Jaime Mantilla

Aa
$.-
Entre los pensamientos que compartí con ustedes en mi discurso al inicio de mi mandato, mencionaba a Albert Camus, quien sostenía en aquellos tiempos de la segunda guerra mundial, que la cuestión no radicaba en discutir cómo preservar las libertades , sino  cómo en aquellas circunstancias de supresión de las mismas el periodista, puede permanecer libre…… Circunstancias que actualmente vivimos pues no sólo el periodista, sino todos los ciudadanos se encuentran en peligro de perder ese derecho  de permanecer libres La libertad de prensa en nuestra América ha ido deteriorándose desde hace mucho tiempo, tanto por la falta de respeto por parte de algunos gobiernos y poderes, cuando por la escasa conciencia en los ciudadanos del valor de las libertades  para la vida en democracia. No solo es un efecto de la irrupción de gobiernos autoritarios que han conquistado el poder, sino de esa pérdida gradual de los valores de libertad de pensamiento, expresión e información en la ciudadanía. Las desigualdades sociales, el desinterés y la codicia de algunos dirigentes, la comodidad y la aceptación pasiva de los grupos dependientes, han hecho que aquellos gobiernos redentoristas armen una clara estrategia para eliminar a los grupos políticos divergentes y acallar a la prensa independiente, -los únicos contradictores en el juego de gobierno-, con el propósito de crear sus propios sustitutos, liquidar la contraloría y auditoría ciudadanas de sus actos, tomarse la Legislatura y, en muchos casos, el Poder Judicial. Todo esto en un ambiente de asfixiante propaganda que ha logrado sembrar en la ciudadanía dos componentes mortales para la democracia: odio y temor. Odio entre hermano, contra los que piensan diferente contra los que consideran los grupos más beneficiados;  temor de perder negocios, beneficios, comodidad, consumismo y la dependencia en los subsidios que reciben del poder central. Si se suma el efecto económico en esos gobiernos por el incremento de los precios de los productos de exportación, que generan un positivo impacto en las economías, generando liquidez y acceso a crédito, veo complicado, para no decir casi imposible, que los conceptos, los valores, los sustentos de esas libertades, puedan fácilmente  mantenerse como principales objetivos de los ciudadanos comunes. La prensa del continente ha debido soportar un tremendo acoso que la ha puesto al borde del colapso, sin que la ciudadanía reaccione como creíamos lo debería haber hecho, al no comprender que es el principal motor para defender la democracia. Estos pensamientos dibujan el ambiente en el que la SIP ha debido actuar durante estos meses.
 Cuando por generosidad de ustedes asumí la Presidencia, en octubre, se podía uno imaginar los problemas que deberíamos enfrentar. La imposibilidad de acompañarlos personalmente en São Paulo por las presiones del gobierno de mi país que han continuado hasta ahora, tratando de silenciar a la prensa independiente, esperaba se compensaran con un entusiasta trabajo para abrir puentes, establecer diálogos con todos los distintos gobiernos en defensa de los objetivos que la SIP ha defendido siempre: Libertad de expresión, de prensa e información. Quedaron identificados dos graves enemigos que debíamos vencer: la intolerancia y manipulación por parte de esos gobiernos autoritarios, y la violencia contra los medios independientes por parte de distintos grupos de poder. En Ecuador, la Ley de Comunicación, representa el más grave retroceso de las libertades en América, como la SIP catalogó en su momento a esta legislación, que,  violando los procedimientos democráticos, la constitución, los acuerdos internacionales, se impuso a fin de eliminar la crítica, el debate abierto y la transparencia que deberían tener los actos del Estado y los ciudadanos. Habíamos invitado a al Presidente del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, organismo creado por esta ley, para que explicara su contenido y la debatiera frente a distinguidos abogados. Un mes mas tarde, recibimos su excusa justificándola en que ninguno de sus miembros disponía de tiempo para analizar este cuerpo legal ante la SIP. Mas tarde se conoció que luego de un notable retraso,  este organismo envió al Presidente de la República, para su aprobación, el proyecto de reglamento que regulará la acción de esa dependencia. El organismo mencionado controlado por el gobierno nombró a principios de la semana pasada como Superintendente de Comunicaciones, a Carlos Ochoa, presentador de noticias de uno de los canales incautados por el gobierno, activo militante correísta, que ha atacado persistentemente a la prensa independiente, sus directivos y a todo periodista que no se ha encasillado en las visiones del régimen. Este nombramiento, que viola la constitución y la ley, se produce pese a que cuatro organizaciones independientes  presentaron al Consejo de Participación Ciudadana, sus impugnaciones fundamentadas a la candidatura. En forma muy ágil  y sin sustento legal o lógico, fueron archivadas, facilitando el nombramiento del impugnado. En el panel realizado ayer en la tarde, habrán podido analizar los detalles de aquella legislación que aniquila la libre expresión en Ecuador.
 Lo más grave no es que se esté institucionalizando en Ecuador la llamada Ley Mordaza, sino que los términos generales de esa ley son similares a los que se están imponiendo en algunas legislaciones de  América, por lo que llamo la atención de todos ustedes para crear una estrategia de defensa a las libertades.  En Argentina, el poder gubernamental ha tratado de silenciar a los medios que no comparten sus particulares visiones. Aunque todavía se aspira que la justicia no sea, como en otros países, captada por el régimen de turno, creemos que la lucha para defender la democracia seguirá siendo muy ardua. El gobierno de Cristina Kirchner avanzó en su decisión de controlar el papel periódico, para fijar su producción, comercialización, distribución y precio, presentando en mayo un proyecto de ley para expropiar acciones de Papel Prensa, la única empresa que produce esa materia prima, y pasarlas a manos del Estado, con la excusa de que se trata de un bien “de utilidad pública y sujeto a expropiación”. Esta es justamente una de las “innovaciones” que se han ido imponiendo en las propuestas de ley que se discuten: convertir a la información independiente, plural, libre, en “servicio público”, con lo que se permite que los gobiernos regulen esa prestación del supuesto “servicio público”. Se aplica la censura indirecta mediante premios y castigos en la distribución de la publicidad oficial, el acceso a la información pública y la presión sobre las empresas privadas para que no anuncien en los diarios. El gobierno se ocupa de desacreditar la crítica al  poder, mediante el hostigamiento constante hacia los medios y periodistas que no comulgan con el régimen. La ley de servicios audiovisuales es una clara amenaza. La Corte Suprema realizó una audiencia pública para escuchar a ambos sectores y debe pronunciarse sobre la constitucionalidad de esta ley que el gobierno argentino utiliza para desestabilizar a la prensa. La SIP ha estado atenta a defender la libre expresión del periodismo argentino, para lo cual emitió un comunicado y anunció que intervendrá ante instancias internacionales en caso se violen los derechos y libertades. Hemos mantenido permanente crítica contra los monopolios de la información por parte de gobiernos o grupos de poder de cualquier índole. La SIP cree que la mejor garantía para la democracia es la existencia de medios variados que comprendan y defiendan la independencia, el pluralismo y por ello mantengan sus puertas abiertas a las distintas corrientes del pensamiento divergente. Mientras más medios distintos existan, la comunidad estará mejor informada. Las recientes negociaciones entre estimados grupos mediáticos en Perú, preocupan pues podrían poner en peligro este valor fundamental para la vida en democracia, al acumular en un solo grupo de medios, más del 80% de la circulación y ventas. En Venezuela, la maduración del chavismo revanchista, impide que sus ciudadanos puedan defender su espacio de libertades, mientras el gobierno, siguiendo la receta inoculada en  los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) ha logrado obnubilar a la población con mitos, leyendas y promesas imposibles de cumplir, sin conseguir siquiera, satisfacer las mínimas necesidades básicas de alimentación y salud. Al igual que en otras latitudes, se trata ahora de lavar los cerebros de la niñez y juventud, creando versiones cortas de la historia. Similar procedimiento del sistema que se impuso en la antigua Unión Soviética, donde los jerarcas creaban en cada cambio de dirigencia, una nueva historia favoreciendo al líder de turno. En síntesis, en algunos países se están produciendo hechos y situaciones que buscan silenciar al periodismo independiente. En Panamá como copiando las ordenes que el presidente Correa de Ecuador dio a sus ministros hace más de un año prohibiéndolos dar declaraciones a la prensa independiente, el presidente Martinelli ha repetido la receta para prohibir esas declaraciones al diario La Prensa. Por otro lado, , Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, continúan con su empeño, para debilitar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, especialmente la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuyos informes los han molestado por lo que acusan al organismo de ser “instrumento del imperialismo y del capitalismo” contra los “gobiernos progresistas”. La SIP ha mantenido indeclinable apoyo a la acción de la Relatoría de la Libre Expresión, y continuará otorgándolo pese a la nueva arremetida que se está formando por parte de los gobiernos de Morales y Correa, pues consideramos que es uno de los principales puntales internacionales para exigir la vigencia de la democracia en nuestros países. Por esta situación, enviamos misivas a 19 jefes de Gobiernos de las Américas, y a 33 representantes diplomáticos ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), en las que  expusimos nuestra posición y preocupaciones por el proceso de reformas y fortalecimiento al Sistema Interamericano. Consideramos que la posición de la prensa independiente de América, el envío de las comunicaciones a los líderes del continente, entre otras gestiones, lograron frustrar el atentado que los países del ALBA trataban de imponer contra la Relatoría y el Sistema Interamericano. Los actos de violencia muestran con horror el encarnizamiento contra periodistas y medios de comunicación. Los asesinatos perpetrados en su mayoría por el crimen organizado, principalmente en México y Honduras, y su correspondiente falta de justicia, crean un sombrío panorama de impunidad. Este año ya son 13 los periodistas asesinados en América Latina: 4 en Brasil, 3 en México, 2 en Colombia, 2 en Guatemala, 1 en Paraguay, y 1 en Honduras. La demanda de justicia y la impunidad que rodea a estos homicidios sigue siendo un tema de prioridad para nuestra organización. El incremento de acciones legales, tales como demandas por injuria y calumnia, otro tipo de mecanismo de presión, se repite en algunos de nuestros países. En Cuba, pese a cierta apertura, continúa el irrespeto a las libertades individuales, de expresión y de prensa. Persiste la represión contra periodistas y opositores, de las que nos enteramos por el valeroso trabajo de blogueros independientes a través de laberintos para informar al mundo. Nuestra Vicepresidente Regional ha sido muy explícita comentando las vicisitudes que se viven . De todas formas, se ven destellos esperanzadores al cabo de tantos años: la acción de la prensa oficial cada vez se ve más debilitada ante la irrupción de nuevas voces y manifestaciones de expresiones libres sustentadas en los sistemas informáticos y las redes sociales. En México, las acciones para contrarrestar la violencia como la federalización de los delitos contra la libertad de expresión y la sanción de una ley para la protección de los periodistas, no han sido suficientes. En países como Brasil y Colombia, también se toman medidas para prevenir actos de violencia y proteger la actividad periodística, pero se mantiene un alto grado de impunidad. En Estados Unidos Hemos escuchado de voces acreditadas, la grave situación que ha vivido la prensa amenazada por un espionaje vergonzoso. Creo necesario resumir algunas actividades relevantes desempeñadas durante estos meses: -       Una de las principales gestiones que realizamos junto con Julio Muñoz y el staff de la organización, fue cambiar profundamente el diseño y contenido de nuestra página web. Como habrán podido apreciar, la página actual es mucho más dinámica, atractiva, y tiene la capacidad de ir creciendo de acuerdo con el incremento de servicios que la organización desarrolle. -       Aprovechando nuestra reunión de medio año en Puebla,  y en conmemoración de nuestro 70 aniversario, lanzamos el libro “Oradores invitados” que contiene las más importantes intervenciones de principales protagonistas de la historia en América y Europa - El 21 de enero, por invitación de El Tiempo y su director Roberto Pombo, asistimos a un especial acto masivo en Bogotá, en el que con la presencia del presidente Juan Manuel Santos, más de 60 alcaldes y gobernadores suscribieron la Declaración de Chapultepec. Aprovechamos la visita para conversar con algunas corporaciones preocupadas por la vigencia de las libertades democráticas y participamos en la Universidad de los Andes de un interesante coloquio con catedráticos, estudiantes y periodistas, sobre “El Estado de la Libertad de Prensa en América Latina” - Luego del triunfo de Rafael Correa el 17 de Febrero pasado, enviamos una carta felicitándolo y sugiriendo reunirnos para conversar sobre las libertades en el continente. La nota, fue contestada tres meses después, por el Secretario de Comunicación, en términos injuriosos, negando esa propuesta. - Del 2 al 4 de mayo, estuvimos presentes en la conferencia internacional organizada por la UNESCO, por el Día Mundial de la Libertad de Prensa 2013, en Costa Rica. En representación de la SIP, Roberto Rock, El Universal, México, fungió como moderador del panel “Abordar la cuestión de la impunidad”. Participó además Asdrúbal Aguiar, nuestro presidente de la Comisión Legal, con su ponencia sobre “Pluralismo en los medios, propiedad y publicidad gubernamental”. Su exposición puso énfasis en los problemas y contradicciones que se producen en los países del ALBA. - Del 27 al 29 de mayo, llevamos a cabo una misión a Honduras para recabar información sobre las reformas a la Ley Marco del Sector de Telecomunicaciones y conocer los planteamientos de la prensa en materia de autorregulación. Se recogieron propuestas de reformas públicas para frenar la impunidad, contrarrestar la violencia y establecer medidas de protección para los grupos periodísticos más vulnerables. Nos entrevistamos con el presidente Porfirio Lobo, la Secretaria de los Despachos de Justicia y Derechos Humanos; el presidente del Congreso, el ex presidente Manuel Zelaya, candidatos presidenciales para las próximas elecciones y varios directores de medios de comunicación. - El 4 de julio, se realizó en Madrid el VI Foro Atlántico Iberoamérica de Cara al Futuro; Desafíos Institucionales Políticos y Económicos, El Rol de los medios de Comunicación, organizado por la Fundación para la Libertad presidida por Mario Vargas Llosa. Intervinimos en el análisis de los medios en América, junto con Carlos Lauria del CPJ y José Miguel Vivanco del Human Right Watch. Sirvió la ocasión para detallar a los presentes y a los medios que cubrieron el evento las gestiones que realiza la SIP en defensa del periodismo independiente. - El 10 de septiembre nos reunimos con el directorio de la Asociación de Periódicos Norteamericanos (NAA), en Washington, D.C., donde analizamos temas comunes al ejercicio periodístico e informamos sobre las distintas iniciativas y programas de la SIP. El resultado no pudo haber sido mejor al lograr una gran presencia de periodistas y medios norteamericanos en esta reunión. Consideramos haber abierto un amplio escenario de colaboración mutua entre la prensa norteamericana y la de todo el continente. - Coincidiendo con nuestro viaje a Honduras, recibimos el pedido del presidente de Guatemala Oscar Pérez para firmar la Declaración de Chapultepec. Pese a problemas iniciales, estuvimos listos a concurrir a una ceremonia especial para el efecto. Lamentablemente a última hora el presidente canceló el acto programado por sus actividades en relación a la posible incorporación de Guatemala a la Alianza del Pacífico. Más tarde nos visitó en la sede de la SIP en Miami un delegado del gobierno, quien reiteró que el presidente deseaba firmar la declaración. Conocemos que a última hora, el presidente Pérez ha decidido acompañarnos en esta asamblea, por lo que le damos la bienvenida como observador.. En fin, el panorama de la libertad de expresión y prensa es bastante complicado y peligroso, pero justamente esta situación debe motivarnos para redoblar el esfuerzo de la SIP en la defensa de las libertades, en la formación de periodistas y en la continuación de su labor como memoria histórica de nuestras comunidades. Los peligros seguirán multiplicándose. La ausencia de partidos políticos y comunidades organizados en el pluralismo practicante, determinan que las voces del periodismo independiente sean fundamentales como únicos bastiones de defensa de la democracia. La SIP está enfrentando una serie de reformas que deben continuarse urgentemente y sólo podrán dar resultado con el apoyo decisivo y permanente de todos sus miembros. Debemos seguir ampliando la membresía, especialmente en los Estados Unidos y Brasil. Estamos en el camino de conseguir fuentes alternativas de ingresos para profundizar el apoyo y los servicios para los socios. La SIP debe colarse dentro de las estructuras empresariales y periodísticas para que todos los que vivimos la comunicación: periodistas, trabajadores, editores, columnistas, directores, catedráticos relacionados, apoyemos sus iniciativas a favor de las libertades. La SIP ha probado ser el contrapeso efectivo de los abusos de los gobiernos autocráticos o de los poderes que luchan contra la transparencia. Practicándola, podremos continuar guiando a nuestras comunidades para reafirmar sus libertades. Considero de trascendental importancia el que en esta reunión hayamos logrado reunir por primera ocasión al grupo de connotados jurisconsultos que se integran a  la SIP con el fin de analizar los distintos cuerpos legales que afectan las libertades y la gestión periodística en las Américas. Nuestro presidente de la Comisión Legal Asdrubal Aguiar coordinará las labores de este grupo asesor muy necesario en las actuales circunstancias. Quiero dejar constancia del inmenso agradecimiento a los presidentes de las Comisiones por su trabajo. De manera especial mi felicitación a nombre de toda la prensa del continente, a Claudio Paolillo, Presidente de la Comisión de Libertad de Prensa . Sin su persistente trabajo, no habríamos podido desarrollar una positiva  labor de defensa de las libertades. Especial agradecimiento a María Elvira Domínguez, Presidente de la Comisión de Desarrollo Estratégico, y a Asdrubal Aguiar, Presidente de la Comisión Legal,  pues sin sus sabias y profundas reflexiones, no habríamos podido entender la manipulación legal que se ejecuta en algunos de nuestros países.  Debo expresar además mi personal felicitación a Julio Muñoz, nuestro Director Ejecutivo quien con las presiones, problemas y situaciones que ha debido resolver, ha podido darse tiempo para darnos perspectivas, apoyo y consejo en este campo que por tantos años lo conoce. A Ricardo Trotti, la bienvenida por su re incorporación Al staff de la SIP una admiración especial. Contamos, pueden estar seguros estimados colegas, con un grupo humano de gran calidad con amor y entrega a nuestra organización. No quisiera terminar este informe, sin antes completar las  ideas de Albert Camus que mencioné al inicio:   Existen cuatro medios para lograr que el periodismo, el periodista pueda seguir libre ante la supresión de ese derecho: La lucidez para luchar contra el odio y el culto a la fatalidad…..defendiendo lo que se  cree verdadero.   El rechazo a las imposiciones, a ese ascenso de la estupidez. El periodismo honesto se asegura de la autenticidad de los hechos que narra. Un periódico libre se mide tanto por lo que dice como por lo que no dice…Esta libertad negativa  es, de lejos, la mas importante de todas porque prepara el advenimiento de la verdadera libertad.    La IRONIA.. un espíritu que tiene el gusto y los medios de imponer prohibiciones, es impermeable a la ironía. Por ello, sigue siendo un arma sin precedentes contra los demasiado poderosos.   Complementa el rechazo pues permite no sólo repeler lo que es falso, sino decir a menudo lo que es verdadero…   Un periodista debe ser necesariamente irónico.   Pero la búsqueda de la verdad y la libertad no podrían  sostenerse sin la OBSTINACION. Las amenazas, las suspensiones, las persecuciones obtienen generalmente el efecto contrario a aquel que se proponen.  Por ello la obstinación se pone al servicio de la objetividad y de la tolerancia… Son cuatro actitudes para preservar la libertad pero luego….? Necesitamos ensayar la justicia y la generosidad, que no se expresan sino en los corazones libres y en los espíritus aún más clarividentes.  FORMAR ESOS CORAZONES Y ESOS ESPIRITUS, MAS BIEN, DESPERTARLOS, es la tarea a la vez modesta y ambiciosa del HOMBRE INDEPENDIENTE, de la prensa independiente.  La SIP ha entendido estos mensajes y en mi mandato hemos tratado de luchar por estos valores meditando sobre estas actitudes, que deben  recogerse como normas de vida. Estoy seguro que tenemos las personas, la organización y la decisión para seguir siendo la principal trinchera de defensa de la libertad de Expresión.  Muchas gracias.

Compartí

0