Chile

Aa
$.-

Debido a que continúa en vigencia la norma del Código de Justicia Militar que autoriza a las Fuerzas Frmadas a procesar en sus tribunales a periodistas, se encuentran actualmente detenidos Alfonso Stephens, columnista de la revista Análisis, y Andrés Lagos, director del diario El Siglo. Se ha emitido orden de arresto por el mismo código contra el periodista de El Siglo Guillermo Torres. Juan Pablo Cárdenas, director de Análisis, quien también fue acusado, fue puesto en libertad a mediados de octubre.

El Código de Justicia Militar incluye en su jurisdicción ofensas a las autoridades militares por delitos de opinión. Aunque al asumir el poder el presidente Patricio Aylwin había prometido pedirle al Congreso la derogación de esta disposición, la petición del presidente se encuentra detenida en trámite legislativo. Por otra parte, se ha producido una situación confusa, al tramitarse otra ley relativa a la justicia militar en la cual se mantiene jurisdicción sobre ciertos delitos de opinión, aunque con penas aminoradas. Existe una incipiente actividad terrorista que ha visto el aumento de atentados o amenazas menores. Uno de los amenazados ha sido el periodista Roberto Pulido, director de la revista Qué Pasa, quien fue amenazado de muerte por personas quienes dijeron ser miembros del Frente Manuel Rodríguez. Otros periodistas también han dicho ser objeto de amenazas similares. Asimismo, el Colegio de Periodistas ha intentado restituir la colegiación obligatoria. El intento está enmarcado en una reforma constitucional que sería parte de una Ley Orgánica de Educación. La ley incluiría al periodismo como una de las profesiones que requieren un título universitario. Esta medida limitaría la práctica del periodismo a graduados universitarios, de hecho infringiendo la libertad de ejercer el periodismo. Aunque la legislación todavía no ha sido aprobada, se estudia seriamente en el Congreso. El asesor de prensa de la presidencia, Federico Willoughby, ha utilizado su cargo oficial para tratar de influenciar a algunos miembros de la prensa respecto a un caso de querella que él ha iniciado contra la revista Qué Pasa, y que no está en nada vinculado con su actual posición. En algunos casos, canales de televisión han sido obligados a rectificar informaciones por actos del asesor presidencial.

Compartí

0