Chile

Aa
$.-
En este periodo no se han producido amenazas o ataques graves contra la libertad de prensa o de expresión. Sin embargo, la reciente aprobación de leyes y algunos proyectos de ley actualmente en el Congreso, pudieran afectar la libertad editorial de los medios. Continúa desde 2008 la tramitación en comisión mixta en el Congreso el proyecto de ley que regula la introducción de la televisión digital terrestre. Inicialmente destinado a regular la migración de los actuales concesionarios a esta nueva tecnología, este proyecto se ha transformado en una vía que entregaría amplias atribuciones al Estado para influir en la programación y contenidos editoriales de la televisión. Entre otras cosas, amplía excesivamente las atribuciones del Consejo Nacional de Televisión, entidad que vela por el correcto funcionamiento de este medio, facultándolo para exigir a las estaciones un cierto número de horas semanales de programación cultural, de formación cívica, y de fortalecimiento de las identidades nacionales, regionales y locales. Además, las estaciones estarían obligadas a promover en sus contenidos determinados principios establecidos en la ley, tales como la diversidad social, cultural, étnica, política, religiosa, de orientación sexual e identidad de género, entre otros. Respecto del proyecto de ley que modifica la Ley de Protección de Datos Personales N°19.628, que presentó el Gobierno a principios de enero de 2012, preocupa la ausencia de la exclusión del ejercicio periodístico y a la libertad de expresión en este tema. El 6 de junio se aprobó Ley N° 20.681 la cual impuso la obligación a los canales de televisión abierta de transmitir propaganda electoral para las elecciones primarias de Presidente de la República durante los 30 días previos a dicha elección, en la franja de las 20:00 horas por dos minutos para cada candidato. Esta modificación legal implica una carga pública gratuita impuesta a los canales de televisión abierta, una imposición a los concesionarios de televisión de libre recepción, en un tiempo de alta audiencia. Se trata de una intromisión en los contenidos y de una medida discriminatoria respecto de otros operadores de servicios televisivos que no están obligados por la norma. En julio se aprobó la ley 20.606 de “etiquetado de alimentos” que obliga a mejorar la información que se entrega a los consumidores sobre el contenido de los productos e impide publicitar a menores de 14 años los productos “poco saludables”. Toda publicidad de alimentos efectuada por medios de comunicación deberá llevar un mensaje, cuyas características determinará el Ministerio de Salud, que promueva hábitos de vida saludables. Todavía no está el reglamento del Ministerio de Salud en el que se especificarán cuáles son los alimentos “poco saludables”. Será importante la claridad y profundidad con que se recoja el compromiso incondicional por la libertad de prensa en los programas y propuestas de los candidatos que compiten por la Presidencia. Esto permitirá entender ciertos conceptos equívocos, como el de la “democratización de los medios de comunicación”, cuya aplicación en otros países ha significado severas restricciones a libertad de prensa.      

Compartí

0