continúan para mantener informada a la población.

Evitar el contacto entre las personas, seguir las recomendaciones de quedarse en casa, ha determinado que se aprovechen todos los medios tecnológicos que se disponen en la actualidad, es así que los comunicadores cubren la información que se generan en ruedas de prensa virtuales que emite el Gobierno Nacional todos los días; de esta manera, los ciudadanos tienen la información actualizada en tiempo real, información que es difundida en los medios digitales que todos los medios de comunicación disponen.

De la misma manera, la información que generan organismos estatales como el Consejo Nacional Electoral o la Asamblea Nacional es cubierta a través de las plataformas virtuales, de tal manera que el flujo de información no se ha visto afectado.

Los temas especiales, que realizan los medios impresos no han dejado de publicarse. Como siempre ha caracterizado a este tipo de trabajos se observa una variedad de fuentes que han sido obtenidas por diversas vías, teléfono, cables internacionales, entre otras.

La crisis ha obligado que directores y editores de los medios de comunicación destinen más personal para la cobertura informativa de mayor interés, esto con el fin de que la población tenga una información integral de lo que ha significado esta crisis sanitaria en todos los ámbitos: salud, economía, social, cultural e incluso deportivo.

Es oportuno reconocer el compromiso que han adoptado los medios de comunicación nacional con su público. Los periódicos, por ejemplo, han dedicado dos portadas de sus emisiones diarias con mensajes tan importantes como quedarse en casa para evitar que el virus letal siga propagándose.

Los medios de comunicación impresos y radiales han logrado en gran medida precautelar a su personal, y en especial a sus periodistas que están en contacto directo con la gente, la tecnología así lo ha posibilitado. No obstante, los reporteros que trabajan en televisión tienen una dinámica diferente, trabajan con la imagen y eso requiere que tienen que salir a la calle, a mismo lugar de los hechos, a realizar las coberturas informativas.

Se ha tornado común observar a los reporteros de televisión realizar su trabajo adoptando las medidas necesarias para evitar contagiarse del COVID-19. El uso de mascarillas y de guantes es obligatorio mientras entrevistan a autoridades o a ciudadanos en las plazas y avenidas de las ciudades.

Al igual que los medios impresos los noticieros de televisión han redoblado esfuerzos para informar sobre la crisis sanitaria que vive el Ecuador y el mundo, casi todo el personal está destinado a reportar sobre ese tema. Su trabajo no ha parado, incluso los fines de semana han creado emisiones en horarios especiales para informar a la ciudanía.

Hasta el momento, 24 de marzo 2020, no se ha reportado el contagio por CPVID-19 de ningún periodista o trabajador de los medios de comunicación. El trabajo oportuno y veraz no se ha detenido y ha permitido que la ciudadanía esté informada de manera oportuna y sobre todo creíble, pues si hay un elemento que distingue a la información generada en los medios de comunicación, por periodistas profesionales, versus redes sociales, es la credibilidad, es un bien intangible que únicamente tienen los medios de comunicación.

La tarea es imparable, no hay horario para los trabajadores de la comunicación que en estos momentos contribuyen con brindar una información oportuna a la población, información que contribuye a vencer al COVID-19, un virus que cambiará la historia de la humanidad.

Ecuador unido ante la crisis sanitaria mundial

Una de las recomendaciones para combatir al COVID-19, ese enemigo invisible y devastador, ha sido evitar que las personas salgan de su casa, el hashtag #quedateecasa es reconocido por miles de millones de habitantes del planeta. Esta campaña de concienciación ha estado presente en todos los medios de comunicación del Ecuador, como una manera solidaria y responsable de proteger a la población.

En esta crisis -que ha contagiado a más de 405 mil personas y ha causado 17 mil muertes en 185 países (cifras 24 marzo 2020)-, ha habido mucho héroes que se han jugado la vida para derrotar a ese virus que se originó en China. Personal de la salud, dependientes de supermercados, militares y policías, entre otros se han constituido en una especie de héroes; sin embargo, hay que reconocer también el papel que han jugado los periodistas cuyo trabajo no ha parado y ha permitido que la población tenga una información actualizada y sobre todo creíble, pues hay que reconocer que es una información que se contrasta, que se investiga, lo que le distingue de la información que circula sin ninguna responsabilidad en distintas redes sociales.

Los medios de comunicación en el Ecuador alertaron sobre el peligro del COVID-19 desde sus orígenes en Wohan (China) a mediados de enero de 2020. Era de esperarse que este virus se expanda por el mundo en poco tiempo. Al Ecuador llegó el 14 de febrero de 2020, lo trajo una ciudadana ecuatoriana residente en España que llegó a la ciudad de Guayaquil. No pasó mucho tiempo para que la Organización Mundial de la Salud declare como pandemia a esa crisis sanitaria (11 de marzo 2020).

Una vez que la OMS declaró la pandemia, el Ecuador inició todo un trabajo de protección a sus habitantes. El 16 de marzo 2020 el Gobierno Nacional decreto la emergencia y la suspensión de todas las actividades. En esta crisis los periodistas no han dejado de trabajar, al igual que cualquier guerrero que ayuda a combatir el virus.

Ecuador es el segundo país en Latinoamérica, después de Brasil, con un mayor número de contagiados del COVID-19. Hasta el 24 24 de marzo 2020 se reportaron 1049 casos positivos. La provincia del Guayas es que más casos tiene, esto a causa de que sus habitantes no han acatado las disposiciones de quedarse en casa.

Compartí

0