Guatemala

Aa
$.-
En este período se han producido varios incidentes que atentan contra la libertad de prensa, mediante la intimidación contra medios de comunicación y periodistas para que se abstengan de publicar noticias contra funcionarios públicos. Un hecho grave se registró contra el diario La Hora. El 26 de febrero, dos funcionarios del Ministerio Público se presentaron de forma intimidatoria en la sede del periódico requiriendo si el medio había enviado reporteros al lugar donde se procesan datos del programa Mi Familia Progresa, programa oficial del gobierno muy cuestionado por su falta de transparencia. El gobierno de Álvaro Colom mantuvo una complicada estrategia para impedir que los datos de los beneficiarios de este programa pudieran ser fiscalizados por la diputada opositora Nineth Montenegro y que desencadenó en un proceso judicial que finalmente ordenó al Ministerio de Educación entregar los datos. En medio de este proceso, el 17 de febrero, el diario La Hora publicó una primicia sobre el lugar donde este programa procesa los datos de las personas que por mandar a sus hijos a la escuela se hacen beneficiarios de Q. 300.00 (36 dólares) mensuales por hijo, en las zonas de mayor pobreza. Días después se presentaron los fiscales del Ministerio Público en el diario y, el 2 de marzo, Amílcar Velásquez Zárate y Gloria Porras, fiscal General y secretaria General del Consejo del Ministerio Público, reconocieron que la visita que hicieran dos jóvenes investigadores del Ministerio Público, así como las investigaciones contra los reporteros, eran inadecuadas. El director del diario La Hora criticó la celeridad que tuvo un fiscal ante la denuncia del programa regentado por la primera dama, Sandra Torres de Colom. Por otro lado, la Municipalidad de la ciudad de Guatemala ha lanzado campañas negras contra periódicos y periodistas, repartiendo miles de volantes a los ciudadanos alterando informaciones o mintiendo para poner a la población en contra de los medios, utilizando para ello recursos oficiales. Los diarios El Periódico y Prensa Libre denunciaron que el 12 de marzo, que en las paradas del transmetro, administrado por la municipalidad, se entregaban volantes difamatorios contra ambos medios luego de que el segundo denunciara la forma anómala en que se realizó la concesión del nuevo sistema de transporte. La denuncia de ambos periódicos señala que cuando sus fotógrafos hicieron algunas tomas de las personas que estaban distribuyendo esos volantes, llamaron al personal de seguridad de la municipalidad que prohibieron tomar más fotografías. El Alcalde de la ciudad de Guatemala y ex-presidente de Guatemala, Alvaro Arzú, se reconoce muchas veces en forma pública como “enemigo” de la prensa escrita a la que acusa de mentir. Se ha mantenido la tendencia de amenazar a periodistas en el interior del país, en donde el crimen organizado, el narcotráfico y la corrupción de funcionarios municipales son las principales causas de violencia contra los corresponsales.

Compartí

0