La SIP y Robert F. Kennedy Human Rights celebran hito para la libertad de expresión en el hemisferio

Aa
La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado de Colombia por el crimen impune de un periodista.
$.-

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado de Colombia por el crimen impune de un periodista.

Miami / Washington D.C. (7 de junio de 2018).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la organización Robert F. Kennedy Human Rights celebran una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) publicada ayer que condenó al Estado de Colombia por incumplir su deber de administrar justicia en el caso del periodista Nelson Carvajal, asesinado en 1998.

La CorteIDH resaltó en la sentencia el impacto negativo que tiene la combinación de violencia e impunidad tanto en los periodistas y sus familias, como en la sociedad en general y cómo ello ha producido "que diversas comunidades en Colombia no reciban información sobre temas que les afectan, tales como el conflicto armado, el crimen organizado, el narcotráfico y la corrupción política".

Gustavo Mohme, presidente de la SIP y director del periódico peruano La República, expresó que "esta sentencia es un hito histórico para la lucha en contra la impunidad y a favor de la libertad de expresión en las Américas. Se hace justicia por Nelson y sus familiares, los que debieron soportar el sufrimiento y la angustia por un duelo que se prolongó hasta en el exilio forzado de muchos de ellos".

Mohme, agregó que "nuestro trabajo que desembocó en esta sentencia no hubiera podido realizarse sin el valioso aporte y acompañamiento legal y judicial de la Robert F. Kennedy Human Rights".

Por su parte Kerry Kennedy, presidenta de Robert F. Kennedy Human Rights, subrayó que "con esta sentencia esperamos que se abra un nuevo capítulo en los países de la región sobre cómo implementar una justicia eficaz y oportuna que permita servir como un mecanismo de protección al periodismo y de esta manera al derecho de toda la sociedad de recibir información".

Kennedy y Mohme añadieron que "esta es una decisión clave para la lucha contra la impunidad de crímenes para periodistas no sólo en Colombia sino en toda la región, pues expone de manera muy clara la relación directa que tiene la violencia en la libertad de prensa cuando no se adoptan medidas de protección adecuadas ni de investigación y sanción de los responsables de los hechos".

Nelson Carvajal Carvajal fue asesinado el 16 de abril de 1998 en Pitalito, en el departamento colombiano del Huila, donde además de ser docente y director de una escuela, se desempeñaba como periodista radial en la Emisora Radio Sur, afiliada a la cadena nacional RCN. Carvajal era reconocido en su comunidad por investigar y denunciar actos de corrupción en la administración pública y lavado de dinero en el que incurrían personas influyentes en el Municipio de Pitalito.

La CorteIDH también concluyó que el Estado de Colombia falló en su deber de sancionar a los responsables del asesinato de Carvajal, de garantizar su derecho a la libertad de expresión y de proteger a sus familiares, quienes sufrieron amenazas y hostigamientos durante 20 años de incesante búsqueda de verdad y justicia. Como consecuencia de su responsabilidad internacional, la CorteIDH le ordenó al Estado colombiano adoptar una serie de medidas de reparación, incluyendo medidas de no repetición de hechos similares.

Las graves irregularidades en el proceso de investigación del asesinato, así como las amenazas sufridas por los familiares de Carvajal, llevaron a que el caso fuera sometido por la SIP ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2002. La Robert F. Kennedy Human Rights se unió en 2015 a la representación de las víctimas y fue fundamental su trabajo en el proceso que culminó con la audiencia pública el 22 y 23 de agosto de 2017 ante la CorteIDH en su sede en San José, Costa Rica.

"Este fallo marca un precedente y da herramientas para seguir luchando a favor de la libertad de expresión, de la misma forma que nos motivó la Opinión Consultiva de 1985, requerida a esa Corte a instancias de la SIP", finalizó Mohme.

Reacciones de Judith y Miriam, hermanas de Nelson Carvajal

Judith Carvajal, dijo desde el exilio que: "Es un fallo impresionante porque reconoce el trabajo periodístico que realizó mi hermano. Honra su memoria y con ella la voz de la prensa para que no sea silenciada. El esfuerzo y el amor de Nelson por el Periodismo ha quedado plasmado para siempre en esta sentencia".

Miriam Carvajal, enfatizó desde Bogotá que: "Este fallo es el reconocimiento internacional de los esfuerzos de mi familia para buscar justicia y del trabajo perseverante de la SIP y la Robert F. Kennedy Human Rights en la lucha contra la impunidad. No es solo un triunfo de la familia y de las organizaciones, sino también para el Periodismo".

Vea el resumen oficial de la Sentencia aquí y texto completo de la decisión aquí

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Fundado en 1968, Robert F. Kennedy Human Rights promueve la visión de Robert F. Kennedy de un mundo más justo y pacífico. En alianza con defensores y organizaciones en el terreno, Robert F. Kennedy Human Rights utiliza la incidencia y el litigio estratégico para lograr justicia alrededor del mundo.

Compartí

0