Brasil

Aa
$.-
Los casos de asesinatos impunes de periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación siguen siendo el hecho más grave dentro del panorama de la libertad de expresión en este período. La persistencia de casos de censura judicial también es motivo de alarma, pues  es practicada por los jueces, de quienes uno podría esperar la protección de los principios constitucionales que garantizan la libertad de expresión en el país y el veto de cualquier forma de censura. Especialmente notable es la falta de la decisión final sobre la censura aplicada al diario O Estado de S. Paulo el 31 de julio del 2009. Paralelamente, es motivo de especial preocupación el hecho de que, debido a la ola de protestas registradas desde el 6 junio del 2013, más de 70 periodistas han sido víctimas de la brutalidad policial y de agresiones por parte de los propios policías y los manifestantes. La brutalidad, que en algunos casos dio lugar a lesiones graves, también afectó instalaciones y vehículos de las organizaciones de noticias, como parte de un empeoramiento de las actitudes hostiles hacia las empresas de medios por parte de grupos de diversas tendencias. Los profesionales (periodistas, fotógrafos y camarógrafos) fueron detenidos, golpeados y amenazados. Algunos de ellos sufrieron lesiones graves, como el foto-reportero del diario Folha de S. Paulo Sérgio Silva, quien cubría las manifestaciones contra el aumento de tarifas de los autobuses en São Paulo, el 13 de junio. Silva perdió la visión en su ojo izquierdo, alcanzado por una bala de goma disparada por un oficial de la policía antidisturbios. Durante este período, fueron asesinados dos periodistas. El 14 de abril del 2013 , Walgney Assis Carvalho, foto-reportero freelancer de Jornal Vale do Aço, fue ejecutado a balazos en Coronel Fabriciano (MG ) . La policía investiga el posible vínculo entre la muerte de Carvalho y la del periodista Rodrigo Neto, asesinado 37 días antes en Ipatinga. Los dos profesionales solían trabajar en pareja y, según la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea de Minas Gerais, el fotógrafo fue uno de los primeros en dar testimonio sobre la muerte de Rodrigo Neto y en brindar información útil sobre el caso. El 16 de abril, la ex novia de Walgney Carvalho recibió amenazas anónimas por teléfono. El 19 de abril, la Policía Federal comenzó a colaborar en la investigación sobre la muerte de Walgney Carvalho junto con la Policía Civil de Minas Gerais. Según la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa de Minas Gerais, existen al menos 20 oficiales de policía involucrados en más de 20 homicidios reportados por el periodista Rodrigo Neto y Walgney Carvalho. El 8 de marzo, el periodista y locutor Rodrigo Neto de Faria, del Jornal Vale do Aço, fue asesinado en Ipatinga (MG ). Neto tenía un dossier inédito sobre crímenes cometidos por un supuesto escuadrón de la muerte integrado por policías de la región. El 9 de marzo, la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia (SDH / PR) intervino para cooperar con la investigación del asesinato de Rodrigo Neto. El 17 de junio, la justicia emitió la orden de prisión temporal contra Alessandro Augusto Neves, conocido como “Pitote”, por su participación en el asesinato del periodista. De acuerdo con las investigaciones de DHPP, éste tenía vínculos con policías de Coronel Fabriciano (MG) y habría participado en el crimen como informante. El 18 de junio, el investigador policial Lúcio Lírio Leal fue arrestado bajo sospecha de ser el ejecutor del asesinato del periodista. Desde abril de este año ocho policías han sido detenidos, seis civiles y dos militares. Entre los detenidos bajo sospecha de asesinato en la región se encuentran el forense José Rafael Americano, los investigadores José Cassiano Ferreira Guarda, Leonardo Correa, Ronaldo de Oliveira Andrade y Gini Cassiano, y el soldado Vitor Emanuel Miranda de Andrade. Durante este período se denunciaron 70 casos de agresiones contra periodistas. El 7 de septiembre se registraron 21 casos de agresiones contra 20 profesionales de la prensa durante las protestas que ese día sucedieron en Brasil. Los casos ocurrieron en Brasilia, Belo Horizonte, Manaus, Río de Janeiro y São Paulo, y las víctimas cubrían las protestas para 14 medios de información. La policía fue la autora del 85 por ciento de las agresiones (18 casos en total), sobre todo, por el uso abierto de gas pimienta. Brasilia fue la ciudad más violenta para periodistas y fotógrafos: 12 profesionales fueron golpeados, todos por la policía militar. Seis de esos profesionales, hacían la cobertura para el periódico Correio Brasiliense. El periodista Arthur Paganini fue empujado por un agente de policía y luego recibió un rociado de gas pimienta de otro policía. El periodista Brenno Fortes recibió un empujón de un policía mientras intentaba rescatar a un compañero herido. La fotógrafa Monique Renne, registró el momento en que un oficial de policía roció gas pimienta directamente en su cámara cuando fotografiaba la escena. Los fotógrafos Carlos Vieira, Carlos Moura y Janine Morais también fueron agredidos. Sin embargo, en Brasilia, el fotógrafo Ricardo Marques, del diario Metro, se desmayó después de ser rociado en el rostro con gas pimienta. Una de sus cámaras fue robada. Los policías militares soltaron perros contra un grupo de manifestantes y periodistas cuando entraban en el Estadio Nacional. El fotógrafo de la agencia Reuters, Ueslei Marcelino, se lesionó la rodilla al intentar salir de la escena. Fábio Braga, fotógrafo de Folha de S. Paulo, fue atacado por los perros de la policía militar, pero no sufrió heridas graves. La Policía Militar también roció intencionalmente con gas lacrimógeno a la fotógrafa de Folha Marlene Bergamo y al reportero de la Agencia Brasil Luciano Nascimento. El fotógrafo Evaristo Sa, de AFP, fue rociado por gas pimienta y llevado al hospital. En Belo Horizonte (MG) se registraron 2 casos de violencia contra la prensa: el periodista Lucas Simões fue golpeado por un militar cuando filmaba a la Policía Militar cacheando a las personas. Según Lucas, después de unos minutos de grabación, fue sorprendido por un soldado que vino por detrás y le golpeó en un intento de interrumpir la grabación. El estudiante de periodismo João Vitor de Almeida Brito Alves fue golpeado en la cabeza por un militar. En Río de Janeiro (RJ) tres periodistas fueron atacados por los manifestantes y policías. Los manifestantes atacaron a un equipo de TV Globo. El fotógrafo Marcos de Paula, de O Estado de S. Paulo, fue alcanzado por una bomba lacrimógena. El reportero de Globo News Júlio Molica fue golpeado doblemente: por gas pimienta de la policía y patadas de los manifestantes, que trataron de expulsarlo del sitio. Paulo Araújo, de O Dia, fue agredido por policías, quienes lo hirieron y quemaron su mochila. Los manifestantes también se volvieron contra la prensa en Manaus (AM). Se registraron dos casos de violencia contra la prensa: el reportero Izinha Toscano, de Portal Amazônia, recibió golpes, y Camila Henriques, del portal G1 Amazonas, fue empujada. Ellos trataban de registrar la detención de varios manifestantes. En São Paulo (SP), el disparo de un policía hirió levemente al fotoperiodista Tércio Teixeira. El 22 de agosto cuatro periodistas fueron agredidos durante la primera audiencia para la toma de declaración de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) del sistema de ómnibus, instalada en el Palacio Municipal de Río de Janeiro. Según Agência Brasil, los periodistas Julio Molica y Antonia Martinho, de GloboNews, fueron expulsados por los manifestantes favorables a la CPI. El reportero de cine, Sergio Colonesi, fue golpeado en la espalda y el periodista del portal Terra, Cirilo Júnior, apaleado. El 19 de agosto, un grupo de periodistas fue rociado con gas pimienta cuando cubría las protestas contra el gobernador Sérgio Cabral y contra el fraude electoral, en Río de Janeiro.  En un vídeo grabado por Coletivo Mariachi y divulgado en Youtube, puede verse el momento en que uno de los policías, rocía el rostro y los equipos de los profesionales para impedir las grabaciones. El 7 de agosto, el fotógrafo João Miranda, del diario Estado de Minas, fue detenido por fotografiar la fachada de la Superintendencia Administrativa de Transporte de la Policía Civil de Belo Horizonte (MG). Miranda se dio cuenta del movimiento de vehículos en el lugar y comenzó a tomar fotografías. El 22 de julio, Yasuyoshi Chiba, fotógrafo de AFP, fue agredido por un oficial de policía en los alrededores del Palacio Guanabara, en Río de Janeiro, cuando cubría una protesta contra el gasto público durante la visita del Papa Francisco. El 26 de junio, al menos tres periodistas resultaron heridos durante los enfrentamientos registrados en las proximidades de Mineirão, en Belo Horizonte (MG). La periodista Tahiane Stochero, del portal G1, fue atacada con piedras por los manifestantes. Ella informó de que un grupo de policías fue acorralado por los manifestantes, quienes comenzaron a arrojarle piedras. El 24 de junio, el periodista Honório Jacometto, de TV Anhanguera, afiliada de la Red Globo en Goiás, fue atacado durante una manifestación en el centro de Goiânia (GO). El ataque ocurrió en la tarde, cuando un grupo de manifestantes gritaba “Fuera Globo” y varios de ellos rodearon al reportero y lo empujaron. Fue necesaria la intervención de la Policía Militar para detener el ataque. El 20 de junio, el periodista Flavio Botelho, de Rádio CBN FM 99.1, Campinas (SP), fue víctima de asalto y robo durante la protesta contra el aumento de las tarifas del transporte público. Botelho informó de que al menos 10 personas lo golpearon. Le dijo a la policía que estaba fotografiando la tienda cuando fue empujado por los manifestantes, y ya en el suelo, fue atacado con golpes y patadas. La caída y los golpes resultaron en fracturas en el hombro izquierdo y luxación del pie. El 19 de junio, al menos ocho periodistas fueron alcanzados por balas de goma, gas pimienta, gas lacrimógeno y golpes de porra durante la cobertura de las manifestaciones que precedieron al partido Brasil vs México en el Estadio Castelão, en Fortaleza (CE). El periodista Vladimir Platonow, de Agência Brasil, fue asaltado por guardianes de seguridad en la Terminal de Ómnibus de Niterói (RJ) mientras cubría las protestas en esa ciudad. El 18 de junio, el periodista de UOL Vinicius Segalla fue atacado por manifestantes que protestaban contra la aprobación de la PEC 37, la elevada tarifa del pasaje de autobús y los gastos extraordinarios con la Copa Mundial de Fútbol. Vinicius estaba cubriendo la protesta cuando un manifestante le arrebató su radio para comprobar si hablaba con la policía. Recibió golpes y patadas. El 17 de junio, la periodista Maria Ferri, de TV Record Brasília, quedó atrapada dentro del vehículo de la emisora, en Brasilia. La ventanilla trasera fue rota por las piedras de los manifestantes que se congregaron frente al Congreso Nacional. Ferri no pudo cubrir las protestas. Manifestantes que protestaban contra el aumento de tarifas en Río Janeiro asaltaron y robaron a André Naddeo, reportero de Terra. El 13 de junio, al menos 15 periodistas fueron golpeados y detenidos por la policía militar durante la represión de una manifestación contra el aumento de las tarifas de autobús en Sao Paulo. Las protestas, que comenzaron el 6 de junio, fueron organizadas por el Movimiento Passe Livre. El 13 de junio, cuando se produjo la más violenta, la policía siguió actuando con brutalidad, aunque los periodistas presentaron sus pases de prensa. La policía utilizó porras, gas lacrimógeno y balas de goma, que afectaron no sólo a los manifestantes sino también a los periodistas que trabajan en la cobertura de la manifestación. El 20 de abril, el periodista Rui Luiz de Sá Chaves, jefe de redacción del diario O Candiru, en Itacoatiara (AM), fue atacado cuando salía del periódico. Chaves recibió un puñetazo en el ojo y, al caer al suelo, lo golpearon en las costillas. Tuvo que ser hospitalizado debido a los hematomas y a una herida en el párpado derecho. En este período se produjeron nueve casos de censura judicial. El 31 de agosto, el juez de juzgado de la jurisdicción de Recife, Sebastião de Siqueira Souza, del Tribunal de Justicia de Pernambuco (TJPE), emitió una medida cautelar que prohíbe al Jornal do Commercio (Sistema Jornal do Commercio de Comunicação), al Diario de Pernambuco y a TV Clube —que pertenecen a Diarios Asociados— señalar el nombre del diputado del Estado, Guilherme Uchoa (PDT), presidente de la Asamblea Legislativa de Pernambuco, en informes sobre tráfico de influencias en el caso de adopción de un niño, en el que su hija, la abogada Giovana Góes Uchoa, había participado. El 26 de agosto, al periódico Gazeta do Povo, de Curitiba (PR ), se le prohibió la publicación de información sobre investigaciones contra Clayton Camargo, presidente del Tribunal de Justicia de Paraná. En abril del 2013, el Consejo Nacional de Justicia (CNJ ) abrió una investigación sobre presuntos sobornos recibidos por Clayton Camargo. La denuncia provino de una abogada de una de las partes de un caso que había atendido cuando se desempeñó como magistrada del área de Familia. La denunciante lo acusó de recibir dinero para fallar a favor de la otra parte en un caso de disputa de custodia infantil en el 2011. En julio de 2013, la unidad de asuntos internos del CNJ abrió otro procedimiento, esta vez para investigar las sospechas de que Clayton Camargo habría utilizado su influencia para promover la candidatura de su hijo, el representante estatal Fábio Camargo (PTB ), a un puesto vacante en el Tribunal de Cuentas de Paraná. Fábio asumió el cargo a finales de julio. La orden judicial, aprobada en julio por el juez Benjamin Acácio de Moura e Costa, estableció que las noticias sobre las denuncias no fuesen publicadas. La decisión determinaba que los reportajes se retirasen de la página de internet del periódico. A principios de octubre, el Consejo Nacional de Justicia (CNJ) decidió iniciar el procedimiento administrativo disciplinario (PAD) para investigar presuntas irregularidades cometidas por el ex presidente del Tribunal de Paraná (PR- TJ) Clayton Camargo. En la misma sesión el Consejo decidió por unanimidad separarlo de sus funciones como medida de precaución. La destitución de Camargo debe durar hasta que el proceso sea juzgado en última instancia. La decisión fue unánime. El 22 de mayo, la jueza Camila Castanho Opdebeeck, de la Tercera Corte Civil de Indaiatuba (SP), determinó que se suspendiera cualquier forma de circulación electrónica de la columna del periodista José Simão, publicada el 22 de agosto del 2012, en el cuaderno “Ilustrada” de Folha de S. Paulo. La solicitud de retiro vino de la ex candidata del consejo de la ciudad de Indaiatuba (SP), Alzira Cetra Bassani (PPS), que trabajaba como suplente. En el texto, Simão hizo una sátira con el nombre adoptado por la candidata en la campaña del 2012: “Alzira Kibe Sfiha”. Los abogados de la ex candidata afirmaron en el juicio que el texto es “ofensivo” para el “buen nombre’’ y moral de la misma. La jueza concedió la suspensión por considerar que existía “riesgo de perjuicios irreparables o de difícil reparación”. Folha dijo que cumplirá con la decisión, pero tenía intención de apelar. El 15 de mayo, el ex presidente del Senado Federal, José Sarney, ganó por decisión del Juzgado Especial de Hacienda Pública y de la Décima Zona Electoral de Macapá, el bloqueo de las cuentas bancarias de la maestra jubilada Alcinéa Cavalcante, quien mantiene el blog “Alcinéa Cavalcante, Libertad de Expresión!”. Alcinéa fue demandada después de la publicación de una sugerencia para que los lectores hicieran una pegatina con la frase “El coche que más combina conmigo es un furgón policial” y lo pegasen en el vehículo de cualquier político. La idea no iba dirigida a ningún parlamentario en específico. Sin embargo, un internauta comentó la publicación, diciendo que éste sería la “pegatina perfecta para Sarney”. Entonces Sarney demandó a la bloguera, exigiendo indemnización y la retirada de la página de la red. El juez José Luciano Assis concedió a Sarney 2 millones de reales, con intereses y multas, por supuestos daños morales. En respuesta, Alcinéa publicó una foto de un muro de su ciudad con la frase “¡Fuera, Sarney”. El 11 de abril, a TV Anhanguera, afiliada a la Red Globo en Gurupi (TO), se le prohibió revelar imágenes de la audiencia de instrucción de un crimen cometido por policías de ese municipio, en septiembre del 2012. La emisora recibió notificación de la jueza Joana Augusta Elias da Silva para presentarse en corte en Gurupi, bajo pena de delito de desobediencia. Durante la audiencia para decidir si los acusados serían juzgados por un jurado, la jueza llegó a llamar al equipo de prensa y le dijo que no permitiría que se filmara a los acusados o los testigos. El 10 de abril, el diario O Fato Novo, de la ciudad de Taquari (RS), recibió una carta de la Corte Electoral de Tacuarí, en la que le prohibía la publicación de una entrevista concedida por el ex secretario de Salud de la ciudad, Marione Villanova Nonnenmacker. La orden vino de la jueza Andrea Caselgrandi Silla, de la 56ta Zona Electoral de Río Grande do Sul. Marione Nonnenmacker es testigo en una denuncia de presunta compra de votos y el uso de la maquinaria pública en las elecciones municipales del 2012. El 12 de marzo, el gobernador de Goiás, Marconi Perillo (PSDB), obtuvo una medida cautelar ante el tribunal de Goiás que prohíbe a la estudiante de periodismo y bloguera Lenia Soares Santana, de 22 años, citar su nombre en el Diário de Goiás y en un blog de análisis político semanal. Según O Estado de S. Paulo, en el proceso del 15 to Juzgado Civil y el Tribunal Ambiental de Goiás se estableció el valor de la indemnización por mil reales y una multa diaria no definida, en caso de que la estudiante no cumpla con la orden. El abogado de Perillo, João Paulo Brzezinski, afirmó que en ningún momento el gobernador demandó a nadie por las críticas al gobierno, sino por las distorsiones de los hechos, la manipulación de documentos e información. Se registraron, además, nueve casos de amenazas contra la prensa. El 19 de septiembre, el presentador Jorge Reis da Costa, más conocido como “Kajuru”, dijo que había recibido amenazas de muerte de parte del gobernador de Mato Grosso, Silval Barbosa. Durante su programa, “El increíble Kajuru” en la TV Esporte Interativo, Kajuru relató que las amenazas están relacionadas con las denuncias sobre los costos excesivos de las obras de la Copa Mundial de Fútbol en Mato Grosso. El 9 de septiembre, el periodista y titular del Portal i9, Antônio Fabiano Portilho Coene, fue secuestrado y amenazado en Campo Grande (MS). Portilho fue abordado por tres hombres armados en el centro de la ciudad de Campo Grande. Después de aparcar su auto, el periodista fue obligado por tres desconocidos a montar dentro de un vehículo negro sin placa. Lo llevaron a una calle lateral, donde fue atado. Allí recibió la siguiente advertencia: “A partir de hoy, no hables nada más de nadie en este estado y esta ciudad. Tienes 24 horas para salir del estado; de lo contrario, morirás”. Portilho denunció el hecho ante la policía, que comenzó a investigar el caso, de acuerdo con el portal i9. Esta es la tercera amenaza que el empresario recibe en tan solo un año. El 9 de septiembre, el periodista y bloguero Luis Pablo, recibió una amenaza de muerte del presidente de la Asamblea Legislativa del estado de Maranhão, el diputado Arnaldo Melo (PMDB). El 14 de agosto, el presentador José Luiz Datena dijo en su programa “Brasil Urgente”, en la TV Bandeirantes, que su familia, residente en Goiânia (GO), había recibido amenazas de muerte. El periodista afirmó que uno de sus hijos fue informado por la Policía Civil de Goiânia de que habían recibido una llamada anónima de São Paulo, en la que se decía que los asesinos irían de São Paulo a Goiás para matarlos. El 6 de agosto, el caricaturista Carlos Latuff fue amenazado de muerte por el primer teniente de la Brigada Militar, Giovane da Silva Pereira y una mujer que trabaja en la Asociación de Abogados de Brasil en São Paulo y se identifica en una red social como Cardia Ma. Latuff es conocido por su activismo contra la violencia policial en Brasil y su defensa del pueblo palestino. El 24 de junio, el equipo de noticias de TV Pampa, en Rio Grande do Sul, fue amenazado. Además, le robaron material de filmación mientras cubría los acontecimientos en Porto Alegre. Según el sitio web Vitrine Digital, una camarógrafa estaba grabando a un grupo de manifestantes cuando destrozaban un banco, cuando fue rodeada por cinco personas, quienes la amenazaron de muerte y le pidieron la tarjeta de memoria con las imágenes. El 7 de mayo, la periodista Fabíola Gadelha, del programa “Alô Amazonas”, de TV A Crítica, de Manaus (AM), recibió amenazas de muerte y tuvo que empezar a tener escoltas armados. Un ex recluso dijo al periodista Paulo França, colega de Fabíola, que tenía orden de matar a la periodista. Diez días más tarde, un vehículo de TV A Crítica fue seguido por un motociclista que llevaba mochila y casco. El 19 de marzo, el bloguero y locutor Emílio Gusmão, quien mantiene un blog en Ilhéus (BA), fue amenazado por el concejal Aldemir Almeida (PSB). El locutor dijo que había recibido otras cuatro amenazas del concejal, quien declaró que, si no hacía algo contra Gusmão, entonces mandaría que otros lo hicieran. Se produjeron los siguientes atentados contra medios. El 20 de junio, un vehículo del Sistema Brasileiro de Televisão (SBT) fue incendiado por un grupo de manifestantes que participaban en una protesta cerca del ayuntamiento de la ciudad de Río de Janeiro contra el aumento de las tarifas del transporte público en Natal (RN). El 18 de junio, el vehículo de transmisión de TV Record que cubría la protesta, convocada por el Movimiento Passe Livre (MPL), por el aumento de la tarifa del pasaje de los autobuses y trenes de São Paulo, fue incendiado por los manifestantes. El 4 de junio, la sede y un vehículo de TV Serra Dourada fueron atacados por personas que participan en protestas en Goiânia (GO). El 14 de marzo, la sede del Grupo Rondoniagora, en Rondônia, fue atacada. Según los testigos, se realizaron cinco disparos contra el edificio en la madrugada. El director de Rondoniagora, periodista Gerson Costa, dijo que creía que se trataba de un intento de intimidación. El 13 de marzo, la emisora de radio Encanto do Rio, de Benjamin Constant (AM), fue objeto de un incendio provocado. De acuerdo con el portal G1, el fuego afectó dos transmisores, un aire acondicionado y un receptor. La policía encontró señales de entrada forzada al edificio, pero no se encontró material inflamable. El 9 de marzo, Rádio AM 970, integrante del Sistema Monólitos de Comunicação, localizada em Quixadá (CE), fue atacada y tuvo que suspender su programación. Además de destruir toda la estructura física de la emisora, los asaltantes prendieron fuego a sus transmisores. Se sospecha que usaron dinamita en el ataque. El 11 de marzo, Rádio FM 105.9, también integrante de Sistema Monólitos de Comunicação, fue atacada y tuvo que suspender su programación. Sus instalaciones fueron destruidas y se afectó el edificio que alberga sus transmisores por bombas de fabricación casera. El 8 de julio, el concejal y presentador de televisión Adeilson Correa da Silva fue arrestado dentro de la sede de TV Rio Claro, en São José do Rio Claro (MT). Según un artículo publicado en Gazeta Digital, Adeilson fue detenido por denunciar en un programa que el delegado Henrique Hoffman Monteiro de Castro había usado un vehículo de la Policía Civil con fines privados. El 13 de junio, el reportero de la revista Carta Capital, Piero Locatelli, fue detenido durante una manifestación contra el aumento de la tarifa de transporte público en São Paulo. Locatelli fue detenido incluso antes del inicio de la protesta por cargar una botella de vinagre en la mochila. El 13 de junio, el periodista Leandro Machado, de Folha de S. Paulo, fue detenido cuando observaba la detención de un manifestante. Un policía militar se acercó con un bastón y le dijo “si no te vas, te golpearé”. Cuando Machado mostró la credencial de prensa, el policía le dijo que eso no significaba nada para él. Pidió los documentos a Machado, quien le entregó su identificación y credencial. El agente se dirigió a su vehículo y al regreso le comunicó que estaba detenido. En el camino hasta la comisaría 78 (en el barrio Jardins), se le informó de que estaba siendo detenido por “perturbar la acción de la policía”.

Compartí

0