Honduras

Aa
$.-
Persiste el clima de inseguridad para el ejercicio del periodismo, impulsado por elevados índices de impunidad que, además, generan autocensura periodística en temas sensibles como la inseguridad ciudadana y el crimen organizado transnacional. El Gobierno mantiene instrucciones arbitrarias que restringen el acceso a la información pública, ahora agravado por la aprobación el 7 de marzo de la “Ley para la Clasificación de Documentos Públicos Relacionados con la Seguridad y Defensa Nacional”, instrumento que vulnera principios sobre transparencia y acceso. Dicha ley ha sido impugnada por diferentes sectores ante el Poder Judicial por contener un lenguaje ambiguo que podría aprovecharse por sectores oficiales para ocultar información de interés público. Han continuado amenazas, agresiones y abusos contra medios y periodistas y destacándose en este último semestre los siguientes casos: El 23 de octubre fue asesinado el camarógrafo Manuel Murillo Varela, en Tegucigalpa. Murillo Varela gozaba de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por hechos ocurridos con anterioridad. El 28 de octubre el periodista Adolfo Hernández denunció ante el Comisionado de Derechos Humanos (CONADEH) al Gobierno como responsable de amenazas a muerte y cierre de su programa televisivo “No se Deje” transmitido por Telered 21. El 31 de octubre la periodista Ariela Cáceres, del canal Hable Como Habla (HCH) denunció amenazas a muerte recibidas por la vía telefónica así como el saqueo de su vehículo. El 12 de noviembre ocurrió un atentado con arma de fuego contra las instalaciones de Canal 34 y radio Popularísima en la ciudad de Siguatepeque, así como contra el vehículo de Nery Recarte, propietario de ambos medios. El CONADEH pidió al Gobierno aplicar medidas de protección. El 8 de diciembre se reportó el asesinato del empresario de las comunicaciones Juan Carlos Argenal Medina en la ciudad de Danlí. Era corresponsal de Globo TV en esa ciudad y dueño de Discomóvil Suprema. Las autoridades indicaron que presentaba dos impactos de bala en la cabeza. El 10 de diciembre el periodista Erick Mairena de Maya TV denunció ante laCONADEH que fue víctima de agresión física y verbal por parte de miembros de la guardia de seguridad del Hospital Escuela, mientras entrevistaba a una persona en ese centro hospitalario. El 24 de marzo el Periodista Esdras Amado Lopez (Canal 36) denunció que su canal y Radio Globo están siendo víctimas de persecución y estigmatización de parte del Estado y del presidente, Juan Orlando Hernández. El periodista fundamenta su denuncia en recientes expresiones del Presidente en las que acusó a dichos medios de tener “como agenda política inculpar al Estado de Honduras en los múltiples asesinatos de jóvenes ocurridos recientemente”.  

Compartí

0