BRASIL

Aa
$.-
Al final de 2004, después de intensa movilización de varios sectores de la sociedad brasileña, entre ellos de la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ), los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado Federal de Brasil decidieron archivar el proyecto de ley del gobierno que creaba el Consejo Federal de Periodismo. El proyecto pretendía crear mecanismos de control sobre el ejercicio de la actividad. Existe la posibilidad de que un nuevo proyecto, esta vez patrocinado aisladamente por algún parlamentario, vuelva a ser puesto en debate. La reacción de la sociedad ante la primera tentativa, el año pasado, sin embargo, deja claro que existe en Brasil una fuerte conciencia en el sentido de evitar este tipo de retroceso. Fue creada la Red en Defensa de la Libertad de Prensa, iniciativa de la ANJ en sociedad con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura para monitorear y divulgar los casos contra la libertad de prensa. Es preocupante la atención de algunas instancias judiciales sobre los procesos de daños morales contra periodistas y empresas de comunicación. Con base en una combinación de artículos de la Constitución y la legislación específica sobre daños morales, algunos jueces tomaron decisiones preliminares que significan, en la práctica, la censura previa. Por otro lado, una señal auspiciosa a lo largo de 2005 fue la condena de los asesinos del periodista Tim Lopes, quien murió en junio de 2002, fue un hecho impactante, con gran repercusión internacional. El crimen ocurrió cuando el reportero de la TV Globo buscaba informaciones sobre las fiestas patrocinadas por traficantes de drogas en una chabola de Río de Janeiro. Los hechos principales contra la libertad de prensa fueron los siguientes: El 1º de julio el periodista radial José Cândido de Amorim Filho, 45 años, fue asesinado cuando llegaba a la Radio Alternativa FM en Carpina, ciudad a 64 km. de Recife, en la región de la Mata Norte, en Pernambuco. Según testigos, cuatro hombres, que estaban en dos motocicletas, tiraron contra el automóvil de Amorim. Por lo menos 10 balas de las 20 disparadas lo alcanzaron en la cabeza y en el pecho. Al periodista radial lo socorrió su propio hijo, que estaba dentro de la emisora en el momento del crimen, pero murió en el hospital. El caso está siendo investigado por el delegado de Carpina, Artur Tito Mendes, y por la Jefatura de Homicidios de Recife. Según informaciones de amigos de Amorim, pudiera tratarse de un crimen político. Además de la Radio Alternativa FM, una emisora comunitaria donde trabajaba desde hacía ocho meses, actuaba en otras emisoras hace 20 años. Bajo el slogan “Esta voz no puede callarse”, hacía un programa informativo, policial y en pro de la comunidad. También era concejal en su segundo mandato en la Cámara Municipal de Carpina por el Partido Democrático Trabalhista (PDT). Denunciaba casos de nepotismo en la Alcaldía de la ciudad y había presentado en la Cámara local proyecto de ley prohibiendo esta práctica. Ya había sufrido un atentado el 22 de mayo, cuando dirigía su automóvil. Lo balearon en la axila, pero sobrevivió. Se pidieron providencias al Ministerio de Justicia, al Ministerio Público y al gobierno de Pernambuco, pero no se hizo nada. El 15 de marzo, un equipo de la emisora de televisión RBS, de Porto Alegre, en Rio Grande do Sul, fue agredido durante la cobertura de una manifestación de agricultores, que pedían medidas del gobierno para enfrentar la sequía en el Estado. El camarógrafo Éverton Machado fue agredido y colocaron su cámara, dentro del vehículo, que luego incendiaron. El 15 de marzo los periodistas Paulo de Tarso Venceslau y Alan Brito, del periódico Contato, de Taubaté, São Paulo, fueron agredidos por seis guardias de seguridad de la alcaldía, cuando preparaban una materia sobre el relleno sanitario de la ciudad. El 23 de marzo de 2005 al periodista Mauricio Melato Barth, propietario del, periódico Infobairros, de Itapema, litoral de Santa Catarina, lo balearon en las dos piernas frente a su casa. Él venía denunciando sistemáticamente casos de corrupción en la Alcaldía de la ciudad. El periodista cuenta que antes del atentado recibió diversas amenazas anónimas por teléfono. En aquel día, dos hombres en motocicleta lo llamaron para que saliera de su casa, lo balearon en las dos piernas y huyeron sin ser reconocidos. Según los médicos, Maurício sólo podrá volver a caminar dentro de 15 meses. Mauricio y su familia están escondidos. El periódico tuvo su circulación interrumpida. André Gobbo, propietario del periódico Jornal Independente, otro periódico de la ciudad que viene atribuyendo casos de corrupción a la Alcaldía, también se dice amenazado. Él contó que recibe amenazas anónimas por teléfono y que vehículos sospechosos circulan cerca de su casa. Él cree que es víctima de las mismas personas que balearon a Maurício. El 20 de mayo de 2005 el periodista Joacir Gonçalves da Silva, director del periódico regional Enfoque Social, de Itaquaquecetuba, afirmó haber sido amenazado de muerte por el alcalde, Armando Tavares Filho (PL), más conocido como Armando de la farmacia. Joacir había publicado material demostrando que el alcalde había enfrentado problemas con el Tribunal de Cuentas debido a compras sin licitación de merienda escolar, en un contrato de más de $ 7 millones de reales. El 16 de junio de 2005 el reportero Efrém Ribeiro, del periódico Meio Norte, de Teresina, en Piauí, fue agredido por el diputado estatal Homero Castelo Branco (PFL-PI), en el pasillo del Palacio Petrônio Portela, sede de la Asamblea Legislativa del Estado. El motivo de la agresión fue el reportaje publicado el día anterior, informando que el procurador regional de la república, Carlos Eduardo Oliveira Vasconcelos, denunció al parlamentario al Tribunal Regional Federal por los crímenes de falsificación de documento público y por crimen contra el orden tributario. El 21 de junio de 2005 un equipo de TV Globo presentó queja en la 1ª Seccional de Policía de São Paulo contra tres hombres por agresión. El asistente Marçal Queiroz, el reportero Lúcio Sturm y el camarógrafo Gilmário Batista fueron agredidos cuando grababan reportaje sobre la crisis en el PT, frente a la sede del partido, en el Centro de São Paulo. Batista consiguió filmar el rostro de los agresores y entregó la cinta al delegado Mário Jordão, según el cual la agresión está comprobada y también la amenaza de muerte hecha por los tres hombres. El 29 de junio de 2005 el diputado Raul Freixes (PTB) agredió al reportero del periódico O Estado, Paulo Fernandes, durante sesión en la Asamblea Legislativa. Al ser preguntado sobre el proceso en el que se le acusaba de improbidad administrativa, por denuncia del MPE (Ministerio Público Estatal) en Aquidauana, el parlamentario se irritó, empujó al reportero, tomó su grabadora y la lanzó al piso. El 13 de abril de 2005 el Juez Jeová Sardinha de Moraes, del 7º Juzgado Civil del Tribunal de Justicia del Estado de Goiás, concedió despacho a pedido del diputado Ronaldo Caiado (PFL-GO) para recoger ejemplares del libro Na Toca dos Leões, de Fernando Morais. El diputado accionó la Justicia por considerar que el libro, sobre la agencia de publicidad W Brasil, contiene referencias calumniosas. En el libro, Fernando Morais narra que Caiado, cuando fue candidato a presidente de la República, en 1989, procuró la agencia para trabajar en su campaña. En conversación los dos socios de la agencia, Washington Olivetto y Gabriel Zellmeister, Caiado habría dicho que, como médico, tenía solución para el mayor problema del País, los nordestinos: adicionar al agua potable un remedio que esteriliza a las mujeres. En su sentencia, el juez goiano determina la aprehensión de todos los ejemplares del libro que estén en la Editora Planeta y además: impide a Fernando Morais y a Planeta “divulgar comentarios acerca del texto imputado de calumnioso en cualquier órgano de prensa” bajo pena de multa en el valor de $ 5.000 reales. El 15 de junio de 2005 el Desembargador Gabriel Marques, del Tribunal de Justicia de Rondônia, prohibió la exhibición en el Estado del reportaje del programa Fantástico, de la Red Globo, sobre denuncias de corrupción. El reportaje contenía un vídeo en el que diputados estatales pedían favores y dinero al gobernador Ivo Cassol. La decisión judicial se dio a pedido de los diputados. El 26 de julio de 2005 el periodista Ancelmo Gois, de O Globo, fue procesado por el Ministerio Público de Río de Janeiro por haber publicado en su columna la noticia del desenlace desfavorable al Desembargador del Tribunal de Justicia de Río, Francisco de José de Azevedo, de la acción indemnizatoria que le fue instruida por la jueza Tereza Cristina Sobral Bittencourt Sampaio, del 5º Juzgado de Huérfanos y Sucesiones. El 17 de mayo de 2005 a la periodista Sandra Miranda, editora del periódico Primeira Página, de Palmas, en Tocantins, le incendiaron su casa. De acuerdo con el informe del Instituto de Criminalística de Tocantins, el incendio fue intencional. En los últimos meses, el periódico venía denunciando casos de corrupción en el estado. El 8 de septiembre de 2005 un incendio criminal destruyó el 80 por ciento del edifico de tres pisos, entre ellos estudios, equipos de informática, muebles y documentos del Diario de Marília, Radio Diario FM y Dirceu AM, además de la gráfica del periódico (Central Marília Notícias). Los criminales llegaron alrededor de las 3:00 a.m. al edificio. Una mujer llamó al guardia de seguridad afirmando que quería dejar una carta para una de las radios. Cuando el guardia abrió la puerta, hombres encapuchados lo amarraron y esparcieron gasolina por las dependencias del edificio y prendieron fuego. El guardia pudo llamar a los bomberos. El Diario de Marília clasificó la acción como “uno de los mayores atentados contra la libertad de prensa en los últimos años”.

Compartí

0