21 abril 2020

Mecanismos de protección para periodistas

Aa
Breve descripción de los sistemas de protección e ineficiencias en Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México y Paraguay.
$.-

Los problemas por los que atraviesan los sistemas de protección son recurrentes en Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México y Paraguay.

En general, los sistemas carecen de recursos profesionales, técnicos y económicos para operar en forma eficiente y, además, no existe coordinación adecuada entre las agencias y grupos responsables de su operación.

Bbreve descripción de los sistemas y sus problemas actuales.

Brasil

Desde 2018 el Programa de Protección para Defensores de Derechos Humanos, Comunicadores y Ambientales (Programa Nacional de Proteção aos Defensores de Direitos Humanos) - creado en 2004 – incluye a los periodistas. Sin embargo, el Programa carece de metodología y protocolos para cumplir con particularidades de los comunicadores.

En 2019, el gobierno nacional redujo los fondos de varias comisiones dentro del Consejo Nacional de Derechos Humanos, lo que afectó directamente a la Comisión Permanente sobre el Derecho a la Comunicación y la Libertad de Expresión, un foro a través del cual las entidades hacen demandas para adaptar el Programa.

Entre 2010 y 2011 se presentaron ante el Congreso dos proyectos de ley – uno fue una reforma constitucional - para federalizar los crímenes contra periodistas.

Colombia

Programa de Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales, creado en agosto de 2000. De este Programa surgió la Unidad Nacional de Protección (UNP) en 2011.

Modelo de protección reactivo y no preventivo. No cuenta con planes integrales de prevención con responsables definidos para mitigar los riesgos.

Se deben fortalecer los recursos humanos y económicos. También brindar capacitación a los funcionarios para fortalecer sus aptitudes y funciones asignadas, y fomentar una cultura de empatía y adaptación a los cambios.

Tras casi 20 años del sistema de protección, éste ha evolucionado poco y ha fallado en desactivar las fuentes de riesgo de los comunicadores. Pese a las deficiencias, ha sido un mecanismo que ha salvado vidas.

Ecuador

En mayo de 2019 se creó el Comité Interinstitucional de Protección a Periodistas y los Trabajadores de la Comunicación, con el objetivo es implementar mecanismos de protección para los periodistas y trabajadores de la comunicación. Está integrado por los ministerios del Interior y el de Relaciones Exteriores, y por el Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y la Comunicación (Cordicom) y la Secretaría General de la Comunicación. Desde la sociedad civil, en especial asociaciones de prensa, se reclama participación para que el programa sea más eficiente.

Guatemala

El 15 de noviembre de 2019 fue creada la Fiscalía de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos como parte de la Defensoría de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Sin embargo, debido a las críticas de parte de periodistas y asociaciones de prensa, que no fueron incluidos, el expresidente Jimmy Morales no pudo crear el Programa de Protección a Periodistas, Comunicadores y Medios de Comunicación que estaba previsto arrancar el 30 de noviembre de 2019.

Existe una Unidad de Delitos Contra Periodistas y Sindicalistas, creada en 2001, adscrita a la Fiscalía de Derechos Humanos. Su trabajo ha sido cuestionado porque la mayoría de los casos no avanzaron o fueron archivados. Había sido creada a instancia de la SIP tras un acuerdo de solución amistosa sobre el caso de la periodista Irma Flaquer.

Honduras

El 15 de mayo de 2015 se creó el Sistema de Protección para las y los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, creándose, además, la Dirección General del Sistema de Protección que recibe todas las solicitudes de protección, solicita la implementación del plan de protección para las personas en riesgo, y coordina las acciones de las agencias del Estado con la sociedad civil.

En general otorga protección policial o militar, ofrece botones de pánico, cámaras de seguridad, sistemas de movimiento e iluminación de viviendas, videoporteros, escoltas y vehículos blindados, entre otros.

Sus recursos económicos y técnicos son escasos por lo que no es eficiente. Esto quedó aún más en evidencia con el incremento de agresiones a periodistas en 2019.

México

En 2012 se creó el Mecanismo de Protección de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Si bien el Mecanismo ha permitido salvar la vida de decenas de reporteros al brindarles protección personal en sus lugares de origen o sacarlos de sus ciudades donde corren peligro y ha ayudado para que se puedan crear 12 Unidades Estatales de Protección, el Mecanismo nunca contó con los suficientes recursos económicos, humanos y técnicos. Una Auditoría Superior de la Federación determinó que el presupuesto en 2019 fue menor que en otros años, aunque la población en riesgo había crecido. La Auditoría también denunció que el personal no estaba debidamente entrenado ni contaba con experiencia y evidenció que el Mecanismo tampoco supervisa los servicios que presta el proveedor contratado para dar seguridad.

Se sabe que no existe coordinación entre el Mecanismo y las 28 unidades de protección estatales. Tampoco tiene una adecuada coordinación con las instituciones dedicadas a las evaluaciones de riesgo, como la Guardia Nacional, las Fuerzas Armadas, y las policías estatales. Tampoco con la Fiscalía General de la República, la unidad Atención a Víctimas y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

En el plano legislativo se han anunciado reformas para que el Mecanismo pueda tener un presupuesto adecuado y pueda coordinar mejor con los estados.

Paraguay

En 2017, bajo la recomendación de la Unesco, se creó la Mesa de Protección a Periodistas. Está integrada por las tres agremiaciones más importantes del país: Foro de Periodistas Paraguayos (FOPEP), Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) y Asociación de Reporteros Gráficos del Paraguay (ARGP). En esta Mesa también participan la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la República, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio del Interior, la Policía Nacional, el Mecanismo de Prevención de la Tortura y el Ministerio de Tecnología e Información, entre otras instancias oficiales.

Después de un trabajo deficiente e intermitente, el gobierno reactivó la Mesa a principios de este año tras el asesinato del periodista brasileño Leo Veras. La Mesa activa custodias temporales y da seguimiento judicial a las denuncias.

Entre las deficiencias más marcadas de la Mesa está el hecho de que no cuenta con fondos o medios para apartar de la zona de peligro a una eventual víctima de agresión o amenaza y, en general, no tiene presupuesto adecuado. Además, ante cada gobierno, siempre existe el problema de que son asignados nuevos funcionarios sin experiencia y conocimiento sobre el tema.

Pese a todas sus deficiencias, la Mesa ha servido para crear protocolos de seguridad, alertas y ha creado conciencia sobre la violencia contra periodistas.

Compartí

0