Cuba

Aa
$.-
CUBA Contra de viento y marea, periodistas y escritores cubanos y simples ciudadanos dentro del país han resaltado de una manera creciente su inconformidad con el sistema de falta de libertad de expresión que enmarca al gobierno cubano en los últimos meses. Periodistas, cineastas, intelectuales y otro han publicado proclamas, filmado películas, transmitido programas radiales al extranjero. Ya sea al tratar de emitir opiniones independientes o inclusive retando abiertamente al régimen dentro de organizaciones oficialistas de periodistas, se ha incrementado en 1993 la tendencia de los trabajadores de la prensa y otros escritores por abrir el espacio a opinar libremente. Esto, claro está, no se ha hecho sin costos, en algunos casos graves, para los que se han atrevido a retar al Estado cubano en su tradicional política de represión absoluta de informaciones u opiniones que no corresponden a su postulado oficial. El Estado cubano ha aumentado su represión a todo aquel que ha tratado de abrir el espacio de información o de opinión, al punto que se considera que el número de escritores y periodistas en prisiones cubanas pudiera llegar a los 80. De hecho, la prensa continúa en manos del Estado, que no permite desviaciones dentro de sus órganos. Por otro lado, no existen, como es el caso desde 1961, órganos independientes de prensa. Se ha hecho evidente que existen amplios segmentos de sentimiento dentro de los periodistas oficialistas que operan dentro del régimen que quieren moverse a "liberalizar" las estrictas pautas sentadas por el Partido Comunista de Cuba. En el mes de octubre de 1993, en sendas reuniones de la Unión de Escritores y Periodistas de Cuba (UPEC) y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), no se pudo obtener mayoría de votos para condenar un documento emitido por los obispos de Cuba criticando al régimen y pidiendo un diálogo nacional. La decisión de ambas organizaciones fue de dejar que cada miembro opinara individualmente. Esto es importante ya que denota que existen miembros disidentes dentro de los militantes de ambos organismos y que el régimen no cuenta con el apoyo de una mayoría de los mismos. Este fenómeno apunta a un resquebrajamiento de la maquinaria de propaganda oficial. Por otra parte, los periodistas disidentes dentro de Cuba han continuado su proceso de abrir el mínimo espacio informativo posible. Los miembros de la Asociación de Periodistas Independientes de Cuba (APIC), continúan laborando precariamente. Su presidente, Néstor Baguer, creó recientemente la Agencia Periodística de Información de Cuba, que varias veces al mes emite telefónicamente informes al Canadá, los cuales son diseminados a varios medios infonnativos. La labor es peligrosa para Baguer, que ya ha sido agredido varias veces durante el año pasado. Varios otros miembros de la organización también han sido objeto de palizas y amenazas. La represión por parte del régimen parece ser efectuada por etapas. En varias etapas del pasado año, la persecución, agresión y arresto de los grupos de periodistas disidentes, de corresponsales extranjeros y de simple ciudadanos que escribieron proclamas o firmaban un documento de protesta, fue feroz. Pero durante varias etapas también se relajaban las palizas y actos de repudio en contra de los escritores y periodistas disidentes. Inclusive, la poetiza María Elena Cruz Varela, quien fuese encarcelada bajo cargos de diseminar propaganda enemiga, fue puesta en libertad antes de que se cumpliera su sentencia. Sin embargo, el notable escritor Norberto Fuentes fue arrestado al tratar de salir del país en octubre y la corresponsal del Miami Herald, Florida, Mary Speck, fue expulsada del país y sus notas fueron confiscadas en octubre también por estar en el país con visado de turista, ya que se le había negado el visado de periodista. El período 1992-93 se destacó por el uso casi cotidiano por parte de la autoridades de un artículo de la Ley de Peligrosidad que constituye una violación la "diseminación de propaganda enemiga". Este artículo es utilizado en cientos, quizá miles de casos como simple modo de detener a una persona. La propaganda puede ser una frase dicha en la calle, una carta o, si acaso, una coversación telefónica. También se han aplicado sanciones legales de despido en contra de profesionales de la prensa, académicos y otros intelectuales a los cuales se les priva el derecho laboral. La APIC considera que pueden sobrepasar de 500 los que han sido afectados por estas sanciones y actualmente se ecuentran imposibilitados de trabajar, siendo el Estado el empleador único. Oct. 5-92 Tom Harvey, corresponsal extranjero del diario Sun-Sentinel, Fort Lauderdale, fue detenido en el lobby del Hotel Habana Libre y expulsado del país. Harvey, al no conseguir visa por más de un año, entró al país con visa de turista. Fue acusado de estar ilegalmente en el país porque poseía libretas con apuntes de entrevistas que había efectuado. Se le amenazó con una larga condena sino cooperaba antes de irse del país. Después de seis horas de detención fue puesto en libertad cuando se le confiscaron todos sus apuntes y rollos de película. Oct. 10-92 Lissette Bustamante, periodista de la televisión estatal, pidió asilo político en Madrid, España. Había sido expulsada de su cargo en julio de 1990 por arrodillarse frente a la tumba del general Arnaldo Ochoa, ejecutado en un juicio político en 1989. Oct. 20-92 Orello Borrego y su hijo de cuatro años fueron arrestados en la ciudad Ciego de Avila. Borrego fue acusado de poseer "propaganda enemiga". La prueba del delito -según parientes en los Estados Unidos- consistía en una muestra de residuos de tinta de imprenta bajo sus uñas. Dic. 4-92 Eduardo Licea, testigo de Jehová, fue arrestado en su domicilio de Mella por poseer "literatura ilegal": una Biblia y libros religiosos. Dic. 10-92 Pablo Reyes Martínez, periodista, fue sentenciado a ocho años de cárcel por "diseminar propaganda enemiga". Aparentemente había transmitido para radios del exilio noticias sobre abusos a los derechos humanos en la isla. Dic. 19-92 Jesús García Canoura, periodista independiente y corresponsal en Cuba para El Tiempo de Bogotá, fue agredido brutalmente en la entrada de su casa por agentes del gobierno con ropa de civiles, quienes lo acusaron de ser agente de los Estados Unidos. García Canoura, quien había visitado la sede de la SIP en varias ocasiones, requirió intervención hospitalaria durante una semana. Die. 22-92 Marcos Antonio Abad Flamand, director de cine, fue sentenciado a dos años de cárcel bajo los cargos de desacato y de "diseminar propaganda enemiga". La sentencia se cumple desde que fue arrestado en noviembre de 1991, cuando filmaba el "acto de repudio" contra María Elena Cruz Varela. Poco antes había firmado una declaración de intelectuales cubanos. Le fue confiscada su película "Un día cualquiera", filmada junto a Jorge Crespo Díaz. Dic-22-92 Jorge Crespo Díaz, escritor, abogado y cineasta, fue sentenciado a dos años de cárcel bajo los mismos cargos que Abad Flamand, por su colaboración en ella película "Un día cualquiera". Su pena se cumple desde que fue arrestado a principios de diciembre de 1991. También había firmado la declaración de los intelectuales. (Ambos, Abad Flamand y Crespo díaz fueron puestos en libertad en junio y julio respectivamente, después de intensa presión internacional a su favor). Dic. 92 Ceipo Borrego, director del programa televisivo "Joven", fue arrestado por lanzar desde la ventana del edificio de la televisión y radio cubanas boletas con consignas en contra del gobierno. Dic. 31-92 Camada Tabares fue arrestado por pintar letreros de "propaganda enemiga" por la ciudad. Los mensajes decían: "tengo hambre". Ene. 1-93 Luis Alberto Pita, quien guardaba prisión bajo cargos de imprimir "propaganda enemiga" fue severamente golpeado por negarse a usar uniforme de prisionero en la cárcel de Boniatos. Ene. 14-93 Por primera vez en varios años, el Ministerio del Exterior de Cuba celebró una conferencia de prensa con los corresponsales extranjeros. Participaron treinta. La sesión informativa se limitó a cuestiones sobre las relaciones entre Cuba y Latinoamérica y el Caribe. Otras cuestiones fueron declaradas fuera de orden. Se anunció que se celebrarían conferencias similares todos los meses. Ene. 17-93 Rodolfo González González, vocero del Comité pro Derechos Humanos, fue arrestado y acusado de distribuir "propaganda enemiga" después de varias reuniones con periodistas extranjeros en un hotel. Ene. 28-93 El fiscal de Estado en La Habana presentó una moción para posponer el juicio de Pedro Armenteros, Mariano Coor y Miguel Aguilera, quienes habían sido acusados de distribuir "propaganda enemiga", Feb. 1-93 . Octavio Vladimir García, periodista de la Asociación de Periodistas Independientes de Cuba (APIC) fue detenido en el aeropuerto cuando intentaba salir del país. Fue amenazado de muerte si al llegar a Estados Unidos hacía declaraciones públicas. Feb. 4-93 Jesús Díaz García, miembro de la organización Por Libertad, Igualdad y Fraternidad, fue arrestado en su domicilio y acusado de distribuir "propaganda enemiga". Feb. 8-93 Néstor Baguer, presidente de la Asociación de Periodistas Independientes de Cuba, fue brutalmente golpeado por dos personas. Días antes fue agredido por un hombre en bicicleta que le propinó un golpe de karate. En esos meses estaba bajo arresto domiciliario por las Brigadas de Respuesta Rápida. Mar. 17-93 Jorge Proenza, periodista del órgano Trabajadores, que llegara al exilio en diciembre, dijo a miembros de la asamblea de medio ejercicio de la SIP que, como él, existen cientos de periodistas en Cuba que se sienten amordazados e impedidos de llevar a cabo una verdadera labor informativa. Abr. 4-93 Mauricio Saenz, jefe de Internacionales de Semana", Colombia, fue detenido por un día tras ser considerado un "presunto" enlace con el narcotráfico. Luego las autoridades cubanas pidieron disculpas por la confusión y retornó a su país. May. 5-93 Al cabo de la 42ª Asamblea anual del Instituto Internacional de Prensa (IPI) celebrada en Venecia, Italia, se pidió al gobierno de Cuba que libere a los periodistas y escritores encarcelados y que se le permita a la APIC operar libremente como organización de prensa. May. 93 María Elena Cruz Varela, la poetiza disidente que fuese detenida en su casa en 1992 por una turba que la arrastraba por los pelos y le hiciera comerse el texto de una carta en que se pedía democracia, fue puesta en libertad. Declaró al diario español El País: "Prefiero morir como poetiza que vivir como política. En estos momentos en que la situación de mi país es crítica, yo cuelgo el hábito dentro de la oposición". El diario también citó a Cruz Varela negando de que hubiese sido motivo de torturas físicas o psicológicas o que hubiese cambiado la libertad por un compromiso de silencio. Jun. 4-93 Los miembros de la Asociación de Periodistas Independientes (APIC), constituyeron la APIC, Agencia de Prensa Independiente de Cuba y comenzaron a transmitir noticias vía telefónica a Canadá dos veces por semana. Estas son difundidas a varios medios en el exterior. Así lo informó el presidente de la asociación, Néstor Baguer. Jun. 10-93 Armando de Jesús Medel Martín, corresponsal de Prensa Latina en Georgetown, Guyana, fue sancionado a veinte años de cárcel por el supuesto delito de espionaje. Había sido detenido en La Habana a principios de enero. Jun. 30-93 El Subcomité de Operaciones Internacionales del Senado de Estados Unidos aprobó incluir en el presupuesto del Departamento de Estado los $28 millones asignados a Radio Martí y TV Martí. Sin embargo, había coincidencia en ese país de que siga operando Radio Martí, pero que se suspenda la transmisión de TV Martí, por su ineficacia. Finalmente, en octubre se aprobaron los presupuestos de ambas estaciones. Jul. 3-93 Elizardo Sánchez Santa Cruz, disidente cubano y presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, visitó las oficinas de la SIP en Miami. Agradeció en su nombre y de otros compañeros haber recibido en 1990 el galardón a la libertad de prensa SIP-Pedro Joaquín Chamorro, mientras estaba preso. Jul. 27-93 Santiago Cárdenas, médico y periodista, ahora en el exilio en Miami, denunció en las oficinas de la SIP "la censura de por vida" que le fue impuesta en su país después de publicar la hoja El pueblo de Dios. En numerosas ocasiones fue detenido y encarcelado, junto a Osvaldo payá y Rolando Sabín Fernández, con quien antes organizó el movimiento de derechos humanos, Movimiento Cristiano de Liberación. Ago. 3-93 Néstor Baguer, presidente de APIC, fue objeto de hostigamiento por la Seguridad del Estado desde que informó sobre los sucesos de Cojimar. En los mismos se registraron serios aítercados entre residentes y las autoridades cuando soldados dispararon sobre ciudadanos que intentaban escapar del país en bote. El hostigamiento de Baguer se llevó a cabo por agentes vestidos de civil. Así lo denunció desde La Habana Elizardo San Pedro Marín, de la Agrupación Demócrata Cuba Libre. Sep. 13-93 Eliseo García, director de Operaciones de Prensa Latina, desertó en Miami, después de llegar de. México, donde había sido enviado en marzo en comisión de seis meses. Era conocido como uno de los funcionarios con el más vasto conocimiento y experiencia en el campo de las operaciones de Prensa Latina. Oct. 6-93 Rodolfo Caballero Vila, periodista del departamento de Extensión Universitaria de la Universidad de Camagüey y director de la revista literaria Resonancias, envió una carta a la SIP solicitando ayuda para llegar a Miami. Fue detenido en Cuba bajo cargos de poseer "propaganda enemiga". El 24 de abril emigró, expulsado, vía Perú. Por problemas de visado no pudo llegar a República Dominicana. Oct. 7-93 El Comité Permanente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba calificó de "calumniosas" las acusaciones realizadas por la prensa gubernamental a un documento emitido por el Episcopado. Oct. 93 Miembros de la Unión de Periodistas y Escritores de Cuba (UPEC) se reunieron para debatir el documento de los obispos cubanos. Se hizo una moción para que la organización denuncie el documento. No se consiguió voto mayoritario por lo que se decidió que cada periodista actúe de acuerdo a su propia conciencia. El mismo resultado tuvo una reunión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Oct. 9-93 Mary Speck, periodista del Miami Herald, fue expulsada de Cuba después de que sus apuntes de periodista fueron confiscados. Se le acusó de estar en el país ilegalmente por haber tenido un visado de turista, no de periodista. El diario The Miami Herald explicó que durante más de un año sus periodistas no han recibido visado oficial. Oct. 13-93 María Caridad Padrón Martínez, administradora general de las emisoras Radio Rebelde y Radio Taina, dijo en Miami, a Radio Mambí, que se preparaba para pedir asilo político. Declaró que muchos periodistas están esperando la oportunidad de salir del país por la falta de libertad de expresión. Oct. 17-93 Norberto Fuentes, conocido escritor cubano autor de varios libros tales como "Condenados del Condado", "Cazabandidos" y "Heminghway en Cuba", fue arrestado cuando intentaba salir del país en un bote. El líder disidente Elizardo Sánchez comunicó desde La Habana que Fuentes fue internado en el cuartel general de Seguridad del Estado conocido como Villa Marista. Fuentes cayó en desgracia oficialmente desde que su nombre fue vinculado al de Antonio de la Guardia, quien fuera fusilado en Cuba en 1989 junto al general Ochoa, en su caso con matices políticos pero que, oficialmente, fue por cargos de narcotráfico. Finalmente, Fuentes fue puesto en libertad elIde noviembre. Oct. 19-93 Manuel Portuando, solicitó asilo político al gobierno de Honduras. El periodista acompañaba en esos momentos a la delegación de su país en los VII Juegos Deportivos Universitarios de Centro américa y el Caribe. Oct. 19-93 Por primera vez en muchos años, un funcionario cubano responde a protestas de la SIP. El jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, Alfonso Fraga, manifestó su disgusto ante la reacción de la SIP por la expulsión de Mary Speck, periodista del diario The Miami Herald. Fraga expresó que la SIP nunca se preocupó por los obstáculos que "ha puesto sistemáticamente el gobierno norteamericano" a los periodistas cubanos que querían visitar Estados Unidos para desarrollar su labor".

Compartí

0