Honduras

Aa
$.-
HONDURAS Actualmente, en el periodismo hondureño se está viviendo una situación muy preocupante por la actuación del Poder Judicial, en virtud de que en la ciudad de San Pedro Sula, departamento de Cortés, se han presentado querellas por los pretendidos delitos de difamación y de calumnia, en perjuicio del periodista Arnulfo Aguilar, quien en reiteradas oportunidades ha denunciado hechos de corrupción por parte de elementos de este poder del Estado. En esta oportunidad, Aguilar, periodista del diario La Prensa, investigó y denunció una reforma a una sentencia condenatoria con carácter definitivo en contra de acusados por narcotráfico. La nueva sentencia, emitida por la Corte de Apelaciones Seccional, tuvo el carácter de absolutoria y con evidencias de existir un soborno por medio; una magistrada fue destituida y los otros dos trasladados de lugar. La magistrada destituida es quien ha promovido la querella. Es la segunda ocasión en menos de un año. El caso anterior en que el periodista Aguilar es objeto de acción judicial por hechos similares, en su momento fue puesto en conocimiento de la SIP. Todavía el proceso anterior pende como una espada de Damocles. En otra dimensión, la aparición de anónimos difamatorios contra periodistas, en mayo pasado, que circularon no sólo a nivel de prensa, sino que llegaron a manos de funcionarios y gente influyente, pareció marcar más una división en el gremio periodístico. Sin embargo, pasado ese incidente no se ha vuelto a presentar ninguna situación que reafirme esa división. Estos son los principales acontecimientos: -A finales de julio anterior, el director de noticieros del Canal 63, periodista Renato Alvarez, denunció haber sido víctima de intimidación y amenaza a su seguridad. El1o de agosto Alvarez denunció ante la policía y organizaciones de derechos humanos que la noche anterior a su residencia en la capitalina colonia Villa Olímpica, llegaron dos sujetos desconocidos en un auto azul que le hicieron ir hasta el estacionamiento señalándole que su vehículo se estaba incendiando. El periodista fue acompañado de un vecino, pero ya en el estacionamiento confirmó que la información era falsa y allí se percató que los sujetos le estaban esperando ocultos en el mismo auto azul. A raíz de la denuncia, la Fiscalía del Estado asignó dos guardaespaldas al periodista ante la presunción de que se trató de un intento de secuestro. Alvarez tuvo que permanecer los siguientes 15 días fuera de su residencia y su caso es investigado por la Dirección General de Investigación Criminal. -El caricaturista del diario El Heraldo, Allan McDonald, denunció haber sido perseguido por dos sujetos desconocidos en una moto sin placa, y luego haber recibido llamadas anónimas amenazantes. -Los periodistas Renato Alvarez, del Canal 63, y Rossana Guevara, de Vica-Noticias, fueron citados por la Fiscalía de los Derechos Humanos del Ministerio Público donde fueron sometidos a intenso interrogatorio para saber cómo denuncias de atentados contra ambos habían llegado hasta la SIP Según los periodistas, que tuvieron que llegar acompañados de abogados, en el interrogatorio iba implícito el mensaje que esas denuncias dañaban la imagen del país.

Compartí

0