Jorge Canahuati - Premio presidencial a Gustavo Mohme

Aa

78 Asamblea General

27 - 30 de octubre de 2022

Madrid, España

$.-

29 de octubre de 2022

El Premio Presidencial de la SIP es uno de los privilegios que tenemos los presidentes para otorgarlo a una persona que creemos ha honrado a nuestra organización con su trabajo, pasión, entrega y liderazgo.

En este caso, les aseguro que fue la decisión más fácil que tuve que hacer. Lo otorgo hoy a un colega que, más allá de todos los atributos que mencioné, se destaca por ser un visionario y haber llevado a la SIP a buen puerto en las dos presidencias que debió liderar. Se trata de mi querido amigo Gustavo Mohme Seminario.

¿Y por qué digo que Chicho, como cariñosamente le llamamos, es un visionario? Porque lo demostró con dos acontecimientos extraordinarios en los 80 años de nuestra institución: la venta de nuestro edificio sede en el downtown de Miami durante su primera presidencia en 2015 y la gestación de la Declaración de Salta en su segunda presidencia en 2018. Me explico:

Siempre decimos en la SIP que hubo dos decisiones estupendas en la evolución nuestra organización. La compra de nuestra sede en 1999 y la venta de esa misma sede quince años después.

Me resuenan todavía las palabras de Chicho en uno de sus discursos en Salt Lake City. Dijo: "Hace tres años, cuando asumí por primera vez este cargo las dificultades económicas amenazaban nuestro normal funcionamiento, era imperativo tomar decisiones drásticas.

Vendimos así nuestra vieja sede, tras un largo y estricto proceso que demandó un año de trabajo y se logró hacerlo en óptimas condiciones".

Chicho, gracias a ello y desde entonces, en la SIP nos concentramos más en lo que mejor sabemos hacer: defender y promover la libertad de prensa.

El otro motivo es que Chicho estaba convencido que para luchar por la libertad de prensa era necesario tener las armas adecuadas y actualizadas en la era digital. Por eso pensó que debíamos tener una nueva declaración que fuera complementaria a la Declaración de Chapultepec. Fue un proceso largo, vidrioso por momentos, pero con una gran capacidad democrática para consensuar el contenido de la nueva declaración con cientos de organizaciones.

Así nació la Declaración de Salta en octubre de 2018. Desde entonces, nos permitió luchar por la libertad de prensa con una partitura adicional. En mi caso, me abracé a ella y la utilicé en los dos años de mi presidencia, en especial, para librar esta batalla sobre la sostenibilidad de los medios y el reconocimiento a la propiedad intelectual de los contenidos noticiosos, los que suelen ser usados por las grandes plataformas para su propio beneficio.

Chicho, muchas gracias, también a tu querida esposa Jacqueline, tus hijas e hijos y gracias por recordarnos siempre que tu inspiración de vida ha venido de tu madre Ramona y de tu padre Gustavo Mohme Llona, fundador del querido diario La República.

Tu trabajo visionario en la SIP me ha permitido a mí ser mejor presidente. Muchas gracias.

Compartí

0