GUATEMALA

Aa
$.-
Guatemala sigue siendo un país de riesgo para la prensa. En el último trimestre del 2006 y el primero del 2007, las amenazas de muerte, agresiones y ataques contra periodistas continúan vigentes. Además, el acceso a la información sigue siendo complicado, particularmente porque no existe una legislación que lo permita. De octubre de 2006 al 6 de marzo del 2007, la unidad fiscal de delitos contra sindicalistas y periodista del Ministerio Público (MP) recibió cinco denuncias de periodistas por coacción y amenazas y una por lesiones. El fiscal Mario Castañeda dijo que la mayoría de las denuncias han sido recibidas en la ciudad de Guatemala, y se encuentran en fase de investigación. Existen intentos por acallar a la prensa mediante intimidaciones que agentes de la policía realizan tras revelar la existencia de “escuadrones de limpieza social” o “ejecuciones” extrajudiciales operando ilegalmente dentro de la Policía Nacional Civil guatemalteca. El 15 de marzo los hermanos José Luis y Henry Benitez presentaron una denuncia contra el presidente de elPeriódico, José Rubén Zamora y la jefe de Redacción Ana Carolina Alpírez, acusándolos de ser los autores intelectuales de tentativa de asesinato y amenazas. Exigen que los directivos sean penados con hasta 50 años de prisión o pena de muerte. El 8 de marzo, elPeriódico realizó una investigación, denunciando que los hermanos Benitez forman parte de un grupo que opera en la policía y que protagonizó un operativo en prisión donde ingresaron con capuchas y fusiles M-16 y dieron muerte extrajudicial a siete prisioneros. El caso es investigado por la Procuraduría de los Derechos Humanos. Un día después, los hermanos Benitez supuestamente fueron atacados a tiros y acusan a elPeriódico de ser los autores intelectuales de la tentativa de asesinato. El director de la Policia Nacional Civil, Edwin Sperissen, se ha unido a las acusaciones de Benitez y ha responsabilizado a elPeriódico por poner en riesgo la vida de sus asesores. Estos escuadrones ilegales han salido a luz pública tras el asesinato de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano, a manos de cuatro policías de la Unidad del Crimen Organizado de la Policía Nacional Civil, que fueron capturados y posteriormente asesinados en prisión. El 28 de febrero del 2007, la redacción del canal Cable Guatevisión, fue víctima de amenazas de muerte desde que realizó un reportaje sobre el asesinato de cuatro policías, ocurrido el 25 de febrero de ese año, se presume que existen criminales infiltrados en la policía. Según Haroldo Sánchez, director de antena de Cable Guatevisión, las fuerzas del orden han grabado y fotografiado a los periodistas de su redacción que realizaban un reportaje sobre el asesinato de los cuatro policías guatemaltecos que fueron ejecutados en la cárcel después de ser acusados como responsables del asesinato el 19 de febrero de tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano y su chofer. Desde el 25 de febrero la redacción viene recibiendo amenazas de muerte. "Algunos correos electrónicos nos advierten de que nos van a asesinar", contó Sánchez, a quien personalmente le conminaron a "no volver a dar cobertura al asunto". El 2 de febrero del 2007, Winder Jordán Madrid, director informativo de la emisora local Radio Sultana y corresponsal del diario nacional Nuestro Diario, sufrió un atentado por disparos en Gualán, en el departamento de Zacapa. El 30 de noviembre del 2006 el periodista Rogelio Hernández Reyes, reportero del Periódico Tajumulco, del departamento de San Marcos, presentó denuncias por amenazas. El 29 de noviembre del 2006, el reportero Erick Galindo Mendoza y el camarógrafo David Fernando Asturias, de Telediario canal 3, fueron agredidos físicamente por un grupo de vendedores de un mercado cuando la Policía se retiró después de decomisar radios para vehículos de dudosa procedencia. El equipo de los periodistas fue destruido y la policía capturó a siete agresores que recuperaron su libertad el mismo día, al pagar una fianza. Desde que la unidad fiscal de delitos contra sindicalistas y periodistas fue creada en el 2001, solo dos casos de agresión y asesinato contra periodistas ha llegado a debate público. Se trata del caso del director de elPeriódico José Rubén Zamora, a quien el 24 de junio del 2003 un grupo de once personas fuertemente armadas, entre ellas una mujer, allanó su residencia, lo agredieron junto a su familia y empleados, y simularon ejecutar a Zamora en dos ocasiones. Se realizaron dos capturas, ambos ex miembros del desaparecido Estado Mayor Presidencial (EMP). De los detenidos uno fue absuelto y el otro condenado a 15 años de prisión inconmutables el 4 de marzo del 2005. El otro caso es el periodista Miguel Ángel Morales Quiñónez, miembro del Círculo Nacional de Prensa, quien fue asesinado en el 2004. El caso llegó a juicio oral y hubo condenatoria para dos personas por 21 y 14 años de prisión en noviembre del 2006. La mayoría de los periodistas se queja de la dificultad al acceso de información. El acceso a la información se encuentra protegido en los artículos 30 y 31 de la Constitución aunque no está regulado por ley. Varias asociaciones, entre ellas la Asociación Desarrollo, Organización, revisaron el anteproyecto sobre la ley de libre acceso a la información presentado por la diputada Nineth Montenegro, el segundo semestre del año pasado, aunque permanece archivado. Oscar Rodolfo Castañeda, director de Radio 10, denunció ante la SIP que el gobierno nacional no ha cumplido con medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Finalmente, el periodista Angel Sas, quien es responsable de cubrir la fuente policíaca, sufrió un atentado la noche del domingo 18 de marzo.Sas salía de elPeriódico y se dirigía a su residencia cuando hombres armados lo atacaron a balazos. El periodista salió ileso. El atentado surge luego de que elPeriódico publicó la existencia de grupos ilegales que operan dentro de la policía guatemalteca.

Compartí

0