Estados Unidos

Aa
Informe de la Reunión de Medio Año 2018
Medellín, Colombia
13-15 de abril
$.-

El informe que presentamos hace seis meses en la reunión en Salt Lake City comenzó con estas palabras: "Los medios de comunicación permanecen a la defensiva frente a la fuerte retórica antiprensa del presidente Donald Trump ...".


La retórica dañina y no presidencial prosigue ciertamente, pero la historia de 2018 puede ser que los medios responden proactivamente al acoso político y avanzan a contracorriente de las tendencias tecnológicas, sociales y de la industria que eclipsan en ocasiones sus esfuerzos por producir un periodismo original, local, investigativo y a favor de la rendición de cuentas gubernamental.

El panorama general es que contamos con periodismo de calidad todos los días a pesar de las distracciones como el supuesto choque entre las noticias reales y las "falsas". Y a pesar de que el presidente fustiga una y otra vez a los principales medios de comunicación por sus críticas —historias en particular o reporteros individuales— con el aparente propósito de avanzar en su agenda política.

He aquí un reciente "tweet" de Trump:

"El Noticias Falsas Washington Post, 'cabildero principal' de Amazon', tiene otro (entre muchos) titulares falsos: 'Trump desafiante ya que China suma penalidades comerciales'. ¡INCORRECTO! Debería leerse: 'Trump desafiante pues penalidades comerciales de Estados Unidos pondrán fin a las barreras y robo de la propiedad intelectual' ¡Típicos informes erróneos!".

Lo que es desconcertante es que este menosprecio ocurra repetidamente, sea claramente falso o desvinculado de los hechos; sin embargo, puede ir acompañado de cambios en la política del gobierno, como la represión de "filtraciones" (divulgación no autorizada de información) y otros esfuerzos para socavar el derecho del público a saber.

Con todo, resulta alentador que los medios de noticias, fundaciones de medios, grupos de vigilancia y otros riposten.

Trump criticó el libro Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca que lo retrata desfavorablemente y trató de utilizar la ley de difamación para detener su lanzamiento. Posiblemente debido a la publicidad gratuita, se convirtió en un best-seller instantáneo

El presidente bloqueó el acceso de varios usuarios individuales a su cuenta de Twitter, @realDonaldTrump, porque sus "tweets" le habían molestado; sus abogados fueron llevados a un tribunal federal por supuestamente infringir los derechos constitucionales de libertad de expresión de los ciudadanos.

En el reciente "presidencial" Fake News Awards, de enero de 2018, The New York Times, CNN y otros importantes medios de comunicación fueron ridiculizados por supuestos errores informativos. Inmediatamente después los premios fueron verificados por las organizaciones de noticias que encontraron distorsiones.

Lejos de acobardarse, los medios de noticias revisan implacablemente la agenda política de Trump y caricaturizan sin piedad sus gestos, sus debilidades y su personalidad, incluido su estilo de peinado y su color rubio anaranjado.

"Lo cubrimos de la forma en que debe darse cobertura a cualquier presidente", afirmó el editor ejecutivo de The Washington Post, Martin Baron, en una entrevista publicada recientemente (NYT, 2 de abril). El hecho de que The Post sea propiedad de Amazon no significa que el periódico sea su cabildero, agregó. "Eso es un invento ... Aquí no hay nadie a quien Amazon le pague ... ni un centavo".

Mientras tanto, los ingresos publicitarios de CNN y otros medios de noticias están en alza, mientras que The New York Times está sumando 100.000 suscriptores digitales cada tres meses, "avanzando muy bien sobre la base", entre otras cosas, de los ataques presidenciales de alto perfil, dijo recientemente el CEO Mark Thompson a la publicación Marketing Week.

En lo que va de año siete periodistas estadounidenses han sido atacados, uno arrestado. Asimismo, fueron emitidas siete citaciones a periodistas y en dos ocasiones hubo confiscaciones de equipos, según el Freedom Tracker, que documenta tales incidentes. En el 2017 hubo 34 arrestos, 45 ataques físicos contra periodistas y 15 decomisos de equipos, de acuerdo con la coalición de organizaciones de periodismo que producen los datos del Freedom Tracker.

Esos acontecimientos atípicos llevaron al Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa (RCFP, por sus siglas en inglés), junto con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), a celebrar reuniones, del 5 al 6 de febrero en Washington, DC, con miembros del Congreso, un juez federal y otros funcionarios para denunciar que los medios noticiosos estadounidenses están bajo amenaza y merecen apoyo.

Los ataques contra periodistas y el periodismo invierten "las imágenes de larga data sobre el lugar de nuestro país en el mundo", indicó Bruce Brown, director ejecutivo de RCFP a la revista Time (5 de febrero), lo que quiere significar que anteriormente eso solía suceder en otros lugares. Brown agregó: "Es evidente que la historia que importa en el futuro no es la de Trump, sino la nuestra. Ningún presidente consigue encarcelar a periodistas o reabrir leyes de difamación por su cuenta ... La libertad de prensa es nuestra para salvarla, no la de Trump para enterarla".

En otras áreas donde la libertad de expresión y los medios de noticias se cruzan, Facebook anunció este año que fortalecerá las garantías de privacidad. Esto sigue al escándalo de Cambridge Analytica en el que la firma consultora británica adquirió datos personales de hasta 87 millones de usuarios de Facebook sin que estos lo supieran, y utilizó esa información para promover campañas políticas.

Ante el intenso escrutinio mediático, público y político, la red social más grande del mundo está tomando medidas para bloquear millones de cuentas falsas e imponer requisitos más estrictos a sus anunciantes a fin de evitar la recurrencia de la interferencia en las elecciones por parte de "malos actores" (como Rusia), como sucedió durante la votación de 2016 que ganó Trump.

Ahora Facebook también verificará historias en sus noticias, trabajando con medios creíbles como The Associated Press. La AP afirma que la cooperación "identificará e impugnará las historias falsas y engañosas relacionadas con las elecciones de mitad de período que circulan en la plataforma". La agencia de noticias también está verificando los datos de Twitter, el servicio público y las necesidades de los medios de comunicación, que se destacan por el siguiente ejemplo:

Luego del tiroteo masivo en una escuela secundaria de Florida el 14 de febrero, el reportero de The Miami Herald, Alex Harris, tuiteó a varios sobrevivientes en busca de comentarios. En respuesta, un usuario de Twitter publicó tweets falsos y tergiversados diseñados para aparecer como si provinieran de Harris y el periódico. Los tweets falsos se volvieron virales.

"Por la misma época, alguien se burló de una historia a toda página de MiamiHerald.com que advertía de otro incidente de violencia escolar que también fue ampliamente compartido en las redes sociales", informó el periódico. El punto de la tergiversación fue hacer que las noticias falsas parecieran reales.

En un momento de agitación tecnológica y transformación empresarial, los medios reciben un gran apoyo de decenas de millones de dólares anuales de instituciones filantrópicas que financian investigaciones sobre cuestiones como la inteligencia artificial, la realidad aumentada, la minería de datos y la ciberseguridad. Y para desarrollar modelos comerciales viables que reemplacen la publicidad en papel y medios radiales y televisivos.

Un grupo de vigilancia de los medios de información, NewsGuard, fue inaugurado en marzo con $ 6 millones en capital recaudado y planea revisar 7.500 sitios web de noticias e información en todo el país y luego calificarlos como confiables o no confiables en términos de precisión del contenido. Los reporteros serán contratados "para aplicar el sentido común básico a un flagelo creciente que claramente no puede ser resuelto mediante algoritmos" , explicó el cofundador y empresario de medios Steven Brill.

Las calificaciones de sitios web son cruciales para las elecciones de noviembre pues muchos votantes obtienen sus noticias principalmente de las redes sociales, lo que "hace que todas las marcas de noticias, tanto legítimas como falsas, tengan el mismo aspecto", señaló Alberto Ibargüen, presidente de la Fundación John S. y James L. Knight al hablar recientemente en un panel de noticias de Knight.

Resulta difícil evaluar si la actividad positiva equivale a un progreso real con respecto a la libertad de prensa y expresión porque son pocos los puntos de referencia para las comparaciones objetivas. En casos importantes, cualquiera que sea el lado que se adopte, los oponentes pueden replantear y defender razonablemente una posición exactamente opuesta.

El Departamento de Justicia está tratando de bloquear la fusión de Time Warner Inc., propietaria de CNN, con AT&T Inc., que reclama que el cumplimiento selectivo de las leyes anticompetitivas equivale a un sesgo basado en la crítica pública del presidente a la red de noticias por cable


En diciembre pasado, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) votó para derogar las reglas de neutralidad de la red para los proveedores de Internet. Esto puede ocasionar que las aplicaciones se bloqueen, como ya alegan los críticos, o que los clientes deban pagar según las velocidades de carga / descarga (no más tarifas uniformes), lo que posiblemente favorezca a un cliente sobre otro o limite el acceso de usuarios.

Sin embargo, los objetivos declarados son nobles: desregulación, mayor competencia, mejor servicio al cliente. En este momento nadie puede predecir el resultado del inminente enfrentamiento entre gigantes de las telecomunicaciones como Verizon y compañías de tecnología como Google y Facebook.

También a fines del año pasado, la FCC relajó o eliminó los requisitos que limitaban el número de estaciones de televisión que puede poseer una sola compañía. Eso puede resultar en una pérdida de trabajos de reporteros, voces editoriales menos diversas y menos noticias locales, como alegan los críticos. O bien pueden ocurrir diferentes resultados.

Un caso ejemplar es el de la oferta de Sinclair Broadcast Group para comprar las docenas de estaciones de televisión de Tribune Media. Sinclair ya es el mayor propietario de estaciones de televisión abierta. En abril, la compañía, políticamente conservadora, requirió que su personal de noticias en múltiples estaciones locales leyera el mismo material promocional criticando a los medios rivales por publicar "historias falsas sin verificar primero los hechos". Los críticos pusieron el grito en el cielo.


Estos hechos durante los últimos meses constituyen un llamado a la acción y vigilancia con respecto a la libertad de prensa y expresión, y los medios de comunicación están a la vanguardia, informando a sus audiencias

"Los mismos conceptos de hecho y verdad están siendo atacados ... por un intento concertado y constante y muy serio de desacreditar y descalificar las voces de los medios informativos", señaló a fines de marzo el presidente de la Junta de Pulitzer, Eugene Robinson. Los premios anuales sobre periodismo se anunciarán a mediados de abril. La celebración del Pulitzer, ya entrada en su segundo siglo, podría ser marcada, según Robinson, por una mayor atención a la defensa del periodismo y de la libertad de prensa

En resumen, aunque el presidente sugirió que la FCC podría desafiar las renovaciones de licencias de transmisión, que el Departamento de Justicia debería investigar activamente la divulgación ("filtraciones") de información gubernamental por parte de los medios de comunicación y que las organizaciones de noticias deberían despedir a ciertos reporteros, afortunadamente eso no ha sucedido en su mayor parte.

Como se indicó en la conclusión del informe de Press Tracker: "Tanto el poder judicial como los aliados de la libertad de prensa en el Congreso y el poder ejecutivo están listos para continuar sirviendo como poderoso freno a los intentos de regular o castigar ilegalmente a los medios informativos".

Compartí

0