Haití

Aa
$.-
El libre ejercicio de la libertad de prensa es precario en el interior del país, pese a que el gobierno del presidente Jean Bertrand Aristide dice que respeta la libertad de prensa. Los periodistas han denunciado serias presiones contra la libertad de expresión, contra el libre acceso a las fuentes oficiales de información y constantes hostigamientos de grupos políticos del partido oficial, Movimiento de la Familia Lavalás, de funcionarios gubernamentales, policiales y para-militares afectos al régimen. Como forma de protesta de los periodistas haitianos contra las agresiones oficiales y las presiones a la libertad de prensa, en septiembre periodistas realizaron una demostración con mordazas. El presidente Aristide y funcionarios del gobierno respondieron en la ocasión que respetan la libertad de prensa, lo cual fue rotundamente rechazado por los periodistas. La Asociación de Periodistas Haitianos denunció por lo menos una docena de acciones oficiales contra los periodistas, siendo la principal presión la amenaza de muerte y las presiones psicológicas contra estos y algunos de sus familiares. Un caso que causó preocupación fue la breve desaparición de dos periodistas, por separado, en agosto y septiembre, sobre cuyas vidas se temió, aunque luego aparecieron. Por lo menos tres periodistas más decidieron abandonar su país y radicarse en Estados Unidos, por temor a la represión oficial y, paralelamente, en busca de mejores perspectivas. Joseph Guyler Delva, secretario general de la Asociación de Periodistas de Haití, es blanco de ataques del Movimiento La Familia Lavalás que lo señalan como desafecto al gobierno de Aristide. Siguen sin castigo los casos de asesinatos de los periodistas Jean Leopold Dominique, Gerard Denoze y de Brignol Lindor. Aunque el caso de Dominique está en manos de un tribunal judicial y se ha señalado a responsables del crimen, aún no se ha dictado sentencia.

Compartí

0