Canadá

Aa
Informe ante la 74a Asamblea General
19 a 22 de octubre de 2018
Salta, Argentina
$.-
Nada ha cambiado mucho en cuanto a la manera en que las decisiones judiciales siguen afectando la libertad de prensa en la resolución de casos específicos. Crece, asimismo, la preocupación en torno del drástico deterioro de la prensa impresa.

Diferentes asociaciones de periodistas han condenado las tácticas de intimidación de grupos ideológicos interesados en colocar una mordaza a la prensa en Quebec.

El primer ministro Justin Trudeau y el premier de Quebec, Philippe Couillard, denunciaron las acciones intimidatorias contra los periodistas de "Vice Quebec" después de que miembros del grupo antiinmigración "Atalante" entraron enmascarados y sin previo aviso a las oficinas de "Vice". El hecho se produjo como reacción a un artículo publicado por Simon Coutu acerca del crecimiento de los grupos de extrema derecha en Montreal. Desde entonces han ocurrido muchos intentos serios de erosionar la protección de las fuentes. La Real Policía Montada de Canadá (RCMP por sus siglas en inglés) entregó al periodista Ben Makuch, de VICE News, una orden para que entregara todas las comunicaciones entre él y un presunto miembro del Estado Islámico acusado en ausencia de actividades relacionadas con el terrorismo.

Ello dio lugar a varios documentos legales y alegatos que llegaron al Tribunal de Apelaciones de Ontario. El Centro para la Libre Expresión, así como la organización de Periodistas Canadienses por la Libre Expresión, expresaron su preocupación luego del intento del Gobierno Provincial de Ontario para influir en procesos libres e internos de toma de decisiones de las instituciones académicas en materia de libertad de expresión a través de la intimidación y la restricción financiera. El gobierno provincial presentó un plan que puede afectar los procesos de toma de decisiones en universidades y colleges. De no adoptarse el plan del Gobierno de Ontario, se pondría en grave peligro el acceso a fondos, que son vitales para la infraestructura de esas instituciones.

La prensa impresa se halla en peligro. Postmedia anunció su decisión de cerrar seis de sus periódicos comunitarios y la reducción simultánea de muchas de sus operaciones municipales: Camrose Canadian y Strathmore Standard, en la 2 Provincia de Alberta; y Kapuskasing Northern Times, Ingersoll Times, Norwich Gazette y Petrolia Topic, en Ontario.

Una prueba más del rápido deterioro de lo que solía ser una operación masiva de Postmedia es la reducción del High River Times, en Alberta, y la desaparición de The Graphic en Portage La Prairie, en Manitoba; del Northern News, en Kirkland Lake, y del Pembroke Daily Observer, en Ontario.

Postmedia y Torstar Corporation son los grupos de medios de comunicación más grandes del país. En noviembre de 2017, los dos gigantes intercambiaron 41 publicaciones y cerraron 36 periódicos en áreas donde se encontraban compitiendo abiertamente por ganar lectores. Como resultado de este movimiento, se eliminaron 291 puestos de trabajo, por lo cual la Oficina de la Competencia de Canadá decidió investigar a las dos cadenas de diarios. No se ha presentado hasta la fecha ningún cargo que confirme posibles acusaciones de que los dos gigantes conspiraron en la transacción que provocó los recortes masivos de empleos. En ju

En junio, Rogers Media anunció 75 despidos luego de recortar un tercio de su equipo de contenido y publicación digital. Los periodistas también perdieron sus trabajos en MacLean, Chatelaine y otras publicaciones en línea. Lo que preocupa es que la disminución en los medios impresos no ha ido aparejada de un aumento significativo en el crecimiento de los medios digitales.

La ansiedad que prevaleció durante este muy cargado 2018 ha sido cómo financiar el periodismo. La sensación es que aquí ha ocurrido una interrupción creativa que debería haber significado oportunidades para el periodismo independiente y las publicaciones de información a pedido, pero de alguna manera estos resultados no han sido tan inmediatos y gratificantes como se esperaba. Se han modificado los modelos tradicionales de ingresos de la prensa impresa, pero ni los nuevos modelos de reportería ni el medio digital han generado una alternativa financiera viable.

Compartí

0