Colombia

Aa
$.-
COLOMBIA Desde la asamblea de Guatemala, el régimen de libertad de prensa que existe en Colombia se ha visto afectado por los niveles de violencia que continúan golpeando a los periodistas y, también, por las restricciones de tipo legal emanadas del gobierno o de los órganos del poder judicial. Los siguientes son los hechos más importantes que se han presentado en el campo de la libertad de prensa en los últimos seis meses: Marzo 17 Una bomba afectó las transmisiones de Radio Caracol y Radio Reloj en Cartagena, al destruir la base de la torre metálica que sostiene la antena en común de estas emisoras. Se atribuyó el atentado a guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Mayo 25 Horacio Yepes Lozano, columnista del seminario El Tabloide y anunciador de radio en la ciudad de Tuluá, fue asesinado por un grupo de hombres armados que disparó contra el vehículo que manejaba. Mayo 27 Abelardo Marín Pinzón, editor del canal regional Telepacífico fue asesinado por un grupo de desconocidos que disparó contra su automóvil cuando manejaba por la ciudad de Tuluá. Junio 15 Dos bombas estallaron en las plantas transmisoras de Radio Caracol y Radio Cadena Nacional en el marco de la cumbre Iberoamericana llevada a cabo en la ciudad de Cartagena de Indias. Los atentados fueron atribuídos a terroristas de izquierda. Junio 18 Dos emisoras, La Voz de Santa Marta y la estación Antena 2, de la cadena RCN, fueron atacados con bombas. El atentado fue del grupo guerrillero ELN y destruyó equipos de transmisión y partes de los edificios. No hubo víctimas. Agosto 9 Edgar de Jesús Correa Rodríguez, miembro de la Asociación Colombiana de Periodistas y jefe de publicidad en una empresa de transportes de Urabá, fue asesinado a disparos por un hombre y una mujer al salir de su oficina. Aparentemente, los malhechores buscaban al gerente de la firma. Agosto 9 Manuel Cepeda Vargas, de 64 años, editor del periódico Voz por los últimos 15 años y senador comunista, fue asesinado en Bogotá por un desconocido. Según un testigo, un individuo le disparó en la cabeza después de aproximar su vehículo al automóvil de Cepeda. Voz es el órgano oficial del Partido Comunista. Según la policía, el crimen habría sido perpetrado por un grupo paramilitar denominado Colombia Sin Guerrillas. Septiembre 3 Martín Eduardo Múnera, de 48 años, locutor de Radio Reloj, de la Cadena Radial Caracol, y vicepresidente del sindicato de trabajadores de Caracol, fue asesinado en Medellín. Varios afiliados al sindicato han denunciado que en los últimos meses han recibido amenazas contra sus vidas. Septiembre 8 El empresario radial, Germán Tobón Martínez, dueño y gerente de Radio Capital de Bogotá y Tolima FM Stereo, fue asesinado por desconocidos con un disparo a la cabeza, cuando presumiblemente le intentaban robar su automóvil. No hubo detenciones ni esclarecimiento del caso. Sept. 22 El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) detuvo a Jorge Alciro Tobón Olarte como presunto asesino material del director de El Espectador, Guillermo Cano, asesinado el 17 de diciembre de 1986. En este proceso se señaló como autor intelectual al jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, abatido por la policía el 2 de diciembre de 1993. Octubre 7 Un pistolero asesinó al periodista Orlando Villar Jiménez en una taberna de Bogotá. Villar había integrado el equipo de comunicaciones de la Campaña Presidencial de Ernesto Samper. Se desconocen los móviles y autores del crimen. Con excepción de los atentados de origen guerrillero, no se han logrado establecer motivos precisos en los actos de violencia y asesinatos de periodistas en este período, la gran mayoría de los cuales permanecen en la impunidad. Lo que queda claro es que los impresionantes niveles de violencia e inseguridad que padece Colombia afectan brutalmente a los periodistas. En lo referente a medidas del gobierno y del poder judicial, los principales hechos de este periodo fueron los siguientes: Junio 18 El gobierno decretó que no podrá haber programas de opinión, entrevistas políticas ni proyecciones electorales el día de elecciones. La Asociación Nacional de Medios de Comunicación protestó contra lo que consideró como "excesivos controles" a la prensa para elecciones. Mayo 31 El Tribunal de Cundinamarca rechazó tres acciones de tutela (recurso de amparo) contra el diario El Tiempo y los Telenoticieros Q.A.P. y CM! por presunto desequilibrio informativo en sus noticias políticas. El tribunal advirtió que el principio de igualdad y pluralismo informativo no puede asimilarse a una equivalencia milimétrica. Julio 9 La Corte Constitucional emitió un fallo por medio del cual la policía puede confiscar ediciones de libros e impresos que vulneren el derecho a la intimidad de las pesonas. El fallo generó viva polémica, pues puede convertirse en claro instrumento contra la libertad, por no existir una clara definición judicial de la intimidad y ésta queda a juicio de los jueces y de la policía. Sept. 10 La Corte Constitucional negó una acción de tutela presentada contra El Tiempo por Amnistía Internacional, a raíz de la publicación de un aviso publicitario del Comité Nacional de Víctimas de la Guerrilla. La Corte consideró que los medios no están obligados a rectificar el contenido de los avisos comerciales, pero los exhortó a que investiguen y verifiquen el contenido de éstos, a fin de que nO violen los derechos de una persona o no sean contrarios a la verdad. Sept. 11 El presidente Ernesto Samper Pizano suscribió la Declaración de Chapultepec, en ceremonia a la que asistieron directivos de la SIP que viajaron especialmente al acto y los directores de los principales medios de comunicación colombianos. El presidente Samper se comprometió a defender en su gobierno los principios contenidos en la Declaración, los cuales fueron ampliamente divulgados por la prensa en esos días. Sept. 30 Por vicios de forma, la Corte Constitucional dejó sin efecto las normas de la ley de orden público que imponían sanciones y prohibían la transmisión de entrevistas o comunicados de guerrilleros, narcotraficantes y demás grupos fuera de la ley. La derogatoria de esta norma había sido reclamada insistentemente por los gremios de prensa colombianos y por la SIP. En octubre se han presentado varias acciones de tutela contra la prensa de las cuales merecen destacarse las siguientes: El Tiempo fue obligado a rectificar lo afirmado por dos de sus columnistas editoriales en el sentido de que el obispo Darío Castrillón había recibido dineros del narcotráfico en 1984. Esto, a pesar de que el propio obispo había reconocido el hecho en su momento y de que el diario aportó al juzgado todos los recortes de prensa, las declaraciones entrecomilladas del religioso y las grabaciones radiales con sus declaraciones de la época. Pese a esto, el juzgado consideró que los columnistas habían incurrido en lesivos juicios de valor puesto que el prelado había asumido posiciones críticas contra el narcotráfico después del 84. Esta acción de tutela siembra el preocupante precedente de que también las columnas de opinión pueden ser objeto de estas acciones judiciales. El Telenoticiero 24 Horas perdió una acción de tutela entablada por el excomandante del Bloque de Búsqueda de Cali, por haber transmitido un video en el cual el oficial aparece en ropas interiores con una mujer vinculada al Cartel de Cali. El tribunal consideró que había sido violado el derecho a la intimidad del alto oficial, quien era el responsable de las operaciones contra dicho Cartel. Queda la pregunta si el derecho a la intimidad prima sobre el de informar de actividades que pueden lesionar la seguridad del Estado. El Telenoticiero Q.A.P. fue obligado a rectificar tras una acción de tutela entablada por el ex Contralor General, pese a que en dos oportunidades anteriores le había brindado al funcionario espacio en el noticiero para que se defendiera. Q.A.P. denunció que no se le respetó el derecho de defensa y que fue obligado a rectificar sin haber sido escuchado en juicio. En resumen, continúa la violencia contra los periodistas, pero parece ser más parte de la situación general de violencia del país, y no una acción tan dirigida como en el pasado. La impunidad sobre estos casos es lo más grave. Es preocupante la acción de los jueces -vía la tutela- contra los medios de información, pero están funcionando los medios legales de defensa.

Compartí

0