Haití

Aa
$.-
El estado de la libertad de prensa ha mejorado significativamente. En los últimos dos años ni periodistas ni medios de comunicación han sido objeto de ataques o actos de intimidación de ninguna clase por parte de las autoridades gubernamentales. Con todo, continúan los obstáculos para tener acceso a la información gubernamental y pública, elemento clave en el ejercicio efectivo de la libertad de prensa. Los periodistas y los medios han enfrentado enormes dificultades para conseguir que las autoridades gubernamentales ofrezcan información relativa a la administración pública. Tal comportamiento también pone freno a los esfuerzos dirigidos a asegurar la transparencia y la lucha contra la corrupción y otros abusos. La National Association of the Haitian Media (ANMH) ha sido activa en promover el acceso a la información para garantizar un ejercicio más efectivo y completo de la libertad de prensa y de expresión en el país. En una medida sin precedentes para combatir la impunidad, los tribunales han condenado a cadena perpetua a 11 asesinos de periodistas y sus cómplices. Las 11 condenas fueron dictadas en menos de un año. La primera fue en agosto del año pasado cuando dos sospechosos fueron hallados culpables de complicidad activa en el secuestro y asesinato del periodista Jacques Roche. Roche fue asesinado el 14 de julio del 2005 después de ser torturado por sus captores. Las otras nueve sentencias, dictadas entre diciembre del 2007 y enero del 2008, se relacionan con el caso de Brignol Lindor, asesinado el 3 de diciembre del 2000. Una comisión independiente, integrada por ocho periodistas de diferentes medios de comunicación, desempeñó un papel decisivo al presionar para que se llevaran a cabo esos juicios y se dictaran esas condenas. Al menos ocho periodistas –entre ellos Roche, Lindor, Gerard Denose, Jean Dominique y Alix Joseph— han sido asesinados en Haití entre el 2000 y el 2007. Varias de las investigaciones han seguido adelante, particularmente las referidas a los periodistas mencionados anteriormente. Según funcionarios judiciales, se espera que los resultados de dichas investigaciones se anuncien en los próximos meses. Pero, lamentablemente, otras se han hecho interminables y continúan siéndolo. Ataques contra la libertad de prensa en el 2008: Aunque el gobierno central no los haya realizado o no parezca aprobar ataques directos contra la libertad de prensa, varios oficiales de policía y funcionarios locales han atacado o han intentado intimidar a periodistas. El 10 de abril las fuerzas de paz de U.N. hirieron con balas de goma a numerosos periodistas durante una manifestación violenta cerca del palacio presidencial. Los airados manifestantes lanzaron piedras contra varios medios de comunicación, entre ellos Tele Haiti, Vision 2000 y Magik 9. El 13 de abril Pedro Edouard, camarógrafo de la TNH, una estación de televisión controlada por el gobierno, fue herido cuando un oficial de policía introdujo un arma en su boca y trató de matarlo. El oficial tiró del gatillo, pero el arma no se disparó. Lo arrestaron y pusieron en custodia. El 1 de julio Marcel Joachim, corresponsal de la radioemisora Signal FM, fue golpeado por un alcalde y sus guardaespaldas en Cap-Haitien. Se aplican medidas legales. El 6 de agosto el foto-reportero Evens Saint-Felix fue abordado por soldados de Naciones Unidas en la barriada Cite Soleil. Saint-Felix fotografiaba una escena en la que varios soldados hostigaban a dos policías haitianos no uniformados.

Compartí

0