Cuba

Aa
$.-
CUBA Informar sigue siendo un crimen en Cuba. Aunque en 1995 se vislumbraba una muy modesta apertura en este sentido, en el último año, yen los últimos días, las autoridades han arremetido contra los periodistas independientes y sus débiles agencias de prensa con una represión feroz. A esto se suman nuevas perturbadoras técnicas, como presionar a los periodistas independientes para que se exilien, de hecho desterrándolos, e infiltrar agentes e informantes en las filas de los periodistas independientes. También, el gobierno ha anunciado que controlará todo acceso al Internet. Y se han expulsado del país a representantes de Reporteros sin Fronteras y del Comité para la Protección de Periodistas, que visitaban la isla. De hecho, Cuba es el único régimen totalitario de América y el único país donde el Estado controla férreamente la información. "Vivimos una situación muy caldeada", dice Lázaro Lazo, presidente del Buró de Prensa Independiente de Cuba. "El Estado no nos permite trabajar en nuestra profesión ni fuera de ella. Dada nuestra condición de periodistas, tampoco nos es legal trabajar por nuestra cuenta. Y si trabajamos de manera extraoficial, nos acusan de ilegalidad. Nos tratan de crear una situación desesperada en que abandonemos nuestra actividad o nos marchemos del país". En el último año se han visto obligados a abandonar el país numerosos periodistas independientes, a quienes se hostigó de tal manera que no tuvieron más remedio que emigrar para poder subsistir, entre ellos Rafael Solano, Yndamiro Restano y Roxana Valdivia, a quienes las autoridades invitaron abiertamente a marcharse del país. El 25 de septiembre, el supuesto periodista independiente Carlos Fleites -que ahora vive en México- reveló que en realidad había sido un informante de la Seguridad del Estado dentro de las filas de los periodistas. "La contrainteligencia siempre estuvo detrás de todo", explicó Fleites. Por otra parte, y actuando con la impunidad que le caracteriza, el gobierno cubano ha sometido a los periodistas independientes a una campaña sistemática de represión que incluye, entre otras tácticas, las siguientes: se allanan las casas donde operan y se les confiscan sus archivos y máquinas de escribir, se les detiene en las calles o en sus casas, se les somete a interrogatorios que pueden durar horas o días, se activan aparatos electrónicos que hacen sonar el teléfono de sus casas cada dos minutos, las 24 horas del día, se les transporta a remotas carreteras y se les deja allí, para que tengan que caminar decenas de kilómetros para regresar a sus hogares. Los han atacado a palos en las calles y han sido objeto de los llamados actos de repudio. "Los ataques contra nuestros periodistas independientes no son directos en contra de nuestras vidas porque contamos con un gran apoyo internacional, yeso nos mantiene vivos, pero sobrevivimos de una manera precaria, casi imposibilitados de conseguir los recursos o la tranquilidad más elemental", afirma Lazo. Estos ataques se incrementaron a mediados del verano de este año, en aparente represalia contra las agencias de prensa independientes que recibieron el Gran Premio de Libertad de Prensa de la SIP o En este episodio, la SIP condenó la detención de Magali Pino, Bernardo Fuentes y Jorge Rive, periodistas independientes que colaboran con la agencia de prensa Patria. Las autoridades los mantuvieron incomunicados en celdas de la Seguridad del Estado de la provincia de Camagüey durante varios días a partir del 12 de agosto. El ensañamiento que padecieron estos periodistas fue quizás el más grave del año pasado. A éstos, entre los que también estuvieron Héctor y alga Valdivia, y su hija Roxana Valdivia, ahora exiliada en Miami, se les prohibió expresamente comunicarse por teléfono con las oficinas de la SIP o Lo que es más, actualmente la mayoría de los periodistas independientes de Camagüey tienen sus teléfonos desconectados por parte de la empresa telefónica ETECSA SA., que es parte del Grupo DOMOS de México. 19 de marzo: El gobierno cubano le negó la visa de salida al director de Cuba Press, Raúl Rivero, quien había sido invitado por la SIP para asistir a su reunión de Medio Año en San José, Costa Rica. 19 de marzo: Joaquín Alvarez Torres, vicepresidente de la agencia de noticias Habana Press, fue detenido en su domicilio por agentes de la Seguridad del Estado. 25 de abril: El periodista Olance Nogueras, del Buró de Prensa Independiente de Cuba (BPIC), fue detenido en Cienfuegos por agentes de la Seguridad del Estado cuando intentaba entrevistarse con Danielle Mitterand, presidenta del organismo humanitario France Liberté. Nogueras fue acusado de 11 conducta antisocial". 2 de mayo: Las autoridades prohibieron al BPIC el desarrollo de todas sus actividades. La semana anterior, la Seguridad del Estado llevó a cabo una redada en la oficina del BPIC, donde confiscaron expedientes, correspondencia, revistas y equipo de trabajo (dos máquinas de escribir, una computadora, una impresora y otros insumas). 9 de mayo: El periodista Rafael Solano, presidente de Habana Press, llegó a Madrid tras ser obligado a exiliarse. Según Solano, en Cuba hay expedientes contra varios periodistas independientes, entre los que citó a Raúl Rivero, director de Cuba Press, así como Héctor Peraza Linares, Joaquín Torres y Lázaro Lazo. 9 de mayo: Ana Luisa Baeza fue amedrentada por dos oficiales de la Seguridad del Estado, quienes le insistieron en el delito que incurre al trabajar como periodista independiente, actividad que en Cuba puede acarrear una condena máxima de ocho años de prisión. 24 de mayo: Lázaro Lazo, presidente interino del BPIC y periodista de Habana Press, fue detenido por dos agentes de la Seguridad del Estado. Lo liberaron una hora más tarde. 29 de mayo: El domicilio de Norma Brito Hernández, portavoz y periodista del BPIC, fue rodeado por agentes de la policía, que no lograron capturarla. 29 de mayo: alance Nogueras, del BPIC, fue detenido durante varias horas junto a su madre. Nogueras cubría el juicio contra un grupo de derechos humanos en Cienfuegos. (Para el viernes 15 de junio, Nogueras había sido detenido 14 veces en menos de seis meses.) 31 de mayo: El periodista Joaquín Torres Alvarez, presidente de Habana Press, fue amenazado por dos oficiales de la Seguridad del Estado, quienes lo conminaron a cesar su actividad como periodista independiente. Torres podría enfrentar hasta 14 años de prisión bajo las acusaciones de "asociación para delinquir, asociación ilícita y distribución de información falsa y propaganda enemiga". 4 de junio: Roxana Valdivia, corresponsal del BPIC en Ciego de Avila, Camagüey, llegó a Miami con su familia tras ser obligada a salir del país. Las autoridades cubanas le advirtieron que si no conseguía una visa para emigrar podría ser encarcelada por continuar su labor de periodista independiente. Este hecho se registró dos semanas después que el periodista Rafael Solano, de Habana Press, fuera forzado a abandonar el país en circunstancias similares. También fue obligado salir del país Hubert Jérez, miembro fundador de la Asociación de Periodistas Independientes de Cuba. De igual forma, Joaquín Torres Alvarez, de Habana Press, fue amenazado con enviársele a prisión si continuaba en Cuba. 9 de junio: José Rivero, vicepresidente de Cuba Press, fue amenazado por agentes de la Seguridad del Estado, quienes le informaron que tendría abandonar el país si mantenía su labor de periodista independiente. También lo amenazaron con suspenderle el servicio telefónico si continuaba participando en el programa radial "La Semana en una Hora". Los agentes se llevaron una carpeta con unos 30 artículos periodísticos suyos. 20 de junio: Suzanne Bilello, coordinadora del programa para las Américas del Comité de Protección de Periodistas, fue interrogada por la Seguridad del Estado, despojada de sus documentos y obligada a salir del país. Durante su estadía en la isla, Bilello se entrevistó con representantes de la prensa independiente para conocer las condiciones en que trabajan y examinar alternativas de cooperación. Las autoridades acusaron a Bilello de "fomentar la rebelión" por su apoyo a los periodistas independientes. 2S de junio: Lázaro Lazo, director adjunto del BPIC, fue citado a una estación de la policía, donde lo amenazaron por sus actividades y lo interrogaron sobre las agencias Habana Press y Cuba Press. También lo interrogaron sobre las actividades de Suzanne Bilello. 26 de junio: Norma Brito, portavoz del BPIC, fue citada a la sede de la Seguridad del Estado. 4 de julio: El Ministerio del Interior interrumpió una llamada telefónica a Miguel Angel Fernández, corresponsal del BPIC en La Habana. Una hora después le interrumpieron una llamada al periodista Diosmel Rodríguez en Santiago de Cuba. Tras varios intentos de comunicación, le desconectaron la línea telefónica a Rodríguez. 12 de julio: Rodrigo Alonso, reportero del programa de televisión Ocunió As{, de la cadena Telemundo de Miami, fue secuestrado por varios desconocidos -que le robaron sus pertenencias- durante un viaje de trabajo que hizo a Cuba. Alonso se hospedaba en el Hotel Cohíba, donde le avisaron que una persona lo aguardaba afuera. Dos hombres los interceptaron y lo hicieron subir por la fuerza a un vehículo, que inmediatamente fue abordado por otros dos sujetos. Lo mantuvieron en el auto durante cuatro horas, mientras recorrían la ciudad. Se le preguntó la razón de su estadía en Cuba. Uno de los secuestradores lo golpeó en la cabeza y lo hirió en un ojo con un objeto punzante. Mientras estuvo secuestrado, otros sujetos entraron a su habitación del hotel y le robaron dinero, ropa y otras pertenencias. Alonso no sabe si fue una agresión de delincuentes comunes o por motivos políticos. 12 de julio: Joaquín Torres Alvarez, director de Habana Press, fue arrestado en su hogar y trasladado a una estación de policía, donde un agente de la Seguridad del Estado lo interrogó sobre su trabajo en la agencia de noticias. Lo liberaron el 14 de julio. 12 de julio: El periodista francés Jacques Perot, director de la oficina de América de Reporteros sin Fronteras, fue retenido durante dos horas en el aeropuerto de La Habana, de donde lo obligaron a regresar a París. Las autoridades cubanas justificaron la medida alegando que la presencia de Perot en La Habana era "indeseable" debido a sus relaciones con periodistas independientes de la isla. 13 de julio: Orlando Bordón Gálvez, de Habana Press, fue interrogado durante cuatro horas en una estación de policía de San José, La Habana, sobre sus actividades de periodismo independiente. lS de julio: Néstor Baguer, director de la APIC, y Mercedes Moreno, del BPIC, fueron citados a la sede de la Seguridad del Estado. Baguer tuvo que regresar al día siguiente, cuando lo interrogaron de nuevo y se le conminó a firmar un "acta de advertencia" donde se le acusaba de difundir información falsa y propaganda enemiga. Se le advirtió que si seguía escribiendo artículos considerados como propaganda enemiga enviarían su caso a un tribunal penal. 23 de julio: Olance Nogueras fue provocado en público por agentes de la Seguridad del Estado, quienes lo siguieron hasta su domicilio. Nogueras está oculto porque teme que lo arresten. 30 de julio: Juan Antonio Sánchez fue arrestado por la Seguridad del Estado y despojado de 700 dólares que le había entregado la organización Reporteros sin Fronteras para apoyar al movimiento de prensa independiente. Sánchez fue liberado tras seis horas de arresto, tras ser conminado a firmar un documento donde admitía que ese dinero había sido enviado por el gobierno de Estados Unidos para iniciar la contrarrevolución interna. 2 de agosto: El periodista, guionista y poeta Cecilio Ismael Sambra Hubert inició su cuarto año de prisión por "rebelión" en Santiago de Cuba. Cuando fue apresado en 1993, Sambra distribuía folletos críticos del gobernante Fidel Castro. 12 de agosto: Magali Pino, Bernardo Fuentes y Jorge Rive, colaboradores de la agencia Patria, fueron detenidos por la Seguridad del Estado en Camagüey. También fue agredido y amenazado con encarcelamiento Alberto Cruz Lima, jefe de esta agencia de noticias en Ciego de Avila. La represalia obedeció a la entrega del Gran Premio SIP de Libertad de Prensa a cinco agencias noticiosas independientes de Cuba. (Los tres fueron liberados el16 de agosto.) 14 de agosto: Jorge Olivera Castillo, de Habana Press, fue interrogado durante 30 minutos por dos oficiales de la Seguridad del Estado, quienes lo conminaron a revelar el nombre de una fuente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) que hizo una denuncia transmitida por Olivera a través de Radio Martí. 24 de agosto: Olance Nogueras fue hostigado e interrogado por agentes de la Seguridad del Estado sobre la diplomática estadounidense Robin Meyer, expulsada de Cuba el21 de agosto, a quien conoció durante su estadía en este país. 6 de septiembre: La cadena CBS-Telenoticias transmitió un debate entre Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, y Jorge Mas Canosa, líder del exilio cubano, sostuvieron un debate que se pudo ver en todo el hemisferio, pero la televisión cubana no lo transmitió. 9 de septiembre: Joaquín Torres Alvarez, director de Habana Press, y el reportero Jorge Olivera Castillo, fueron citados a la sede de la Seguridad del Estado. Según se informó, el motivo de los interrogatorios sería un reportaje de Olivera transmitido por Radio Martí a principios de agosto, donde informó que varios equipos técnicos del ICRT fueron dañados. Los agentes presionaron al periodista para que revelara su fuente en el ICRT. 23 de septiembre: Raúl Rivero, de la agencia independiente Cuba Press, fue visitado en su casa por un miembro del Sistema Unico de Vigilancia y Protección, órgano de vigilancia civil del Partido Comunista, quien le ordenó presentarse a la estación de policía. Al llegar, varios agentes policiales le advirtieron que si esa noche realizaba una fiesta en su casa para festejar el primer aniversario de BPIC, "la policía no sería responsable de la violencia empleada contra él". En esa ocasión, Rivero informó a la policía que ese día era el cumpleaños de su esposa y pidió autorización para invitar a varios familiares a su casa, permiso que le fue denegado. Esa noche su casa se mantuvo bajo vigilancia policial. Los agentes le repitieron las mismas amenazas varias veces. 23 de septiembre: Olances Nogueras, del BPIC, pidió la palabra durante la celebración del Festival Caracol, del sector de radio y televisión de la isla. Nogueras expresó preocupación sobre el oficialismo que impera en los medios de comunicación cubanos. Como resultado de sus palabras, fue sometido a un acto de repudio y posteriormente le advirtieron que le prohibirían podría viajar de su residencia de Cienfuegos a la Ciudad de La Habana. 25 de septiembre: Luis López Prendes, del BPIC, fue detenido durante 14 horas por la policía política del poblado de Güines, donde fue acusado de hurto y robo de ganado. López Prendes había hecho varios reportajes sobre desalojos forzados de vecinos del pueblo para emisoras radiales de exterior. Le impusieron una multa de 50 pesos por desobediencia y lo abandonaron en una carretera solitaria a 17 kilómetros de La Habana, además de prohibírsele regresar a Güines. 25 de septiembre: El periodista independiente Carlos Fleites, que durante años envió información al extranjero desde La Habana, reveló que durante todo ese tiempo en realidad trabajaba para la contrainteligencia cubana. Fleites, que colaboró con la Asociación de Periodistas Independientes (APIC), dijo que decidió revelar su condición de informante del gobierno cubano porque se sentía engañado, y añadió: "Quiero que se sepa mi vínculo con la contrainteligencia porque si me ocurre un accidente automovilístico aquí en México, ya saben a quién tienen que atribuírselo". Del 25 al 29 de septiembre se interrumpieron los teléfonos de la madre de Rafael Solano, y el de la periodista independiente Norma Brito, cuando comenzaron a recibir llamadas cada dos minutos. Las llamadas en cuestión, obviamente, eran realizadas con equipos electrónicos, ya que siempre duraban 21 timbrazos y al descolgar el teléfono nadie contestaba, además de realizarse 24 horas al día. Las dos señoras fueron advertidas que si descolgaban el teléfono para evitar las molestias, serían detenidas. Las llamadas a Norma Brito se reiniciaron el primero de octubre y no han cesado hasta el presente. 3 de octubre: Norma Brito anuncia que abandonará el país. 5 de octubre: El gobierno anuncia que controlará el acceso a Internet por medio de la agencia oficial Centro Nacional de Intercambio Automatizado de Información (CENIAI). 5 de octubre: Néstor Baguer es internado en un hospital para ser operado de una vieja fractura de la cadera, que sufrió cuando fue tirado a la calle por dos extraños el año pasado.

Compartí

0