"QUEREMOS NEGOCIAR: El mundo secreto del secuestro, los rehenes y el rescate"

Aa
Nuevo libro de Joel Simon, director ejecutivo del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).
$.-

En Siria, en 2013 y 2014, varias docenas de personas fueron secuestrados por el Estado Islámico, incluido el periodista estadounidense James Foley. Varios gobiernos europeos pagaron millones en rescate y sus rehenes fueron liberados. Sin embargo, el Reino Unido y los Estados Unidos se negaron argumentando que cualquier rescate sería utilizado para alimentar el terrorismo. Todos los rehenes estadounidenses y británicos fueron ejecutados.

Como director ejecutivo del Comité para la Protección de los Periodistas, Joel Simon participó en el intento de obtener un rescate para liberar a Foley. Cuando esos esfuerzos fallaron y Foley fue asesinado, Simon decidió examinar la justificación de la política de los Estados Unidos. Examinó de manera exhaustiva cómo los diferentes países manejan el secuestro de sus ciudadanos, incluida la forma en que analizan y responden a la información de inteligencia y brindan apoyo a las familias de los rehenes.

El resultado es un apasionante trabajo investigativo, "QUEREMOS NEGOCIAR: El mundo secreto del secuestro, los rehenes y el rescate" (WE WANT TO NEGOTIATE: The Secret World of Kidnapping, Hostages and Ransom), publicado solo en inglés por la editorial Columbia Global Reports y a la venta a partir del 22 de enero.

El análisis de Simon es global, pero con un enfoque en Francia, España, Reino Unido y Estados Unidos, países con diferentes posiciones ante los secuestros. Él cuenta la historia de un general español que ha tenido éxito notable en lograr que los rehenes fueran liberados. También se reúne con compañías británicas de seguros que han creado una próspera industria que ofrece seguros de secuestro y rescate. Simon ofrece una mirada a la política actual sobre secuestros de Estados Unidos, la que fue sometida a revisión durante la presidencia de Barack Obama.

El autor sostiene, entre otras cosas, que no hay evidencia de que negarse a pagar el rescate reduzca el riesgo de secuestros adicionales, y en la era de las decapitaciones grabadas en video, pagar un rescate en realidad podría mejorar la seguridad nacional al privar a los secuestradores de otra víctima para su propaganda. Cree que la política estadounidense es fallida, no se lograr liberar a los rehenes con vida y no se brinda apoyo ni orientación a las familias, quienes deben recaudar el dinero por su cuenta.

"Negociar con un grupo terrorista, incluso cuando hay una vida en juego, nunca es una decisión sencilla", escribe Simon. "Hay implicaciones morales y políticas de gran magnitud, particularmente para los gobiernos. Pero cualquiera que sea la decisión que se tome, debe basarse en una consideración objetiva de los hechos".

En un momento en que los periodistas están en mayor peligro que nunca, el libro presenta los hechos y ofrece un nuevo enfoque. "Nadie debería morir por una política que no funciona", concluye Simon.

Sobre el Autor

Joel Simon es el director ejecutivo del Comité para la Protección de los Periodistas. Ha escrito ampliamente sobre temas de los medios de comunicación, contribuyendo con la revista Slate, Columbia Journalism Review, The New York Review of Books, The New York Times, The Washington Post y The Guardian. Ha dirigido numerosas misiones internacionales para promover la libertad de prensa. Su libro anterior, The New Censorship: Inside the Global Battle for Media Freedom, fue publicado en 2014. Vive en la ciudad de Nueva York.

Acerca de Columbia Global Reports

Columbia Global Reports es un sello editorial de la Universidad de Columbia.

WE WANT TO NEGOTIATE: The Secret World of Kidnapping, Hostages and Ransom

Columbia Global Reports

En venta: 22 de enero de 2019.

Tapa blanda: $ 15.99 / libro electrónico: $ 15.99

189 páginas

ISBN: 978-0-9997454-2-7

Para más información o para concertar una entrevista con Joel Simon, contacte a: Camille McDuffie, ctm2131@columbia.edu (212)854-9563.

A Smarter Way to Recover Hostages. The U.S. strategy of refusing to negotiate with terrorist kidnappers endangers American lives for no good reason. By Joel Simon / The Wall Street Journal

Compartí

0