BOLIVIA

Aa
$.-
Desde el anterior informe el panorama político en el país acusó fuertes embates que derivaron en la renuncia del presidente Carlos D. Mesa y la asunción, por vía de la sucesión constitucional, del entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eduardo Rodríguez Veltzé, luego de que también renunciaran a sus cargos los titulares de la Cámara de Senadores, Hormando Vaca Díez; y de Diputados, Mario Cossío. Entre mayo y junio, cuando se registró dicho episodio, el país vivió una de sus más difíciles encrucijadas debido a las movilizaciones sociales y una suerte de confusión casi generalizada por la aguda crisis en que se sumergieron los principales poderes de la República. Fue inminente una confrontación entre civiles, tras el cerco prolongado que un sector de campesinos impuso a la sede de gobierno en La Paz, y en los alrededores de Santa Cruz, el principal centro de gravitación económica. La salida que halló a último momento el conflicto en la ciudad de Sucre donde Rodríguez Veltzé asumió el mando, devolvió casi de inmediato la calma de cara a las elecciones generales del 4 de diciembre. Las tareas de los medios de comunicación y de los periodistas, se cumplieron sin mayores restricciones. No fue conocida denuncia alguna sobre violaciones a la libertad de prensa por las organizaciones gremiales y sindicales, no obstante la gravedad que los conflictos alcanzaron. En agosto, una información de la agencia EFE con origen en Miami, registró la denuncia de la SIP acerca del asesinato del periodista boliviano Juan Carlos Encinas, ocurrido en julio del 2001. Cuatro años más tarde, una nebulosa parece envolver el caso por el cambio o traslado de las autoridades judiciales a las que en principio se encomendó su esclarecimiento. Existen versiones poco claras sobre las circunstancias en que se produjo la muerte de Encinas. Un caso que podría interpretarse como una tácita censura desde las esferas gubernamentales, tiene que ver con la renuncia a su cargo presentada por el gerente del estatal canal 7 Televisión Boliviana, Juan Francisco Flores, supuestamente por presiones recibidas tras haber modificado el contenido de dicho medio, introduciendo al menos 15 programas nuevos, la mitad de ellos producidos en Santa Cruz de la Sierra. Flores tuvo una corta gestión de ocho semanas en las que intentó cambiar la imagen de canal 7 TVB, asociada desde sus comienzos con los intereses de los gobiernos de turno.

Compartí

0