Brasil

Aa
$.-
La libertad de expresión se ha deteriorado drásticamente. Motivo de gran preocupación es el hecho de que los asesinatos de periodistas y otros profesionales de la comunicación continúan impunes. Hay cuatro casos con fuertes evidencias de que son resultado del ejercicio del periodismo, y siete en los que existe evidencia de hubo otras motivaciones. La persistencia de censura judicial, con dos nuevos casos, también es motivo de alarma puesto que fue ejercida por magistrados. Es especialmente digno de mención que la censura aplicada al periódico O Estado de S. Paulo, el 31 de julio del 2009, aún no ha sido objeto de una decisión final. Lo positivo es que se mantiene la tendencia de que las sentencias en esos casos siguen siendo examinadas por las altas esferas del poder judicial. La revisión, sin embargo, no logra revertir el perjuicio sufrido por la sociedad a la que se le impide el acceso a noticias sobre hechos relevantes. En lo que se refiere a sentencias judiciales relativas al ejercicio de la libertad de prensa, merece señalarse la decisión del ministro del Tribunal Supremo Celso de Mello, quien el 19 de febrero invocó la Declaración de Chapultepec y la Constitución Federal, para rechazar la petición del exgobernador del Distrito Federal, Joaquim Domingos Roriz, contra la revista Veja. En su decisión, el Ministro afirmó que “el contenido de la Declaración de Chapultepec revela que no existe nada más dañino y peligroso que la pretensión del Estado de regular la libertad de expresión...”. El texto continúa diciendo que “el ejercicio concreto de la libertad de expresión por parte de los profesionales de la prensa, cuyo fundamento reside en el propio texto de la Constitución de la República, asegura al periodista el derecho de realizar la crítica, incluso desfavorable y en  un tono contundente, contra cualesquier personas o autoridades”. Con respecto a la práctica diaria del periodismo, es motivo de especial preocupación el hecho de que, debido a la ola de protestas del año pasado en Brasil, en el período que abarca este informe se reportaron 66 casos de profesionales víctimas de brutalidad policial y de agresiones de manifestantes. La violencia, en muchos casos dirigida claramente contra los profesionales de la prensa, resultó en la muerte del camarógrafo Santiago Andrade, de TV Bandeirantes, lesiones graves de profesionales y alcanzó instalaciones y vehículos de empresas periodísticas. Resulta preocupante que muchos manifestantes combinen la agresión contra periodistas y actitudes hostiles contra las empresas de medios, demandando del gobierno normas más drásticas que las ya existentes para los medios de comunicación y una vaga promoción de formas “populares” de comunicación. Lista de los asesinatos: El 27 de febrero del 2014, el periodista y locutor Geolino Lopes Xavier (conocido como Geo Lopes), director del Portal N3, fue muerto a tiros en el centro de Teixeira de Freitas (BA). Geo Lopes estaba dentro de su auto, que tenía el logo de Portal N3, cuando los asesinos pasaron en otro vehículo, le dispararon y luego huyeron. La policía investiga las causas del crimen, y los asesinos siguen fugitivos. El 13 de febrero del 2014, el periodista Pedro Palma, propietario de Jornal Panorama Regional, fue asesinado en Miguel Pereira (RJ), de tres disparos desde una motocicleta que pasó frente a su casa. Mauro Peixoto,  ex secretario de Medio Ambiente de Miguel Pereira y amigo de Palma, dijo que el periodista había recibido amenazas, pero no creía que algo así podría efectivamente suceder. Los sospechosos siguen fugitivos. La esposa del periodista confirmó que había recibido quejas veladas sobre irregularidades en la región. El 24 de febrero del 2014, el presidente de la Cámara Municipal de Miguel Pereira (RJ), el concejal Eduardo Paulo Correa, informó de que había solicitado al Comité Judicial de la Cámara investigar la desaparición de 216.000 reales brasileños. La subvención fue patrocinada por la compañía Light para realizar un festival de jazz en la ciudad. Sin embargo, no se llevó a cabo el evento. De acuerdo con Diário do Vale, la denuncia fue hecha por el periodista Pedro Palma. El 6 de febrero del 2014, el camarógrafo Santiago Andrade, de TV Bandeirantes, fue herido en la cabeza por un explosivo lanzado por un manifestante durante los conflictos entre manifestantes y la policía en protesta en la Estación Central de Brasil contra un aumento en las tarifas de autobuses. Santiago sufrió una fractura del cráneo y la pérdida de parte de la oreja izquierda. En una foto difundida por el diario O Globo, tomada segundos antes de la explosión que afectó a Santiago, se ve a un hombre con una camisa gris que corre entre la multitud. Según el fotógrafo del diario, este sería quien activó el explosivo. El 12 de febrero del 2014 fue detenido el segundo sospechoso de estar implicado en la muerte del camarógrafo. Caio Silva de Souza fue encontrado en un hotel en Feira de Santana (BA). El 31 de octubre del 2013 el periodista Rômulo Laurentino de Sousa, titular del portal “Aroeiras online”, fue asesinado en el centro de Aroeiras (PB) de dos tiros a la cabeza. Según la policía, el periodista caminaba por la calle cuando se le acercaron dos hombres que pidieron su nombre, y de confirmar que se trataba de Rômulo Laurentino dispararon y huyeron, lo que descarta la posibilidad de un robo. La policía trabaja con la hipótesis de un asesinato por encargo, y toma en consideración que Laurentino mantenía un blog personal en el que hacía críticas a los políticos locales. Según investigaciones, los siguientes casos de muertes no tuvieron relación con el ejercicio del periodismo: Celso Mazzieri (TV Brasil, asesinado el 5 de marzo del 2014), Hélton Souza (asesor de prensa en la Santa Casa de Fernandópolis (SP), 27 de febrero del 2014), Carlos Dias (locutor de Rádio Juventude de Messias Targino (RN), 17 de febrero del 2014), José Lacerda da Silva (camarógrafo del Grupo TCM de Comunicación de de Mossoró, 16 de febrero del 2014), Edy Wilson da Silva Dias, Rádio Explosão Jovem FM de Pinheiros (ES), 11 febrero del 2014), Osni Mendes (revista Click Mineiros, 21 de diciembre del 2013) y Cláudio Moleiro de Souza (director de Rádio Meridional de Jaru (RO), 12 de octubre del 2013). A continuación, una lista de los casos más importantes en este período. El 24 de marzo del 2014, la sala de redacción del diario Polêmica e Debates, en Conchal (SP) fue incendiada. El ataque ocurrió en la noche, cuando no había nadie en la redacción. Los vecinos lograron contener las llamas y llamar a la policía, que encontró un paño con líquido inflamable en el lugar. Según el periodista Adolfo Pedroso, dueño del periódico, un empleado vio a tres hombres frente al edificio, y poco después supo del incendio. Adolfo dijo que creía que la acción era una represalia después de la operación policial. El 17 de Marzo del 2014 el periodista Marcos Pontes, quien dirigió una investigación sobre pedofilia y prostitución infantil, fue acusado de extorsión, calumnia y difamación por parte de María Cristina Portugal, titular de la Delegación de Lucha contra la Delincuencia Organizada. Junto con él también fue acusado el propietario de Red Tiradentes, Ronaldo Tiradentes. Tras una investigación iniciada en el 2013, la delegada concluyó que los dos son los autores de un vídeo —con preguntas y respuestas combinadas— que trata de vincular los nombres de los miembros de la familia Calderaro (propietario de la Red Calderaro y el diario A Crítica, de Manaus) y de políticos locales en casos de prostitución infantil y orgías. Ronaldo Tiradentes fue acusado de extorsionar al presidente del sistema de A Crítica de Radio y Televisión, Dissica Tomaz Calderaro. Marcos Pontes también fue acusado de extorsionar a Calderaro, y además, de difamar a la titular de la Delegación Especializada de Protección de Niños y Adolescentes (DEPCA), Gláucia Linda Moraes. Durante cuatro meses el teléfono móvil de Pontes fue rastreado y fue víctima de escuchas telefónicas durante el ejercicio de su profesión. A fin de obtener la autorización para llevar a cabo la escucha, la delegada no indicó que se trataba de un profesional de la prensa en pleno actividad. Si la fiscalía presenta acusaciones contra ambos y los condenan, pudieran servir penas de hasta 13 años de prisión y multas. El 13 de marzo del 2014 el periodista Aníbal Ribas, propietario y editor de Jornal Pampeano, de Jaguarão (RS), fue amenazado por ocho policías que asaltaron la sede del periódico en la ciudad. Según Ribas, la policía lo arrestó y obligó a firmar seis denuncias detalladas por difamación, calumnias e injurias. La acción de la policía fue motivada por un reportaje publicado en el periódico ese día, donde aparecía la transcripción de una conversación con dos capitanes de la Policía Militar grabada por Renato Jaguarão, ex candidato a la alcaldía. Los militares confirmaron que el actual alcalde, José Cláudio Martins, había sido detenido en un punto de control y negado a someterse a la prueba de alcoholemia, un hecho negado por la policía hasta el momento. El 7 de marzo del 2014 el periodista Yassine Ahmad Hijazi, del portal de noticias de Paraná  A Fronteira, fue amenazado por el alcalde de Foz do Iguaçu, Reni Pereira, durante una conferencia de prensa. El periodista le preguntó al alcalde sobre los bajos niveles de popularidad de su gestión. Impaciente, el alcalde se apartó de la cámara sin responder a la pregunta y maldijo al reportero. El 4 de marzo del 2014 el camarógrafo Hilton Costa Brito, de TV Atenas, filial de TV Bandeirantes, recibió cuatro disparos en Pedreiras (MA), frente a la sede de la televisión. Hilton esperaba el paso de la procesión del carnaval para filmar, cuando tres personas llegaron en un auto y uno de ellos descendió y disparó. Hilton fue llevado al hospital y sometido a dos cirugías. El caso es investigado como asesinato por encargo. Hasta ahora no hay sospechosos arrestados. El 27 de febrero del 2014 Jackson Roberts, camarógrafo de TV Band Amazonas, fue detenido por la policía militar mientras filmaba imágenes de un homicidio en el distrito de Cachoeirinha, en Manaus (AM). El teniente que lo arrestó argumentó que el reportero había sobrepasado la franja de aislamiento de la escena del crimen. El 26 de febrero del 2014 un reportero de TV Anhanguera, quien pidió no ser identificado, fue golpeado mientras cubría las protestas del Movimiento Pase Libre en Goiânia. Durante la protesta, las imágenes del camarógrafo muestran a un grupo de enmascarados reuniendo neumáticos y vertiendo alcohol sobre ellos. El 25 de febrero del 2014 tres autos pertenecientes a dos medios de comunicación, dos del periódico Notícias do Dia y otro de TVCOM, del grupo RBS, fueron atacados en el Morro do Horácio, en Florianópolis (SC). El sitio es utilizado por las estaciones de televisión, radio y periódicos para acceder a las torres de transmisión que están en la parte superior del Morro da Cruz. El 22 de febrero del 2014, durante una manifestación en contra de la Copa del Mundo, en el centro de Sao Paulo, catorce periodistas fueron detenidos y golpeados por la policía militar. A pesar de la presentación de identificación profesional, algunos reporteros que cubrían la manifestación fueron arrestados junto con los manifestantes. Sérgio Roxo (O Globo), Reynaldo Turollo (Folha de S.Paulo), Paulo Toledo Piza (G1), Bárbara Ferreira Santos (Estadão), Fábio Leite (Estadão), Victor Moriyama (freelancer) y Felipe Larozza (Vice) fueron detenidos temporalmente por períodos que van desde varios minutos a unas tres horas. Roxo, Bárbara e Moriyama también sufrieron ataques y agresiones. Bruno Santos (Terra) sufrió un esguince en el tobillo y recibió golpes de porra mientras trataba de escapar de una confusión en medio de la protesta. Evelson de Freitas (Estadão), Amanda Previdelli (Brasil Post), Mauro Donato (Diário do Centro do Mundo), Tarek Mahammed (Rede de Fotógrafos Ativistas), Alexandre Capozzoli (Grupo de Apoio Popular) y Alice Martins (Vice) recibieron golpes de porras y  escudos y pateados. Los primeros profesionales fueron puestos en libertad por la noche. El coronel de la Policía Militar Celso Luiz Pinheiro deploró los ataques sufridos por periodistas y pidió disculpas por los excesos cometidos por los policías. El 18 de febrero del 2014 el periodista Francisco das Chagas de Souza, administrador de las páginas de Facebook “A Crítica de Humaitá” y “Chaguinha de Humaitá”, tuvo que eliminar los comentarios y artículos escritos por lectores en el 2013, además de pagar una multa diaria de 800 reales brasileños si algunas secciones no se retiraban de Internet. Los artículos y comentarios fueron hechos en medio de un clima de tensión en el sur del Amazonas después de la desaparición de tres personas en el área indígena Tenharim Marmelos. Según la acusación, los textos contenían ofensas, incitación al odio, comentarios abusivos y contenido discriminatorio contra los Tenharim. La Corte Federal en el Estado aceptó la solicitud de interdicto preliminar hecha por los fiscales federales en Amazonas (MPF/AM) mediante acción civil. El 6 de febrero del 2014 el periodista alemán Phillip Barth, corresponsal de la Deutsche Welle, fue golpeado por la policía militar mientras cubría la protesta contra el aumento de tarifas de los autobuses en Río de Janeiro. El 6 de febrero del 2014 el periodista y profesor universitario Cilene Victor da Silva recibió amenazas de muerte en una llamada telefónica anónima. La amenaza fue causada por críticas del periodista, en su página de Facebook, al comentario de Rachel Sheherazade, presentadora de SBT sobre torturas a un joven por un grupo de “vigilantes” en Río de Janeiro. El 4 de febrero del 2014 el periodista Pablo Franco fue agredido y amenazado por el concejal Adriano Delfino da Silva, conocido como “Drikão”, concejal del municipio de Agudos (SP). El incidente ocurrió frente a la cámara durante la protesta de los residentes que ocuparon casas del Parque Santa Cândida, y habría sido causado por un comentario de un periodista en su página personal de Facebook, en el que criticaba la actitud de “Drikão” en contra del convenio del gobierno de la ciudad con el hospital de Agudos para el tratamiento de casos de emergencia. El 2 de febrero del 2014 el periodista Ribeiro Sousa, de Rádio Paiaiá FM y director del sitio RF NOTÍCIAS en el municipio de Saúde (BA), sufrió el allanamiento de su casa por el abogado Joel Caetano da Silva Neto y otros dos hombres. Ribeiro fue agredido y amenazado, y su hijo de 15 años fue empujado por los atacantes. El hecho fue motivado por una denuncia del periodista acerca de que el abogado cobraría 3.500 reales brasileños por representar a ancianos que demandaban pensiones. El 25 de enero del 2014 el reportero gráfico Sebastião Moreira, de la agencia de noticias EFE, fue golpeado por la policía militar mientras cubría las protestas contra la Copa Mundial frente al Hotel Linson, en el centro de Sao Paulo. La agresión fue filmada por el fotógrafo Mauro Donato y divulgada el 27 de enero, con imágenes de la llegada al hotel de las tropas de choque. El fotógrafo fue agredido a pesar de que presentó a la policía su identificación profesional. El 17 de enero del 2014 Juárez Matias, fotógrafo del sitio Bocão News, fue agredido por uno de los guardaespaldas del alcalde de Salvador (BA), ACM Neto. En ese momento, el fotógrafo se encontraba cubriendo la celebración conocida como Festa do Bonfim, acompañando al bloque del alcalde. Según el sitio Bocão News y el diario Tribuna da Bahia, mientras la procesión se acercaba a Colina Sagrada un individuo trató de superar la barrera de los guardaespaldas del alcalde y uno de ellos lo inmovilizó. El 17 de enero del 2014 el equipo de reporteros “Balanço Geral” de TV Nativa, una afiliada de la Red Record, en Mato Grosso, fue amenazado por el propietario de una mina de oro en el municipio de Paranaíta, identificado como Jeferson Reinaldo de Paula. El equipo cubría el robo a un puesto de lotería el 31 de diciembre del 2013. Según información de la policía civil y militar, los sospechosos se escondían en la zona de extracción de oro con armas, municiones, dinamita y motosierras. El 19 de noviembre del 2013 los periodistas Rubens Salomão, de Rádio 730, y Rosana Melo, del periódico O Popular, fueron golpeados por policías civiles en huelga, en el piso de la Asamblea Legislativa de Goiás, Goiânia (GO). Salomão declaró que fue al lugar para hablar con los diputados acerca de la invasión del plenario, y al no encontrarlos, comenzó a fotografiar a los manifestantes. Según él, al identificarse como periodista, al menos dos agentes empezaron a atacarlo verbalmente y decirle que estaba interfiriendo con la manifestación. El 21 de octubre del 2013 cuatro miembros de la prensa fueron golpeados por policías y manifestantes cuando cubrían en Río de Janeiro (RJ) la protesta en contra de la venta del campo petrolero de Libra. Sus equipos de trabajo y mochilas personales fueron quemados. La reportera Aline Pacheco, de TV Record, fue golpeada por un grupo de manifestantes. El reportero gráfico Gustavo Oliveira, de la agencia británica Demotix, fue alcanzado por una piedra lanzada por los manifestantes. Pablo Jacob, fotógrafo del periódico O Globo, y el camarógrafo Marco Mota, de TV Brasil, fueron alcanzados por balas de goma disparadas por agentes de la Fuerza Nacional. El 19 de octubre del 2013 la periodista Tatiana Farah, del periódico O Globo, fue alcanzada por una bala de goma y golpeada con porra por un policía durante una protesta contra el uso de animales en la investigación científica en el Instituto Royal, en São Roque (SP). Según la reportera, ella y un fotógrafo que no conocía estaban en la parte lateral de la operación cuando sufrieron las agresiones. Los dos gritaron advirtiendo que pertenecían a la prensa, pero eso no detuvo a los policías. El 14 de octubre del 2013 el periodista Ieldyson Vasconcelos, presentador del programa “Bom Dia Meio Norte”, de TV Meio Norte, en Piauí, dijo como parte de las noticias que su nombre formaba parte de una lista de personas marcadas por la muerte. La lista, que habría sido creada por narcotraficantes e incautada por la policía, incluye, además del nombre del presentador, a dos periodistas y cuatro policías militares. El 7 de octubre del 2013 la periodista Roberta Kremer, del Jornal Notícias do Dia, fue amenazada por el concejal de Florianópolis, Deglaber Goulart (PMDB), durante una sesión de la Municipalidad de la ciudad. Esto ocurrió debido a que la periodista criticó el proyecto de Goulart sobre el tratamiento psicológico a homosexuales y sus familiares. Kremer dijo que el proyecto desviaría la atención de uno de los problemas más controvertidos de la ciudad, la investigación sobre taxis locales.  

Compartí

0