La SIP condena atentado contra periodista en Venezuela y pide investigación expedita

Aa
Ataque e intento de secuestro contra el reportero gráfico venezolano Jamel Louka
$.-

Miami (8 de diciembre de 2020).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el ataque e intento de secuestro contra el reportero gráfico venezolano Jamel Louka e instó a las autoridades a realizar una investigación expedita sobre la agresión, la que se suma a numerosas violaciones a la libertad de prensa en el país.

Louka, reportero gráfico del diario La Antena, del estado Guárico, fue víctima de un atentado el pasado 2 de diciembre en la ciudad de Altagracia de Orituco. El periodista había sido amenazado y se disponía a abandonar la ciudad junto a su familia, cuando alrededor de las 5 de la mañana cuatro sujetos armados lo esperaron fuera de su hogar e intentaron secuestrarlo. Louka logró escapar y durante su persecución le dispararon en varias ocasiones y le arrojaron un artefacto explosivo. Se encuentra fuera de peligro, aunque fue herido en el rostro, el hombro izquierdo y el brazo derecho.

El presidente de la SIP, Jorge Canahuati, condenó el ataque e instó a las autoridades a cumplir con su deber de "investigar a la mayor brevedad, señalar y juzgar a los responsables de este grave acto de violencia". Canahuati, presidente de Grupo OPSA, de Honduras, añadió que "es responsabilidad del Estado garantizar la seguridad física del periodista y de su familia".

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, advirtió que "la SIP observa con mucha preocupación el incremento de las agresiones físicas, amenazas y persecuciones contra periodistas en Venezuela". Jornet, director del diario La Voz del Interior, Argentina, expresó que "a esta situación hay que añadir que las denuncias de actos de violencia son tratadas con total negligencia por la justicia venezolana o no son tomadas en cuenta, lo que deja en total indefensión y riesgo la actividad periodística independiente".

El día anterior al atentado desconocidos fueron a la vivienda de Louka y le advirtieron, a través de su esposa e hijo, que dejara de "meter las narices" donde no debía, según relató al Comité para la Protección de los Periodistas. También había recibido mensajes amenazantes en su teléfono. En 2016 sufrió otro atetado del que salió ileso. Louka también es colaborador del portal de noticias El Pitazo.

En este informe de octubre y su correspondiente resolución, se puede observar el aumento de violaciones a la libertad de prensa en 2020.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Compartí

0