Haití

Aa
$.-
57ª Asamblea General Washington, DC 12 – 16 de octubre del 2001 HAITI En un estado de gran tensión política los periodistas denuncian frecuentes hostigamientos de parte de funcionarios civiles y militares de la nación. Algunos comentaristas aseguran que reciben amenazas y otros admiten que se autocensuran para evitar que las advertencias lleguen a vías de hechos contra ellos o sus familiares. Una queja frecuente de los periodistas haitianos consiste en las serias dificultades que tienen para acceder a las informaciones oficiales, en un país en que la generalidad de la situación la controla el Gobierno. La radio sigue siendo la principal fuente de información debido al alto número de analfabetos, por lo que los comentaristas y periodistas de esos medios de comunicación son los que reciben mayor presión de los estamentos oficiales, ya sea para-oficiales y militares, pero también de sectores políticos afines al Gobierno, como el partido Familia Lavalàs ¬–oficialista– y de la oposición. La delincuencia y el narcotráfico se han convertido en los últimos meses en mecanismos de presión adicional que enfrentan los periodistas, a quienes frecuentemente se trata de sobornar, aprovechando los bajos salarios que gana la gran mayoría. La Asociación de Periodistas ha dicho, ante consultas, que los periodistas que se quejan por presiones y amenazas prefieren no ser identificados para evitar atentados en su contra. El presidente Jean-Bertrand Aristide ha reiterado que es respetuoso del libre ejercicio de la prensa y de que su gobierno es receptivo de las críticas. No obstante, la inseguridad en que vive la población haitiana es un serio obstáculo para que esa libertad sea una realidad. Siguen sin castigo los asesinatos de los periodistas Jean Leopold Dominique y Gerard Denoze. Con relación al asesinato de Dominique hay un juicio abierto con acusados del mismo, pero no se ha podido concluir debido a los frecuentes incidentes judiciales y a que el juez a cargo dijera sentirse intimidado y su seguridad amenazada.

Compartí

0