11 febrero 2016

Seguridad para los periodistas

Aa
$.-

UNESCO


Ejecutivos de medios, organizaciones de prensa y Estados proponen ideas en reunión de la UNESCO sobre medidas concretas para la seguridad de los periodistas


París (8 de febrero de 2016) Cerca de 300 líderes de medios del mundo compartieron ideas sobre acciones urgentes para mejorar la seguridad de los periodistas y poner fin a la impunidad de los ataques contra ellos.


Las acciones concretas que las organizaciones de noticias pueden tomar incluyen: la adopción de protocolos de seguridad para salas de redacción, aprovechar la formación en seguridad proporcionada por las ONG's, la realización de análisis de riesgos, y el apoyo a los trabajadores independientes. Otras ideas planteadas fueron el uso de aplicaciones móviles para los periodistas para informar de los ataques, y la cobertura para sensibilizar y mostrar solidaridad.


La conferencia de París "Organizaciones se levantan por la seguridad de los profesionales de los medios de comunicación", que también incluyó diálogo con representantes de los Estados miembros de la UNESCO, estuvo marcada por la participación activa de los líderes de la industria de medios, sindicatos y medios de comunicación social. Se ayudó a fortalecer el trabajo de los medios de comunicación como actores clave en la provisión de seguridad para los periodistas y para combatir la impunidad.


Los participantes pusieron de relieve la importancia de fortalecer la solidaridad entre los medios. "Uno de los puntos más importantes de la conferencia es que vimos que todo el mundo nos estaba apoyando," dijo Jesus Dureza, editor del Mindanao Times y presidente de la Asociación de Medios de Filipinas (PPI). "Vimos que no estamos solos. Y no se puede subestimar la importancia de este sentimiento".


Una reunión más pequeña de seguimiento el 6 de febrero reunió a 25 participantes de la conferencia y exploró pasos adicionales, como la creación de mecanismos nacionales para supervisar e informar sobre la seguridad y la impunidad. También se dio más atención a la situación de los trabajadores independientes en áreas peligrosas y herramientas para ayudar a mejorar su seguridad y protección, tales como los "Principios y Prácticas para la Seguridad Global de los trabajadores independientes", desarrollado por la alianza ACOS (A Culture of Safety).


Durante la conferencia el 5 de febrero, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, destacó en su discurso, la importancia de "la construcción de una amplia base de cooperación, para mejorar la seguridad de los periodistas y eliminar la impunidad" en el marco del Plan de Acción de la seguridad de los periodistas de la ONU. La directora general también anunció que "concordó con la propuesta de crear dentro de la Oficina del Secretario General de las Naciones Unidas una representación especial sobre seguridad para los periodistas".


Entre los participantes de alto nivel se encontraban representantes de AP, The Washington Post, BuzzFeed, Thomson Reuters, Francia Media Monde, Deutsche Welle, Al Jazeera, European Broadcast Union, Prisa, AMARC y la Sociedad Interamericana de Prensa.


Las sesiones fueron moderadas por Siobhan Sinnerton, Canal 4; Zeinab Badawi, BBC y Christiane Amanpour, CNN, quien también es embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO para la Libertad de Expresión y la Seguridad de los Periodistas.


Jim Boumelha de la Federación Internacional de Periodistas pidió una mayor acción de los gobiernos y de la ONU para proteger a los periodistas, mientras que Erik Bjerager, del Foro Mundial de Editores, dijo que los medios de comunicación en sí podrían hacer mucho más.


Mónica Maggioni, presidenta de la RAI destacó que la naturaleza del conflicto está cambiando y cada vez es más peligroso para las compañías de medios decidir enviar a sus reporteros para informar desde el campo de batalla, ya que algunos extremistas "consideran que los periodistas son un instrumento en la guerra". Doug Jehl, editor de noticias internacionales del The Washington Post, reiteró que los periodistas son perseguidos, no sólo por lo que escriben, sino por lo que representan.


Cilla Benkö, directora general de Radio Sueca y Mustafa Souag, en calidad de director general de Al Jazeera, reiteraron que la democracia necesita que los periodistas estén vivos, pero que en los últimos años se observa que el número de ataques está creciendo. Veran Matic, de B94 de Serbia, señaló que la moral de la comunidad profesional sufre si el asesinato de colegas no se resuelve.


Pavel Andreev, editor en jefe de la agencia de noticias rusa Sputnik , dijo que "el problema comienza en la sala de Redacción. A menos de que nosotros mismos comencemos a informar sobre estos problemas, nadie más lo va a hacer. Hay un problema de información selectiva - no podemos permitir que se nos informe de una muerte, pero no de otras. Tenemos que cubrir todos los asesinatos y las malas acciones contra periodistas no importa dónde sea, hay que dejar de lado los dobles estándares para informar sobre estos temas. Tenemos que dejar de hablar de la muerte de los periodistas como mártires durante la cobertura profesional, sino como héroes".


En sus palabras de clausura, el director general adjunto de la UNESCO, Getachew Engida, dijo que: "Los gobiernos deben hacer más. La ONU debe hacer más. La sociedad civil tiene que hacer más. Y la industria de los medios debe hacer más".


El director de la UNESCO para la Libertad de Expresión y el Desarrollo de Medios, Guy Berger, se refirió a la relación simbiótica entre la libertad de prensa y la seguridad de los periodistas.


Con motivo de la conferencia, Reporteros sin Fronteras y la UNESCO también lanzaron oficialmente la última edición de la "Guía de seguridad para periodistas: Un manual para periodistas en entornos de alto riesgo". La guía de 130 páginas, disponible en Internet en árabe, Inglés, francés y español, ofrece información esencial y consejos prácticos para ayudar a los periodistas antes, durante y después de las tareas en zonas peligrosas.


La conferencia fue organizada bajo los auspicios del Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación, y el apoyo de seis agrupaciones de medios, una fundación y seis Estados miembros.

Compartí

0