Brasil

Aa
$.-
BRASIL Con el retorno de la democracia al país y la elección del presidente Collor, la Constitución de 1988 estipuló las nuevas conductas para la comunicación social. Para ello, a pesar de no haber sido derogada la antigua Ley de Prensa Nº 5250, vigente desde el período dictatorial, la Constitución fijó dos dispositivos contradictorios: en uno garantiza la plena libertad de información, mientras que en el otro dicta normas, que posteriormente tendrán que ser reglamentadas por la ley ordinaria, estableciendo restricciones al dispositivo anterior. Por esta razón, para despejar toda duda, la Orden de Abogados del Brasil, la Asociación Nacional de Diarios y la Federación Nacional de Periodistas presentaron para su examen en el Congreso diversos proyectos de ley, en los cuales se proponen ideas para sustituir la antigua ley vigente en ese entonces. Para tener una mejor comprensión de estos proyectos, cabe mencionar la existencia de innovaciones que virtualmente chocan con el espíritu de libertad de información, como por ejemplo, la posibilidad de suspensión de una publicación en nombre de la moral y las buenas costumbres, la filosofía respecto a la exótica "cláusula de conciencia", o la instauración de un organismo con fundamentos marxistas que sería el "Consejo de Redacción", modalidad tropical del antiguo soviet. Aparte de que tales esbozos están siendo examinados para llegar a una redacción definitiva, sujetos a la consideración del Senado Federal, con la colaboración del senador Josaphat Marinho, que reemplaza al senador Fogaça, cabe destacar algunos puntos que tienen el objetivo de definir aspectos polémicos que interesan y sensibilizan a la sociedad brasileña. Entre ellos, realmente resaltan la llamada "prueba de la verdad", el enjuiciamiento, las penas, yel "derecho de réplica". No cabe duda de que una de las finalidades de esa ley específica es definir la pena a ser impuesta para una acusación leve, cambiándose el encarcelamiento del periodista por una indemnización pecuniaria al ofendido, con la intención de reparar la honra de éste, afectada por la calumnia. Entre las agresiones directas contra el libre ejercicio de la profesión está el caso de la desaparición del locutor Valdeci de Jesús, que utilizaba fraudulentamente el nombre y la documentación de Iván Santos Rocha, un primo suyo. Se sabe que el locutor venía denunciando la acción de los pistoleros del extremo sur de Bahía y por eso fue amenazado de muerte. Han sido sindicados como sospechosos de dicha desaparición, ocurrida en Teixeira de Freitas, Bahía, otro locutor, un sargento y dos soldados de la Policía Militar. Cuando se presentó la denuncia, luego de la investigación policial, el locutor Salvador Rodrigues y el policía Adilson Ramos se encontraban no habidos. Los otros dos, el sargento Jorge Mattar y el soldado Antonio Carlos Ribeiro de Souza están siendo sometidos al Consejo de Disciplina. El testigo no corroboró la denuncia. Fue arrestado Elemar Bandeira, un empresarío minero que disparó contra cuatro reporteros de la Agencia Estado y Jornal da Tarde, en un lavadero de oro ilegal en Río Madeira. La reportera Coeli Mendes-fue alcanzada por uno de los disparos. Esto ocurrió en Porto Velho, capital de Rondonia, en la noche del 27 de junio del presente año. Continúa sin solución el caso de la muerte de la columnista social María Nilce Magalhaes, ocurrida en julio de 1989. Por varios meses la Policía Federal ha estado presionando a los corresponsales Tom Murphy y Patricia Saldanha de la compañía Knight-Ridder Financial News-UNICOM para que revelen sus fuentes de información sobre una noticia acerca del cierre por parte del gobierno brasileño de las inscripciones para exportar café, hecho occurrido el 21 de marzo pasado. Ambos periodistas denuncian haber sido interrogados seis veces, en una ocasión por espacio de tres horas, además de haber recibidos abusos verbales y de haber sido amenazados con cárcel. La Asociación de Corresponsales Extranjeros de Brasil y el Sindicato de Periodistas Brasileños manifestaron sus protestas por estos incidentes, el último de los cuales occurrió el 20 de octubre.

Compartí

0