Haití

Aa
$.-
HAITI La asunción de un nuevo gobierno en Haití el l7 de febrero pasado, ha aflojado las presiones que sobre la prensa se ejerció en esta nación en los últimos tiempos, aunque no se puede hablar de un ambiente óptimo para el libre ejercicio de la profesión, especialmente si se considera que fue asesinado otro periodista en este período. Las presiones políticas siguen incidiendo sobre periodistas y comentaristas, muchos de los cuales se autocensuran para evitar represiones del gobierno y/o políticos, así como sus agresiones directas. El nuevo presidente, Jean-Bertrand Aristide, dijo que respeta la libertad de expresión, pero comentaristas y analistas atribuyen a sus seguidores, enmarcados en el grupo Lavalás, amenazas y presiones para que no se critiquen acciones de esa organización y del nuevo gobierno. Por otra parte, continúan las serias limitaciones de acceso a las fuentes de información oficiales. Es importante destacar que el periodista deportivo Gerard Denoze fue asesinado el l5 de diciembre cuando llegaba a su residencia tras concluir el programa diario que realizaba en la estación Radio Plus. Familiares y compañeros de Denoze dijeron que éste había recibido amenazas de muerte por teléfono. A este crímen se une el ocurrido en abril del año pasado, cometido contra el periodista y analista político Jean Leopold Dominique, director de Radio Haití Inter, homicidio que permanece impune y cuya investigación está plagada de irregularidades.

Compartí

0