Haití

Aa
$.-
Periodistas, medios y organizaciones de prensa reclaman que la seguridad sigue siendo un tema preocupante, potenciado por el clima de tensión política e impunidad. Dos periodistas fueron asesinados en este período, pero se desconoce si los casos están relacionados al oficio. Se trata de Pierre-Richard Alexandre, corresponsal de Radio Kiskeya, asesinado el 17 de mayo a causa de un presunto incidente vecinal, y Georges Honorat, director del periódico 'Haiti Progrès’, secretario general del Partido Popular Nacional y asesor del primer ministro de Haití, Laurent Lamothe, ultimado el 23 de marzo. Un equipo periodístico de radio fue atacado el 8 de mayo mientras cubría la comparecencia del ex presidente Jean-Bertrand Aristide, citado ante la justicia por la investigación del asesinato del periodista Jean Leopold Dominique en 2000, aún sin resolver. Aristide se entrevistó con el juez Ivikel Dabrésil, encargado del caso del periodista, cuya investigación intenta reactivar la justicia. Medios locales afirman que se investigan presuntos nexos de algunos de los procesados en esta causa con el partido de Aristide, Familia Lavalas, al que Dominique atribuía actos de corrupción. Partidarios del ex mandatario que se congregaron para apoyar a Aristide durante su deposición golpearon a los periodistas Henry Frantz Delice, Samuel Dallemand, Frantz Henry Jean Louis y Mislet Belice, de Radio-Télé Ginen. También fue dañado el vehículo de la emisora. La Asociación Nacional de Medios de Haití condenó el ataque contra los periodistas de Radio Tele Ginen que cubrían la comparecencia de Aristide. También con relación al caso de Dominique, el 7 de marzo acudió ante la justicia el ex presidente René Préval, amigo del periodista y presidente de Haití cuando fue asesinado. En conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa el 3 de mayo, el presidente Michel Joseph Martelly, reiteró su determinación de continuar garantizando la libertad de expresión en el país y agregó que su gobierno facilitará el trabajo de los periodistas y garantizará el buen funcionamiento de los medios. Otro tema que comienza a discutirse en el país es la carencia de una ley que garantice el libre acceso a la información, un obstáculo para el trabajo de los periodistas. Preocupa también la autocensura de los periodistas sobre la base de la posición política de los medios para los que trabajan y la falta de profesionalidad de muchos de los reporteros.  

Compartí

0