Haití

Aa
$.-
HAITI La situación de la prensa en Haití ha evolucionado en los últimos meses acorde con la situación política, la cual parece marchar con pasos lentos pero decididos hacia el fortalecimiento de un régimen institucional que garantice el ejercicio de los derechos humanos violentados por décadas en este país. La prensa haitiana hoy día se complace simplemente con reportar los hechos de actualidad, relevando obviamente el discurso oficial predominante, sin prestarle atención al análisis de los acontecimientos o situaciones socio políticas, económicas y culturales. Después de los hechos del 28 de mayo de este año, en los cuales varios periodistas fueron maltratados física y psicológicamente por agentes policiales durante un encuentro cívico convocado a iniciativas de la Cámara de Comercio e Industria de Haití, los medios de comunicación en general no han sido objeto de ningún ataque o acto de agresión de parte de ningún sector durante los últimos seis meses del presente año. Se destaca la existencia de dificultades de acceso a las fuentes de información oficial, una ausencia de profundización de las informaciones. Un número importante de periodistas haitianos enfrentan una situación de frustración creciente, no solamente a nivel de su desarrollo personal sino también y sobre todo a nivel de las informaciones difundidas por la "mordaza" puesta por las autoridades para acallar los deseos de amplios sectores sociales. Por miedo o por temor a represalias, ciertas fuentes oficiales todavía permanecen reticentes a suministrar las informaciones a los medios de comunicación, mientras otras continúan privilegiando a ciertos medios para la difusión de algunas informaciones. Los temas políticos tienen preeminencia sobre los hechos sociales, económicos y culturales, generalmente difundidos de manera superficial. Esta rutina parece caracterizar el funcionamiento de la prensa y de los medios de comunicación haitianos en sentido general. Hay un conjunto de elementos que los periodistas y los medios de comunicación vacilan en cubrir o en profundizar, tales como la corrupción de los funcionarios.

Compartí

0