HONDURAS

Aa
$.-
Se vislumbran nubarrones en el horizonte de la libertad de prensa en el país a raíz de limitaciones provocadas por el Gobierno. El presidente Manuel Zelaya utiliza una retórica poco amistosa cuando se refiere a los medios de comunicación acusándolos de magnificar los errores del gobierno y de minimizar sus aciertos, de promover una percepción sobre inseguridad mayor de la existente y, en general, de ser opositores abiertos a su administración. Hasta el momento no han existido ataques directos por parte del gobernante, excepto cuando en una presentación pública parodió el eslogan del diario El Heraldo, “Una verdad en sus manos”, por “Una mentira en sus manos”, como reacción a artículos sobre actos de corrupción en el gobierno. Existen reiterados denuestos sobre “grupos de poder”, que en privado la gente del gobierno explica que aluden a dueños de medios, pero ni el presidente ni sus colaboradores cercanos se atreven a explicar o aclarar. Ello lleva a que se multipliquen las insinuaciones contra los medios, lo que se ha convertido en un ambiente incómodo para el ejercicio del periodismo. Los principales hechos en este período son lo siguientes: El 26 de abril el Presidente había expresado que “No soy borrego de poderosos ni de medios de comunicación”. El 25 de mayo se quejó del trato que le da la prensa y dijo que la prensa “debe ser más positiva” y pidió a los directores y periodistas “profundizar en el periodismo de investigación y además de la crítica, debemos poner las cosas positivas que tenemos los hondureños”. El 22 de agosto, acusó a los medios de comunicación de provocar la zozobra en el país con las informaciones sobre los hechos violentos, y al día siguiente acusó a los medios de amarillistas y de “echarle tierra” al ministro de Seguridad. El 9 de septiembre, la modelo Ana Muñoz demandó por los delitos de difamación y calumnia al propietario de diario La Tribuna, Carlos Flores y al editor de la sección Extra Entretenimiento del mismo diario, Miguel Caballero Leiva. Flores fue exonerado del caso por un tribunal y el 26 de septiembre Caballero asistió a una audiencia de conciliación a fin de evitar un juicio oral y público. El periodista Aníbal Barrow fue declarado culpable por los delitos de difamación y calumnia por demanda interpuesta por la también periodista Roxana Guevara. Está pendiente la audiencia para dictar sentencia. El 4 de septiembre el periodista Ernesto Rojas del programa San Pedro Sula de Noche, que se transmite por Radio San Pedro, fue querellado por el Regidor Municipal Guillermo Villatoro Hall. El mismo día, en Tegucigalpa, fue querellado el periodista Francisco Romero del programa “Hablemos de Noche”, de Hondured, por Yansen Juárez, coordinadora nacional de programas y proyectos del Ministerio de Educación Pública. El 1 de agosto, la periodista Fanny Velásquez y el camarógrafo Geovanny Méndez, del noticiero TVC, de la Corporación Televicentro, fueron agredidos verbal y físicamente por el director de Medicina Pediátrica del hospital Materno Infantil, Guillermo Villatoro, cuando cubrían una información de salud en esa sala médica. El presidente del Congreso Nacional, Roberto Michelleti anunció que el tercer y último debate de la Ley de Transparencia y acceso a la información pública será discutido en la primera semana de octubre.

Compartí

0