Las víctimas deben ser el eje principal en la lucha contra la impunidad

Aa
Conclusiones de la conferencia en Medio Oriente sobre "mecanismos nacionales, regionales e internacionales para combatir la impunidad y garantizar la rendición de cuentas en virtud del derecho internacional".
$.-

Doha (Qatar) – Las víctimas deben ser el centro de toda política de los estados tendiente a combatir la impunidad y procurar una eficiente administración de justicia. Esta fue la conclusión más relevante de la primera conferencia en Medio Oriente en busca de "mecanismos nacionales, regionales e internacionales para combatir la impunidad y garantizar la rendición de cuentas en virtud del derecho internacional".

Por su experiencia dentro del Sistema Interamericano de Derechos Humanos en búsqueda de justicia por crímenes contra periodistas, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) participó como organización experta entre más de 200 instituciones invitadas por el gobierno de Qatar, el Parlamento Europeo y la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Aunque la conferencia no se enfocó en asesinatos contra periodistas, sino en temas de impunidad general por casos de genocidios, guerras, terrorismo y abusos contra de los derechos humanos, la SIP participó en uno de los grupos de trabajo que hizo recomendaciones sobre el deber de los estados a informar a las víctimas sobre sus derechos y beneficios de acceder a jurisdicciones internacionales cuando no encuentran justicia a nivel local.

Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP, relató la experiencia de la organización con los familiares del periodista colombiano Nelson Carvajal, asesinado en 1998 en Colombia. Tras escuchar las deficiencias de acceder a resortes de justicia internacional en otras regiones del mundo y relatar cómo el gobierno de Colombia honró a 18 familiares de Carvajal en una ceremonia de reparación en Cartagena a finales de marzo tras un fallo favorable de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Trotti dijo que "en las Américas nos sentimos privilegiados de contar con el Sistema Interamericano".

El grupo que trabajó sobre "Acceso a información relevante sobre violaciones y mecanismos de reparación" elevó una de las recomendaciones hechas por la SIP, posteriormente adoptada en las conclusiones de la Conferencia: "Organizar eventos a nivel regional, nacional e internacional para que las víctimas cuenten sus historias y sensibilicen al público".

Trotti explicó que la mejor forma de sensibilizar a la sociedad civil y a los gobiernos es organizar eventos donde las víctimas tengan voz y sean los protagonistas. "Los medios y periodistas siempre estarán interesados en contar las historias de las víctimas. Más que los nuevos tratados o declaraciones oficiales, el storytelling es el arma más poderosa y de mayor impacto para crear conciencia sobre los derechos humanos", agregó.

Al final de las dos jornadas, la Conferencia adoptó varias recomendaciones que el principal organizador, Ali bin Samikh al Marti, presidente del Comité Nacional de Derechos Humanos de Qatar, prometió que su gobierno ayudará a que se implementen en el cercano plazo.

Entre las recomendaciones a los Estados se destacan: incorporar los crímenes del Estatuto de Roma a leyes nacionales; crear equipos de investigación conjunta de fiscales de diferentes países y mejorar la cooperación internacional con respecto al intercambio de pruebas, extradición y asistencia legal mutua; dar a conocer listas de remedios nacionales disponibles para las víctimas; empoderar a las víctimas para que acceden y participen en el proceso de verdad, justicia y reconciliación; y eliminar los obstáculos en los reclamos civiles relacionados con violaciones de derechos humanos y crímenes internacionales, incluso con respecto a la prescripción y la inmunidad de los perpetradores.

Entre las recomendaciones a la sociedad civil se destacan: sensibilizar a los Estados sobre la necesidad de indemnizar a las víctimas más allá de la justicia penal; garantizar un enfoque centrado en la víctima para investigar y procesar delitos internacionales y centrarse en la reparación y asistencia a las víctimas; establecer un grupo de trabajo para recopilar buenas prácticas y presentar una declaración sobre los mecanismos nacionales, regionales e internacionales existentes para combatir la impunidad y garantizar la rendición de cuentas; asegurar la protección y seguridad de las víctimas; y garantizar que las compensaciones y reparaciones morales sean efectivas, fácilmente accesibles y proporcionales.

Apostillas de la Conferencia

Durante la inauguración de la conferencia el 14 de abril, estas fueron las exhortaciones de la mesa inaugural.

El organizador del evento, Ali bin Samikh al Marri, presidente del Comité Nacional de Derechos Humanos de Qatar, exhortó a crear un observatorio y un equipo de trabajo interdisciplinario a nivel mundial para combatir la impunidad y promover los derechos humanos.

Por su parte, el italiano Piet Antonio Panzeri, jefe del subcomité de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, enalteció el sistema de reparaciones en América del Sur "lo que ayuda a elevar la conciencia, obliga a los estados a asumir responsabilidad y con ello se procura Justicia".

Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que "la responsabilidad de parte de los estados es prioritario si se quiere fortalecer la justicia y la paz"; y agregó que pese a que la justicia llegue tarde siempre es necesario que llegue. Mientras tanto, Carlos Negret Mosquera, presidente de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de los Derechos Humanos insistió en la participación de las víctimas en los sistemas de reparación y no repetición.

Los paneles del primer día versaron sobre "La rendición de cuentas sobre graves violaciones a los derechos humanos y la ley humanitaria internacional" y sobre "El derecho a saber, el derecho a acceder a la justicia, así como a la debida reparación de las víctimas y las garantías de no repetición de los abusos".

En el primer tema, Brenda Hollis fiscal residual de la Corte de Sierra Leona, resaltó que la investigación es la acción principal para procurar justicia. Paulo Sergio Pinheiro, presidente de la Comisión Internacional de Investigaciones de la República de Siria, agregó que la responsabilidad de investigar es para documentar a futuro, pese a la frustración de que no haya justicia en el presente.

Mona Rishmawi jefa de Ley, Igualdad y No Discriminación de la Comisión de los Derechos Humanos de ONU, se refirió a la necesidad de que las comisiones investigadores sean imparciales para no discriminar a las víctimas en razón de su ideología política.

Nicole Amelie, vicepresidenta de CEDAW de Ginebra (Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer), llamó a prestar atención sobre las atrocidades que se comenten contra las mujeres durante los conflictos armados.

En la segunda parte de la jornada, Marzuki Darusman, presidente de la misión de investigación de la ONU en Myanmar, se refirió a la promoción de los derechos humanos como medida preventiva para combatir la impunidad. Simon Adams, director ejecutivo del Centro Global para la Protección de Responsabilidad, con sede en Nueva York, habló de la necesidad de que toda víctima y todo perpetrador deben tener nombre o ser debidamente identificados.

Ahmed Chaouqui Benyoub, delegado interministerial de Marruecos y Francois Membrez, experto internacional en derechos humanos, coincidieron en que la mayor guerra que se debe librar es en contra de la impunidad, y que debería haber cooperación internacional entre los diferentes estamentos de justicia internacional.

Compartí

0