Venezuela

Aa
Informe ante la 76ª Asamblea General de la SIP
21 - 23 de octubre de 2020

$.-
Durante este periodo las condiciones de vida de los venezolanos han empeorado, la conflictividad social se ha disparado, así como la persecución a los periodistas.

En una infografía publicada el 3 de mayo por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) se mostró que las detenciones arbitrarias, el hostigamiento verbal y la intimidación, así como la censura y la precarización del trabajo, son prácticas del régimen de Nicolás Maduro contra la prensa.

Las detenciones arbitrarias y la intimidación verbal tienen un carácter masivo e indiscriminado. Ocurren en cualquier parte del territorio y a cualquier hora.

Los venezolanos enfrentan carencias y devastación. Las fuerzas públicas disuelven cualquier reunión ciudadana, marcha, protesta o concentración con fuerza desproporcionada. No hay donde reclamar por esos atropellos porque los organismos oficiales están cerrados.

Los militares y los policías impiden la libre circulación de los periodistas. Las unidades móviles y los reporteros son secuestrados o atacados. Les amenazan, les roban sus teléfonos, les borran las imágenes o sonidos, los golpean y los detienen. Fueron decenas los periodistas que permanecieron secuestrados por días, sin que sus abogados o familiares reciban alguna información sobre su lugar de encierro y su condición de salud.

El claro objetivo de las fuerzas públicas y paraestatales es crear miedo y zozobra entre los periodistas. Hubo casos en que más de 20 encapuchados, portando armas largas y porras, golpearon a un periodista y lo despojaron de sus pertenencias.

Lamentablemente, el 21 de agosto fueron asesinados Andrés Eloy Nieves Zacarías y Víctor Torres, de Guacamaya TV en estado Zulia, durante un presunto operativo de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), comando de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) creado en 2016, cuyo accionar violento ha sido criticado por organismos internacionales. Posteriormente, el 23 de agosto Franklin Torres, director de la Guacamaya TV, aseguró a la delegada del SNTP que una comisión policial entró a la sede el canal de forma violenta y luego de los asesinatos, decomisó todos los equipos de la planta televisiva.

El "Informe Sombra" sobre libertad de expresión, libertad de prensa y acceso a la información, publicado en julio por la alianza Voces del Sur, denuncia el abuso sistemático del poder del Estado, agresiones violentas, ataques y amenazas, desinformación, falta de transparencia y censura convirtiendo al 2019 en el peor año para el periodismo. Se emitieron 642 alertas, un 228% más que el año anterior.

Estas son algunas de las principales agresiones contra la prensa:

El 26 de marzo Alexander Zerlin, periodista de Rumbera 947FM, en el estado Cojedes, fue detenido por un Guardia Nacional que lo acusó de hacer alboroto en una estación de servicio de San Carlos.

El 1 de abril el periodista Luis Gonzalo Pérez recibió amenazas en su teléfono de seis números distintos que mencionaban a su familia y su dirección.

La periodista Charito Roja, ancla de Unión Radio, recibió amenazas en sus redes sociales luego de ser mencionada por Diosdado Cabello en su programa "Con el mazo dando".

El 2 de abril fue liberado con medidas cautelares el periodista Darvinson Rojas, detenido por 12 días por informar sobre la pandemia. Le pidieron que revele la fuente de las estadísticas sobre casos de Covid-19 en Miranda. Sus padres también fueron detenidos.

El 7 de abril la periodista Mayerlin Villanueva y el fotógrafo Luis Cobaría, del diario La Prensa del estado Tachira, fueron detenidos durante cuatro horas por la Guardia Nacional cuando intentaban acceder al cuerpo de bomberos de San Antonio.

El 15 de abril el periodista Arnaldo Sumoza fue detenido en el sector El Sombrero en el estado Guárico. Estaba filmando vídeos en una protesta por falta de agua.

El 16 de abril una comisión de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) allanó la casa del periodista Sergio Novelli. Se llevaron cuatro computadoras y cinco teléfonos.

En el estado Mérida, la Guardia Nacional detuvo al periodista Elvis Rivas, corresponsal de Globovision.
El 18 de abril el periodista Eduardo Galindo estuvo detenido 64 horas en la sede del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), en la avenida 1° de Mayo, de San Fernando de Apure. Su esposa y sobrino también fueron detenidos.

El 23 de abril el Conas detuvo al locutor Hidalgo Rincón de A.L Stéreo 89.7 fm de Santa Bárbara, estado Zulia y propietario de Sur TV.

El 4 de mayo un equipo del diario Nueva Prensa en el estado Guayana fue intimidado por funcionarios Dgcim, en Puerto Ordaz, luego de que la periodista Katiuska González tomara una foto de la estación de servicio Paseo Caroní para documentar denuncias sobre el cobro de vacuna en dólares para obtener gasolina. Wladimir Martínez, editor del medio, denunció que los periodistas son intimidados para no denunciar lo que reportan los ciudadanos.

El 6 de mayo, tras cinco meses y 16 días detenida en la sede de la DGCIM, fue excarcelada Ana Belén Tovar, gerente de Venmedios.

El 11 de mayo el diario El Vistazo, de Anzoátegui, rechazó las acusaciones de la alcaldía del municipio Simón Rodríguez que acusó al medio de difamarlos y ser amarillistas.

Ocho efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) obligaron al periodista Luis López, de la Verdad de Vargas, a borrar su material sobre una protesta de médicos por escasez de gasolina.

El 15 de mayo Jesús Alberto Segovia Bastidas, reportero del portal digital Septima Jornada en Caracas, fue detenido por un funcionario de la GNB en la estación de servicio de La India.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) sacó del aire a la emisora Rumbera 106.9 que operaba desde hace 26 años en Ocumare del Tuy, estado Miranda.

El 26 de mayo las autoridades restringieron la cobertura del arribo de buque iraní cargado de gasolina al Complejo Refinador Paraguaná, en el estado Falcón. Solo accedieron periodistas de la gobernación y otros medios gubernamentales.

El 1 de junio Eduard Rojas, director de la emisora Tremenda105.7 del estado Mérida, fue detenido sin orden judicial. Fue sacado de su casa por una comisión de la GNB en Santa Cruz de Mora. Fue liberado tres días después.

El 3 de junio Jorge Cortez, directivo y conductor de Mágica 93.3FM en Ciudad Ojeda, estado Zulia, fue detenido por funcionarios policiales municipales cuando grababa testimonios en la estación de servicio de central de las Morochas. Fue excarcelado bajo régimen de presentación cada 45 días. Le imputaron el delito de instigación para delinquir.

Carol Romero, periodista de Candela 91.9FM fue golpeada y detenida por funcionarios de la GNB, luego de grabar un altercado entre guardias y civiles en la estación de servicio del Km 7 en Caracas.

El 5 de junio Carol Romero fue presentada en tribunales luego de estar más de 30 horas desaparecida.

Funcionarios de DGCIM detuvieron al reportero Luis Patiño, el camarógrafo Jhonatan Bello, el asistente Dangert Zorrilla y al taxista Óscar Ávile, equipo de VPITV, en la estación de servicio de Chuao. Les quitaron sus cédulas de identidad y sus credenciales de prensa. Fueron liberados poco después.

Funcionarios de PoliGuárico detuvieron y liberaron luego al fotógrafo independiente Carlos Padilla durante una protesta de conductores por gasolina.

El 19 de junio la periodista Mimi Arriaga, coordinadora del portal 800Noticias, fue detenida y su vivienda fue allanada por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Fue liberada 24 horas después. El 20 de junio el Cicpc detuvo al periodista Marco Antoima por el mismo delito que Mimi Arriaga vinculada al supuesto manejo de cuentas anónimas en redes sociales. El 31 de agosto, el presidente Maduro indultó a los periodistas.

El 15 de julio Gleybert Ascencio, reportero gráfico de portal Crónica Uno, fue detenido por la GNB junto a dos motorizados del medio digital en Plaza Venezuela. Les quitaron sus cédulas de identidad y credenciales de prensa. Fueron detenidos por levantar falso testimonio y liberados dos horas después.

El 16 de julio detuvieron en estado Sucre por 24 horas al periodista Otilio Rodríguez, director de @CarupanizateCom. Fue imputado con el delito de instigación al odio.

El 17 de julio el Tribunal 21 de control ratificó la detención contra Nicmer Evans, director del portal Punto de Corte, por el supuesto delito de instigación al odio.

El 18 de julio el director de Radiomanía 89.7, Richard Rodríguez, cumplió cuatro días aislado junto a su esposa en un local en Carúpano en condiciones deplorables y a la espera de saber si es o no portador de Covid-19.

El 31 de julio Adylene Peñalver, periodista independiente en el estado Bolívar, corroboraba presuntos daños en el Consulado de Colombia en Puerto Ordaz cuando fue abordada por funcionarios policiales que la hostigaron y obligaron a borrar videos y fotos.

Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar detuvieron a William Urdaneta, reportero gráfico de diario El Correo del Caroni, mientras tomaba fotos en la Redoma de La Paz en Puerto Ordaz, estado Bolívar. Lo liberaron después de confiscarle el teléfono celular y la memoria de la cámara.

Conatel clausuró la sede y apagó las transmisiones de Pura Candela 93.3 FM en Carúpano, estado Sucre. Francisco Pino, propietario de la emisora, indicó que le decomisaron todos los equipos.

El 5 de agosto Francismar Rivas, reportera pasante del Diario El Tiempo, del estado Anzoátegui, fue detenida durante una hora por efectivos de la Guardia Nacional en la estación de gasolina ubicada en Guaraguao, luego de que tomara algunas denuncias de los conductores en el sitio.

El 16 de septiembre en transmisión por Venezolana de Televisión, Nicolás Maduro tildó de cloaca y manipulador al medio digital Monitoreamos por tuitear lo que él dijo sobre las votaciones del 6 de diciembre. Luego la página web del medio fue bloqueada.

El 23 de septiembre el alcalde de Puerto Cabello, Juan Carlos Betancourt, amenazó con demandar a Francisco Chirinos, periodista del portal El Pitazo y a Alexandra Rojas, de Pateando la Calle, por sus publicaciones sobre la operación del Sebin contra banda "Sinsalud" dedicada a la reventa de medicinas.

El 25 de septiembre el diario Yaracuy al día, único medio impreso del estado Yaracuy, anunció que salía de circulación ante la imposibilidad de surtir de combustible a su flota de vehículos para repartir el diario y cumplir con el trabajo periodístico.

El 26 de septiembre la Policía de Yaracuy lanzó dos bombas de gas pimienta contra los reporteros Luis Miguel Rodríguez, de diario El Impulso; Astryd Pérez Dudamell, de Notícias Yaracuy; Anthony Mujica, de la emisora de radio Hispana 89.5FM; y, Ricardo Tarazona, del portal Qué Pasa en Venezuela.

El 29 de septiembre desde la cuenta del medio Lechuguinos, vinculado al oficialismo, se criminalizó el ejercicio periodístico y las opiniones del periodista Luis Olavarrieta en redes sociales.

El 12 de octubre funcionarios del Sebin allanaron la sede del Correo del Caroní en Puerto Ordaz, estado Bolívar. Retuvieron por varias horas a David Natera Febres, director del periódico, luego de registrar su residencia. El 14 de octubre también fueron intervenidas las oficinas en Caracas e incautado equipo del portal 15minutos.com, cuyo fundador es David José Natera Biliangieri, hijo de Natera Febres y secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Defensa Judicial, instalado a principios de octubre por el presidente encargado Juan Guaidó. El 20 de octubre el Sebin allanó nuevamente las instalaciones de Correo del Caroní. Este fue el tercer procedimiento en contra de propiedades de la familia Natera en menos de 10 días.

Compartí

0