Caribe

Aa
$.-
CARIBE Antigua & Barbuda La estación radial Observer Radio presentó una moción constitucional ante el Tribunal Supremo en diciembre de 1996, luego de que su equipo fuera confiscado por la policía el mes de septiembre de dicho año. El Juez Benjamin declaró en el tribunal que, a más tardar en enero de este año, emitiría su dictamen indicando si Observer Radio podría volver a salir al aire, pero hasta la fecha no lo ha hecho. El gobierno sigue controlando las estaciones de radio y televisión. Asimismo, financia el diario National Informer, que ataca al Observer en todas sus ediciones. Si bien aquél es un diario financiado con el dinero de los contribuyentes, no es otra cosa que un medio de propaganda del Partido Laborista de Antigua. Barbados Durante este período, la prensa ha desarrollado sus actividades en un ambiente libre de interferencias reales o potenciales. Jamaica En julio de 1996, Gleaner Company, empresa editora del diario más antiguo de Jamaica, fundado en 1834, fue condenada a pagar cerca de 2,3 millones de dólares más costos al ex ministro de Turismo Eric Anthony Abrahams, en un caso de libelo resultante de la publicación de una nota de la Associated Press. Según el informe, Abrahams habría recibido sabornos de una agencia de publicidad de los Estados Unidos. La compañía apeló y sus abogados confían en la reducción sustancial del monto impuesto. Todavía no se ha fijado fecha para la audiencia. Guyana En Guyana solamente existen dos diarios, Starbroek News, privado, y Guyana Chronicle, estatal. El Starbroek News no ha tenido interferencias en su publicación y puede importar todo el papel prensa y demás materiales que necesite. El estado tiene el monopolio de las transmisiones radiales, hecho que ha sido criticado por el Starbroek News en varias notas editoriales. Existe, además, la posibilidad de que las radioemisoras privadas tengan que obtener una licencia bajo la nueva legislación de radiodifusión. Se ha publicado el proyecto de Ley de Radiodifusión, el cual está mal redactado, por lo que requerirá de enmiendas para eliminar varios aspectos considerados objetables. Se espera que dicha ley no sea revisada ni aprobada antes del próximo año. Trinidad y Tobago En un marcado contraste con las experiencias del pasado, Trinidad y Tobago ha ingresado a un prolongado período de hostilidades en las relaciones entre el gobierno y los medios de comunicación. En el ojo de la tormenta se encuentra el anteproyecto para la Reforma de la Ley de Medios. Este documento fue publicado a casi un año de la cruzada efectuada por el primer ministro contra el editor en jefe del Trinidad Guardian, que culminó con el éxodo de toda la plana directiva del diario. Las organizaciones de medios, incluyendo a la Asociación de Editores y Radiodifusores de Trinidad y Tobago y la Asociación de Medios de Trinidad y Tobago, han exigido el retiro del Anteproyecto, por considerarlo punitivo y contrario a la filosofía de una prensa libre dentro de la tradición democrática. La controversia degeneró en numerosos ataques personales por parte del primer ministro contra miembros de los medios, siendo el peor aquél dirigido contra Kenneth Gordon, Presidente de la Red de Comunicaciones del Caribe. Por tal motivo, Gordon ha interpuesto una acción legal contra el primer ministro. Sin embargo, el anteproyecto continúa en la agenda del gobierno, que ha prometido tomar en cuenta a la opinión pública antes de emitir una declaración oficial sobre la política referida a la reforma de la Ley de Medios.

Compartí

0