Ceremonia de Apertura - Gustavo Mohme

Aa
Informe del presidente de la SIP, Gustavo Mohme, La República, Lima, Perú
Viernes, 13 de abril de 2018 - 9:00 - 10:30 a.m., Salón Antioquia
$.-

Muy buenos días. Sr. Alcalde, invitados especiales, queridos colegas de la SIP, amigos y amigas que nos acompañan y al Comité Anfitrión integrado por Luis Miguel de Bedout, María Elvira Domínguez, Roberto Pombo y Werner Ziztman, a quien agradezco porque con su equipo de la Asociación de Medios de Información de Colombia, nos ha ayudado a cumplir este sueño que con Luis Miguel compartimos de traer la SIP a Medellín.

Tengo que reconocer que la ciudad de Medellín, precedida de una historia de décadas difíciles, nos ha impresionado gratamente por su cultura, la calidez de sus ciudadanos emprendedores y por su belleza. Esto no es fake news, es una realidad.

Me corresponde presentar el informe semestral sobre el trabajo que ha venido desarrollando la SIP en las Américas en los últimos seis meses, pero antes es mi responsabilidad de hablar sobre otros acontecimientos importantes que en este momento estamos compartiendo a la distancia.

Como saben en mi ciudad Lima, se inaugura hoy la octava Cumbre de las Américas, y estamos presentes con un anuncio que hemos desplegado con una de nuestras mayores preocupaciones: el destino de dos países totalitarios como Cuba y Venezuela, que deben retornar a la democracia.

Bajo el título de "Una obligación histórica" hemos expresado que los gobernantes de las Américas siguen siendo testigos del total deterioro de las libertades de expresión y de prensa en Cuba y Venezuela, cuyos regímenes continúan violando los derechos humanos de sus ciudadanos e irrespetando los principios esenciales de la Carta Democrática Interamericana.

Somos conscientes que en estos últimos años la comunidad internacional ha tomado nota sobre el malogrado clima socio-político en Venezuela y que muchas naciones no han reconocido a la Asamblea Constituyente ni reconocerán a ningún líder que emerja de elecciones fraudulentas. Por lo mismo, consideramos que este consenso debe ser aprovechado para impulsar medidas más drásticas que no permitan que el régimen intente perpetuarse en el poder de espaldas al progreso de sus ciudadanos.

Ningún gobierno de las Américas está exento de cometer abusos, generar corrupción y aplicar censuras, pero en aquellos donde existen sistemas democráticos con separación de poderes, jueces independientes, mecanismos de transparencia y prensa libre, se poseen los contrapesos necesarios para construir mejores democracias.

Estamos convencidos que la Carta Democrática Interamericana no puede quedar como un enunciado decorativo, sino que debe ser un llamado a la acción, especialmente en esta octava Cumbre cuyo lema es "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción". Esta coyuntura ofrece el marco adecuado para que los Presidentes y jefes de Estado se sientan obligados a trabajar juntos por rescatar la democracia en Cuba y Venezuela.

Quiero comentarles que aprovecharemos esta reunión en Medellín para diseñar estrategias que nos armen con los instrumentos necesarios para enfrentar las adversidades. Una de las principales en este momento es el secuestro de nuestros tres colegas ecuatorianos del diario El Comercio, Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, a manos de una corriente de las FARC disidente al proceso de paz y que sigue ilícita y armada.

Quiero decirle a Carlos Mantilla, director de El Comercio, y a todo su equipo, así como a los periodistas ecuatorianos que no desfalleceremos en buscar su liberación. Insistiremos ante el presidente Juan Manuel Santos y a su homólogo de Ecuador, Lenín Moreno, para que puedan trabajar coordinadamente en la liberación de nuestros colegas.

Quiero también referirme a la siempre tragedia que nos envuelve cada vez que pasamos revista semestral de la situación de libertad de prensa en el continente. Desgraciadamente 11 periodistas han sido asesinatos desde que nos reunimos a fines de octubre en Salt Lake City. Ellos son:

· Leobardo Vázquez Atzin, Pamela Montenegro del Real, Carlos Domínguez y Gumaro Pérez Aguilando, de México;

· Laurent Ángel Castillo Cifuentes y Luis Alfredo de León Miranda de Guatemala;

· Jefferson Pureza Lopes y Ueliton Bayer Brizon de Brasil;

· Carlos Oveniel Lara Domínguez de Honduras;

· Samuel Rivas de El Salvador y

· Efigenia Vásquez Astudillo de Colombia.

· También Vladjimir Legagneur periodista de Haití, permanece desaparecido desde mediados de marzo.

Asimismo se suma a esta lista de martires tras una temprana partida nuestro querido colega y asociado Claudio Paolillo

Honremos a todos ellos, sus familias y sus medios, con un minuto de silencio.

Muchas gracias.

Como ustedes saben, en la SIP no abandonamos los casos de periodistas caídos. Y dentro de tanta tragedia, hay algunos logros que debemos celebrar. El mayor, tal vez, y que podría instalarse en la historia de nuestra institución como aquellas batallas en contra del Nuevo Orden de la Comiunicaciónes, la opinión consultiva 1985 de la Corte Interamericana o la recuperación democrática en varios países a fuerza de luchar por el respeto a la libertad de prensa, se podría dar en los próximos días si la Corte Interamericana sentencia a favor en el caso del periodista Nelson Carvajal, de Pitalito, de esta tierra colombiana, el cual venimos litingando y elevando a nivel interncacional.

Este fallo reviste particular importancia porque nos permitirá seguir luchando por justicia en otros crímenes en las Américas. También, como ustedes saben, seguiremos trabajando incansablemente para que el caso de Guillermo Cano no quede en el olvido, y aprovecho la ocasión para reiterarle nuestro compromiso por el caso de su tío, a Fidel Cano, director de El Espectador, sus familiares y todos los periodistas de El Espectador y de Colombia que saben que el caso Cano es emblemático y muy cercano a la SIP.

También en estos meses atendimos el caso de Gerardo Bedoya quien trabajó en El País de Cali, asesinado en ese ciudad en 1997, por el que mantenemos una cordial comunicación con sus familiares gracias al apoyo de nuestra vicepresidenta, María Elvira, y también una honrosa comunicación con el Estado colombiano. También estamos trabajando arduamente por casos de Brasil, México, Bolivia y de mi país, Perú.

Todos estos casos que he mencionado fueron investigados por la SIP en las últimas dos décadas y sometidos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Nuestro objetivo es que no queden en la impunidad, que sus familiares y las vícitimas sean dignificadas, que se reinicien las investigaciones y que se mejoren los sitemas de protección para periodistas. Algo que hemos refrescado en noviembre cuando nuestro presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, estuvo en Buenos Aires en la conmemoración del día mundial contra la impunidad.

Como pueden apreciar, nuestro semestre estuvo muy ocupado. A principios de año fuimos a Washington y en conjunto con el Comité de Reporteros por la Libertad de Prensa de EEUU, nos reunimos con congresistas, periodistas, ejecutivos y líderes de opinión a los que expresamos nuestras preocupaciones por el estado de la libertad de prensa y de expresión en EEUU, particularmente por el negativo impacto que sobre los medios y periodistas tienen los continuos exabruptos del presidente Donald Trump.

Asimismo en Washington nos reunimos con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, para entender mejor las líneas de acción intergubernamentales para combatir el autoritarismo en Venezuela.

En el contexto digital, organizamos recientemente una conferencia en Lima para entender mejor el impacto negativo que el derecho al olvido está teniendo sobre la libertad de expresión y los medios de comunicación, tanto aquí en Colombia, Perú, Argentina, Chile, entre otros países. Este tema lo abordaremos ampliamente en el panel que tendremos el domingo por la mañana.

Nuestra idea ahora es ver de que forma podemos incorporar los desafios nuevos que nos plantea la disrupcion digital en el contexto de la libertad de expresión y que trascienden a nuestra Declaración de Chapultepec. Esto nos permitirá tener un mapa de trabajo más claro para seguir defendiendo la libertad de prensa en todos los ámbitos, más allá de las plataformas donde se cometan las violaciones.

Asimismo estamos creando una plataforma digital para que nuestros socios tengan mayor actuación entre sí para compartir y contagiuarse de casos exitosos de nuestra industria, ya sea sobre la eficiencia de nuestras redacciones, la calidad de los contenidos y la monteización de los mismos.

También estamos ideando campañas de educación pública para que podamos advertir al público sobre la importancia de reconocer noticias falsas de hechos reales. A su vez, estamos tratando de elevar la conversación sobre libertad de prensa y crear comunidades, a través de la publicación de los contenidos de la SIP en nuestras propias plataformas digitales. Les cuento que he sido el primero y estoy orgulloso de las analíticas que muestran que la conversación pública sobre libertad de prensa se ha intensificado a través de La República en combinación con la SIP. Deseo que muchos medios socios de la SIP también puedan dar esta misma opción a sus lectores y usuarios.

Para el próximo semestre tenemos mucho por delante. Esperamos estar en mayo en República Dominicana ante la CIDH ya que hemos solicitado audiencias sobre el tema de la libertad de prensa en EEUU y sobre el caso de Guillermo Cano. También acepté una invitación desde Uruguay para el 3 de mayo para que en el Día Mundial de la Libertad de Prensa honremos la memoria de nuestro querido amigo Claudio Paolillo.

En julio en Miami – después del Mundial; que espero que nos vaya muy bien a los peruanos, colombianos, uruguayos, brasileños, panameños y argentinos - tendremos nuestra megaconferencia digital de SIPConnect y espero que pronto podamos anunciar otra conferencia para que repasemos los temas digitales que han aflorado en la lucha por la libertad de prensa y de expresión.

Espero también que el gobierno del Ecuador así como otros gobiernos nos reciban durante estos meses y así podamos llegar en octubre a Salta con la misión cumplida, donde nos esperará Sergio Romero, su equipo de El Tribuno y todos nuestros colegas y socios argentinos.

Tal como prometí cuando me honraron a asumir la Presidencia por segunda vez, seguimos empeñados en fortalecer nuestra institución, porque es la mejor forma que podremos defender y promover la libertad de prensa y de expresión, mandato que nuedstros antecesores nos dejaron hace más de 70 años.

Quiero enfatizar que tenemos un excelente programa aquí en Medellín y les agradezco que hayan venido de tan lejos, lo que demuestra el compromiso y llamado que nos une a todos para defender la libertad de prensa.

Quiero dejarles un pensamiento optimista último, ante tantos problemas que aquejan a nuestras libertades de prensa y expresión. Los ataques, la distorsión deliberada de la realidad y la era de la posverdad, no son en realidad malas noticias, sino la justificación de nuestro ser como institución, ennoblecen nuestro trabajo y nos obligan a reforzar nuestra misión y trabajo.

Muchas gracias

Quiero, por último, tomarme una licencia de mi tiempo para una vez más reiterar el agradecimiento de todos nosotros a una persona que ya no está con nosotros y a quien quiero que recordemos y honremos. Video por favor (video de 4 minutos y medio sobre Claudio Paolillo).

Compartí

0