Haití

Aa
$.-

Las condiciones de trabajo para los periodistas y medios de comunicación continúan siendo deplorables, aunque de acuerdo a organizaciones internacionales, se observan algunas mejoras y esfuerzos para combatir la violencia contra los periodistas. Con la llegada a la presidencia de Michel Martelly, el 14 de mayo, luego de las turbulentas elecciones presidenciales se han registrado algunos incidentes violentos contra la prensa en los últimos meses. Entre los hechos relevantes en este período se destacan las siguientes: El 8 de abril cinco periodistas, Jacques Innocent, Guemsly Saint-Preux, Stéphane Cadet, Josias Pierre y el ex editor en jefe Eddy Jackson Alexis, fueron despedidos de la estatal Télévision Nationale d’Haïti (TNH). Los periodistas afirmaron que fueron despedidos, días después que el presidente Michel Martelly visitara la estación, por su postura política desfavorable hacia el jefe de Estado. En tanto, el director general de la cadena, Pradel Henriquez, afirmó que se trataba de una campaña de los periodistas contra el presidente. Henriquez, acusó a los periodistas Pierre and Alexis por difamación, delito por el cual la legislación haitiana contempla penas de prisión. El 21 de abril fue incendiada la estación de radio comunitaria Tèt Ansanm Karis, en Carice, al noreste de Haití. Este acto fue atribuido a partidarios del ex diputado de la plataforma INITE, Jean Berthold Bastien, derrotado en las elecciones generales del 20 de marzo. No se reportaron heridos, pero el equipo de la estación fue destruido en su totalidad. El 2 de mayo, la organización SOS Journalistes, informó que los periodistas Jean-Claude Dumény y Patrick Jeune, de la región central de Haití, pasaron a la clandestinidad por amenazas de muerte. A los periodistas se les culpa de haber difundido informes desfavorables sobre algunos candidatos que participaron en las elecciones. El 22 de mayo, los periodistas Eric Julien, Elmuller Janvier y Lesny Jean, de Gonaïves, sufrieron malos tratos de parte de agentes policiales que les impidieron realizar su trabajo durante una visita del presidente Martelly a esa ciudad. Los tres periodistas fueron empujados y golpeados por un policía. El 22 de junio, los periodistas Ernst Joseph y Wolf “Duralph” François, conductores de un programa en Radio Prévention, en Petit-Goâve, al suroeste del país, fueron encarcelados por las autoridades y acusados por difamación, desorden público y daño a la propiedad pública.

Joseph, propietario de Radio Prévention y François fueron citados al juzgado, tras una petición firmada por funcionarios, entre ellos el alcalde de la ciudad, Justal Ronald y miembros de la sociedad civil, para responder a preguntas relativas a información y opiniones difundidas durante sus emisiones. Dos grupos de simpatizantes, uno a favor de los periodistas y otro seguidor del alcalde, se enfrentaron frente al tribunal, lanzaron piedras contra las instalaciones del juzgado y varias personas resultaron heridas. Pese a que en el momento de la trifulca los dos periodistas se encontraban en su oficina, fue ordenada su detención. Ese mismo día, con motivo del lanzamiento del diario Magic Haiti, el presidente Martelly dijo que: “Yo permanezco positivo, creo que estamos ante una oportunidad y aquellos que no están conformes, al menos que se callen. Que aquellos que ya han fracasado, que han explotado la miseria y las debilidades de Haití, que se callen y le den la oportunidad a los jóvenes profesionales que vienen del extranjero o a aquellos que andan por las calles en busca de oportunidades”, en referencia a periodistas que considera sensacionalistas. El 28 de julio, agentes de seguridad al servicio del presidente Martelly arremetieron contra periodistas que cubrían la visita del mandatario a la ciudad de Jacmel, como parte de la celebración de la semana del turismo en Haití. También en julio, se conoció que algunos medios de comunicación forman parte de una lista de entidades que, parece, serán objeto de atención y vigilancia del Servicio de Inteligencia del presidente Martelly, en caso de que éste logre su proyecto de formar un nuevo ejército. El 3 de octubre, el presidente Martelly insultó y amenazó al periodista Germain Etienne, de la emisora Scoop FM, que lo interrogó sobre el proceso de constitución del Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ). Días más tarde Martelly manifestó que no tiene intención de excusarse ante la prensa. “No me gustó la forma en que fui abordado, le respondí, y asunto acabado”, declaró Martelly en respuesta a la solicitud de asociaciones de medios y de periodistas que le exigieron una disculpa pública.

Compartí

0