Preocupa a la SIP intimidación de comisionado de Policía en Trinidad y Tobago

Aa
El editor en jefe del Trinidad Express, así como uno de los periodistas que escribió la historia, han denunciado acoso e intimidación verbal y en las redes sociales
$.-

Miami (3 de diciembre de 2019) - Las amenazas e intimidación del jefe de la policía nacional de Trinidad y Tobago contra periodistas de un diario es objeto de preocupación para la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que solicitó públicamente al oficial que desista de su coerción para no afectar la libertad de prensa.

El editor en jefe y los reporteros del periódico Trinidad Express informan que han sido blanco de amenazas públicas por parte del comisionado de policía Gary Griffith, la última de las cuales sucedió después de una publicación del 24 de noviembre sobre un informe de una visita del comisionado a una cárcel y sobre sus intentos de intimidar a un detenido en prisión.

El editor en jefe del Trinidad Express, así como uno de los periodistas que escribió la historia, han denunciado acoso e intimidación verbal y en las redes sociales por parte de Griffith. En un mensaje en una red social, el comisionado le preguntó a una periodista cómo se sentiría su familia si ella desapareciera.

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Christopher Barnes, director del diario The Gleaner de Kingston, Jamaica, y el presidente de su Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, director del portal La Silla Rota de Ciudad de México, condenaron la actitud del jefe policial trinitario y observaron que los periodistas afectados manifiestan temor por su seguridad.

"El comportamiento de este funcionario público es un ataque directo contra la libertad de expresión y es inaceptable", afirmaron los directivos de la SIP. Agregaron que los funcionarios públicos deben tener más tolerancia a las críticas, como lo establece la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En sus artículos 11 y 13, el documento establece que "los funcionarios públicos están sujetos a un mayor escrutinio por parte de la Sociedad" y que "las presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor informativa de los comunicadores sociales son incompatibles con la libertad de expresión".

Los directivos de la SIP hicieron un llamado público para que el comisionado Griffith desista de su intimidación y acoso a los periodistas del Trinidad Express.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Compartí

0