Argentina I

Aa
$.-
CONSIDERANDO que el Gobierno Argentino sigue agravando su modelo de distribución arbitraria de la publicidad oficial, desconociendo fallos judiciales de la Corte Suprema que lo obligan a hacerlo respetando pautas objetivas y razonables para no afectar la libertad de expresión CONSIDERANDO que se sigue multiplicando el dinero público asignado a este fin, alcanzando una incidencia nunca antes vista en el mercado, así como su utilización como herramienta de censura indirecta, a través de un sistema de premios y castigos CONSIDERANDO que, en paralelo, desde hace más de ocho meses se mantiene vigente en la Argentina un inédito y gravísimo cepo publicitario privado, impuesto por funcionarios del gobierno a distintas empresas, para que las mismas no publiquen anuncios en medios independientes, con el objetivo de privar a estos últimos de su natural, legítimo y vital medio de subsistencia CONSIDERANDO que este verdadero boicot fue iniciado de manera simultánea por empresas de distintos rubros, y que implica una caída interanual de entre el 70 y el 80 por ciento de los avisos, lo cual produce un enorme daño a la sustentabilidad de las empresas periodísticas, que se asoman al riesgo de perder su equilibrio operativo CONSIDERANDO que además de configurar un caso de censura y afectar la libertad de expresión, dicho boicot vulnera las leyes de defensa de la competencia y del consumidor, afectando garantías fundamentales de ciudadanos, como los derechos a la información, a la transparencia en la relación de consumo, a  la competencia y a la protección como consumidores CONSIDERANDO que estas actitudes vulneran de forma abierta y directa el Pacto de San José de Costa Rica y el Artículo 7 de la Declaración de Chapultepec que dice: Las políticas arancelarias y cambiarias, las licencias para la importación de papel o equipo periodístico, el otorgamiento de frecuencias de radio y televisión y la concesión o supresión de publicidad estatal, no deben aplicarse para premiar o castigar a medios o periodistas. LA ASAMBLEA GENERAL DE LA SIP RESUELVE Instar al Gobierno argentino a que cese en sus prácticas discriminatorias en materia de asignación de publicidad oficial, respetando criterios objetivos y equitativos, y no utilizando los recursos públicos como sistema de premios y castigos Reiterar al Congreso argentino la necesidad de la sanción de una ley que, de acuerdo a estándares internacionales, regule la asignación de publicidad oficial Condenar enfáticamente el cepo publicitario privado vigente desde hace más de 8 meses en la Argentina, derivado de las presiones del Gobierno a anunciantes privados para que se abstengan de pautar avisos en medios independientes Repudiar la actitud de las compañías globales, regionales o argentinas que aceptaron ser sometidas a esas inadmisibles presiones y dejaron de publicar avisos en diversos medios argentinos  comprometiendo así  la sustentabilidad de estos Instar al sector privado a ser consecuente con los principios de libertad de expresión y libre competencia, resistiéndose a ser partícipe de medidas reñidas con los mismos.

Compartí

0