Nicaragua

Aa
$.-

Continúa la discriminación, iniciada desde el inicio del período presidencial del Presidente Ortega de negarle publicidad estatal a los medios independientes.

La voracidad en cuanto a la adquisición de medios de comunicación no tiene límite, actualmente el partido de gobierno cuenta con las radios Ya, Sandino, Primerísima y Nicaragua; páginas electrónicas como El 19 Digital, Nicaragua Triunfa y de canales de TV: 4, 6, 8, 13 y 91.

El secretismo y la falta de acceso a la información pública es tal que la Secretaria de Comunicación y Ciudadanía y Jefa de Campaña del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Rosario Murillo, cuando se reunió el 13 de junio con los “periodistas de los medios del Poder Ciudadano”, recibió quejas acerca del bloqueo que ellos también tienen en las instituciones del Estado.

Con orientaciones del presidente Daniel Ortega, Murillo insistió en la “obligación” de los funcionarios y servidores del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y de las alcaldías del Poder Ciudadano, de atender a los medios que promueven y defienden el proyecto y modelo gubernamental. Murillo hizo un llamado a los trabajadores de las oficinas de Relaciones Públicas de cada institución, para que sean un canal que permita alcanzar al jefe institucional “cada vez que sea necesario”. “Hasta el día de hoy, han sido medios de obstrucción informativa, con lo cual hacemos daño al gobierno, al presidente, y al proyecto presente y futuro de los y las nicaragüenses”. Por supuesto no dijo nada sobre la información a los medios de comunicación independientes.

Así mismo continúan los piquetes, dos o tres veces por semana, de parte de un supuesto sindicato apoyado por sectores ligados al partido de gobierno, al diario La Prensa, así como la obstrucción de sus puertas para evitar la circulación del rotativo.

Investigaciones periodísticas de La Prensa descubrieron que allegados y funcionarios bajo el mando directo del presidente crearon una sociedad a la cual el ente regulador de las telecomunicaciones, Telcor, diligentemente adjudicó una licencia para brindar el servicio de televisión abierta en UHF a través del canal 47. Este sería el segundo canal de televisión en frecuencia UHF que Telcor concede a personeros ligados directamente al mandatario sandinista.

En medio de Semana Santa, el secretario general de la Alcaldía de Managua y jefe de campaña del FSLN, Fidel Moreno, y la alcaldesa, Daysi Torres, no sólo acusaron a los concejales opositores Luciano García y Leonel Teller, sino que aseguraron que “por esta vez nos reservamos el derecho de acusar y demandar a los dueños de medios que se prestaron para esta campaña y a los medios mismos”, por el simple hecho de informar sobre supuestos malos manejos de fondos de la Alcaldía.

Torres indicó que “quien difame a los funcionarios de ALMA que se atenga a las consecuencias. Periodistas, tengan cuidado de no difamar y dañar la imagen de las personas que no hemos cometido delitos”.

Durante la reunión del Foro de Sao Paulo en Managua, “por órdenes de arriba”, le fue negada la acreditación a El Nuevo Diario, La Prensa, Canal 2 y Canal 12 de TV, para ofrecer cobertura a la reunión anual de los partidos de izquierda de América Latina. El vocero del evento, Silvio Esteban Rodríguez, confirmó que no tenía autorización para acreditar a ningún equipo periodístico de estos medios para dar cobertura al encuentro.

Fotógrafos de El Nuevo Diario y La Prensa fueron por agredidos por Alejandro Bolaños Davis, presidente del Partido Conservador durante una trifulca interna en la sede del partido durante una agria sesión de dicho partido.

En agosto, la corresponsal de El Nuevo Diario en Jinotega, Silvia González hizo pública su denuncia ante los organismos de derechos humanos, donde expuso las amenazas que ha recibido por parte de un simpatizante del partido de gobierno.

González denunció ante la Comisión Permanente de los Derechos Humanos, CPDH, que en reiteradas ocasiones le han llegado a su teléfono móvil, mensajes de texto donde le advierten que no continúe ejerciendo su labor periodística, que de lo contrario “le darán donde más le duele”.

Los últimos mensajes enviados fueron: “De Jos: Así te queríamos ver para que no sigás jodiendo, mejor callate de una vez”, seguido de “Si seguís jodiendo también vamos a mandar a quemar ese periodicucho donde trabajás”.

En de septiembre, González se vio obligada a renunciar al periódico y a abandonar el país, tras las continuas amenazas recibidas contra su vida desde el 30 de julio y al no tener respuestas de la Policía Nacional, a pesar de sus constantes denuncias.

González dijo que la Policía solamente levantó una lista de todos los números telefónicos, y aseguraron que la llamarían para que identificara las numeraciones. “Como nunca me llamaron me presenté en la delegación en dos ocasiones. La primera vez me dijeron que no tenían personal suficiente, y la siguiente ni siquiera me atendieron”, aseguró.

Después le enviaron dos mensajes de texto en los que la amenazaron con matarla, y en agosto le lanzaron en el patio de su hogar, una cabeza de gallina con un papel amarrado con su nombre escrito.

Dos días antes de su partida, recibió dos anónimos con recortes de revistas y periódicos donde se leía: “Te vamos a matar”.

Compartí

0